Autoerotismo

El autoerotismo es la práctica de auto-estimularse sexualmente. El término fue popularizado a finales del siglo XIX por el británico Havelock Ellis, quien definió el autoerotismo como "el fenómeno de espontánea emoción sexual generado en ausencia de un estímulo externo procediendo, directa o indirectamente, de otra persona." La más común práctica autoerótica es la masturbación, y los dos términos son muchas veces usados como sinónimos.

El uso popular de consoladores (dildos), vibradores, máquinas Sybian, y otros juguetes sexuales se refieren al mismo término. La autofelación, el acto de practicar sobre uno mismo sexo oral, lo lleva a cabo menos del 1% de la población masculina. El autocunnilingus es el acto equivalente con la vulva femenina, y al igual que el autocoitus, es aún más minoritario. Las conductas autoeróticas están consideradas muchas veces dentro del normal desarrollo sexual humano. Por autoerotismo se entiende generalmente la búsqueda en la propia persona de sensaciones o emociones claramente sexuales o que pueden reducirse a un significado sexual. En sentido más específico, es la provocación mecánica de excitaciones sexuales que realiza el individuo solo, de manera consciente y más o menos deliberada, ordinariamente en un contexto de fantasías y deseos eróticos.

También se usa el término «masturbación» para subrayar el aspecto material de la actuación sexual autoerótica, llevada a cabo generalmente con maniobras manuales.

Un buen número de prácticas autoeróticas están consideradas prácticas de riesgo,[1]​ incluyendo la autoasfixia y el auto-bondage.

Other Languages
български: Автоеротизъм
brezhoneg: Emrevelezh
čeština: Autoerotismus
English: Autoeroticism
فارسی: خودتحریکی
hrvatski: Autoseksualnost
Nederlands: Autoseksualiteit
polski: Autoerotyzm
Simple English: Autosexuality
српски / srpski: Аутоеротизам
svenska: Autoerotik