Australia blanca

Australia blanca (o política blanca australiana) fue el nombre dado a la política oficial de los gobiernos y los principales partidos políticos en Australia basada en la exclusión de la migración de personas «no blancas» hacia la isla-continente y estipulada en el Acta de Restricciones de Inmigración de 1901.[1] Varios aspectos oficiales de esta política fueