Autódromo Oscar y Juan Gálvez

Autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez
Autódromo Oscar y Juan Gálvez Detalles.svg
Localización Buenos Aires, Argentina
Eventos Turismo Carretera
Súper TC 2000
Top Race
track Day Argentina
Campeonato Mundial de Motociclismo
Fórmula 1
Longitud km 4,259
Longitud Mi 2,647
Curvas 15

El Autódromo Oscar y Juan Gálvez es un autódromo ubicado en el barrio de Villa Riachuelo de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fue inaugurado en 1952 durante la presidencia de Juan Domingo Perón, gracias a la iniciativa de varios corredores argentinos entre los que se encontraba Juan Manuel Fangio. Debe su nombre a los denominados Hermanos Gálvez, ídolos de las décadas del '40, '50 y '60 del Turismo Carretera, quienes dominaran gran parte de la década del '50, cosechando 14 títulos que fueron repartidos entre 5 para Oscar Alfredo Gálvez (el mayor) y 9 para Juan Gálvez (el menor).

Debido a su infraestructura es conocida como la Catedral del Automovilismo Argentino, fue sede en veinte oportunidades del Gran Premio de Argentina de Fórmula 1, así como del Gran Premio de Argentina de Motociclismo, del cual se disputó 10 veces. Otra carrera memorable que se llevó a cabo en 9 ediciones fueron los 1000 km de Buenos Aires, que se disputaron entre 1954 y 1972.

El escenario recibe frecuentemente a las principales categorías argentinas de automovilismo de velocidad, tales como el Turismo Carretera, TC 2000, Top Race y Turismo Nacional, demás de competencias de motociclismo y zonales como la más importante la Fórmula 07. También es utilizado como pista de 1/4 de milla, separado en dos pistas con categorías.

El circuito no siempre fue conocido por su nombre actual, ya que en su año inauguración fue bautizado como Autódromo 17 de Octubre, como homenaje a la fecha del Día de la Lealtad Peronista. Tras la llegada del golpe de estado del Proceso de Reorganización Nacional, el autódromo fue rebautizado con el nombre de Autódromo General San Martín, en homenaje al prócer máximo de la Argentina. Esta denominación se mantuvo hasta el año 1983, cuando con el retorno de la democracia se decidió renombrarlo como Autódromo Municipal de Buenos Aires.

Debido al fallecimiento del ex-campeón de Turismo Carretera, Oscar Alfredo Gálvez, el 16 de diciembre de 1989, el autódromo fue bautizado con su nombre en homenaje por su fallecimiento. Al nombre impuesto en 1989, finalmente se le adosaría sobre finales de 2005 el del hermano del homenajeado, el también ex-campeón de TC Juan Gálvez, máximo monarca de la especialidad, dándole el nombre definitivo con el cual hoy es conocido el circuito.[1]

Historia

Vista del Autódromo Juan y Oscar Gálvez, Buenos Aires.

El autódromo fue construido por iniciativa de varios corredores argentinos, entre los que se encontraba el ganador del Campeonato Mundial de Fórmula 1 de 1951, Juan Manuel Fangio. Ante el desarrollo del automovilismo argentino, el gobierno del Presidente Juan Domingo Perón decidió construir el autódromo en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, en un predio de más de 200 ha, en el barrio de Villa Riachuelo. El autódromo fue inaugurado por el intendente Jorge Sabaté[2] el 9 de marzo de 1952, bajo el nombre de Autódromo 17 de Octubre, en honor a la " jornada histórica" de apoyo al entonces Coronel Perón.

Para la inauguración fueron organizadas tres pruebas, pero la más importante fue la realización de la Copa Perón en la modalidad Fórmula Libre, ganada por Juan Manuel Fangio. Fangio tardó 1:17.19.230 h para cubrir las 30 vueltas del circuito 4 del autódromo, al mando de una Ferrari 166FL. En segundo lugar llegó Froilán González con su Ferrari 166C y tercero el brasileño Francisco Landi en su Ferrari 125C.

En 1953 se corrió allí el primer Gran Premio de Argentina, la primera competencia fuera de Europa, ganado en esa ocasión por el piloto italiano Alberto Ascari, que corría para la escudería Scuderia Ferrari. El corredor argentino Juan Manuel Fangio tuvo que abandonar en la vuelta 36 cuando falló la transmisión de su Maserati. Durante esa carrera ocurrió un accidente que se cobró la vida de 9 personas.

Los primeros años

Por iniciativa conjunta entre el Automóvil Club Argentino y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, el 9 de marzo de 1952, se inauguró el Autódromo “17 de Octubre”, siendo portada de las principales revistas deportivas.

El presidente de entonces, Juan Domingo Perón, decidió que un Campeón del mundo de Fórmula Uno, como Juan Manuel Fangio debía correr, precisamente en su país, como habitualmente lo hacía en los circuitos de Europa y no por los tradicionales trazados callejeros de Palermo, Retiro o Mar del Plata, donde se desarrollaban las famosas temporadas de aquella época. Se modificaron algunos sectores de la pista como la S de Ciervo y dos chicanas, convirtiéndose definitivamente, en uno de los más seguros del mundo. Concebido a lo grande, con la mejor infraestructura de la época, el Autódromo fue una de las obras más importantes de la arquitectura deportiva moderna. En el diseño original, el Autódromo presentaba diez circuitos alternativos.

Más allá de los resultados, el objetivo era mejorar y ubicarse dentro de los mejores del mundo, misión ampliamente cumplida, considerando la envergadura de la obra que permaneció sin cambios por más de 15 años (no así su nombre que fue modificado por el de “Autódromo Municipal” tras isntalatrse en el poder la dictadura autodenominada Revolución Libertadora y desde 1989, fue bautizado definitivamente, “Oscar Alfredo Gálvez” quien fuera en cinco oportunidades campeón de Turismo Carretera (TC) y el primer volante argentino en vencer a corredores europeos.

A pesar que durante estos últimos 51 años, el automovilismo y el motociclismo deportivo crecieron a pasos agigantados, no ocurrió lo mismo con el aspecto edilicio y de seguridad, que obviamente sufrieron menores variantes.

Los últimos años

El Autódromo entró durante la década de 1990 dentro del proyecto de reestructuración del Estado, fue privatizado y vivió su época de esplendor. La empresa D'Port Motor 3er Mileno S.A., conformada por dirigentes del automovilismo local y empresarios del motociclismo, se hizo cargo de la concesión y volvieron las carreras internacionales con espectáculos de Fórmula 3000, el Continental Circus y durante cuatro años entre 1995 y 1998 la Fórmula Uno. Se destaca en el período 1993-2003 la gestión de los señores Martin Salaverry y Omar Spataro, empresarios y dirigentes del automovilismo deportivo Argentino.

Firmó un contrato en 1994 con la empresa Gran Premio de la República Argentina S.A., la cual transfirió su conocimiento al gerenciador ACBA S.A (Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires S.A) para la realización de los grandes premios de fórmula 1, y así se organizaron los Grandes Premios de la República Argentina desde 1995 hasta 1998. Fueron necesarias grandes inversiones de infraestructura: boxes, sala de prensa, torre de control, 3 bandejas de talud, tribuna horquilla, edificios corporativos y repavimentación completa de los circuitos. El Autódromo de Buenos Aires se convirtió en uno de los más grandes de Sudamérica, habiendo recibido en el mes de diciembre de 2004 la categorización clase A, según normas de la C.D.A. del A.C.A.

En Abril de 2003 se produce el fallecimiento del titular de D'Port Motor 3er Milenio S.A. y la concesión pasa por un momento de transición hasta abril de 2005 cuando se inicia una nueva gestión, a cargo de ACBA S.A con un programa de mejoras e inversiones que no fue tal, producto de una mala administración y absoluto desconocimiento del deporte motor. La concesión estuvo vigente hasta abril de 2015. Esta empresa privada se ocupó desde entonces en explotar un bien del Estado y por ende de todos los argentinos y cobrar a los distintos clubes de automovilismo que intentan utilizar las instalaciones en la actividad para la que fue creado. Les cobraban sumas siderales que impiden el desarrollo del automovilismo en este lugar.

Hace unos años se ha convertido en un negocio inmobiliario alquilando todo el lugar para cocheras de concesionarias de autos y perdiendo el interés en la actividad automovilística para lo que fue creado. En 2015 se presentó un proyecto en el encuentro de la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura, el macrismo su propuesta para demoler el autódromo Oscar Alfredo Gálvez del barrio de Villa Riachuelo y allí construir una planta de tratamiento de residuos.[4] También es el escenario del mayor evento de autos multimarca de america llamado SRS (streeT racing shell) que reúne más de 12mil personas por fecha y alrededor de 4mil autos

Finalmente en Septiembre de 2016 un grupo de fervorosos automovilistas reunidos bajo la tutela de la Asociación Argentina de Volantes, presidida por Juan María Traverso, comienza a encarar en conjunto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires un proyecto de "Puesta en Valor" del coloso porteño.

Other Languages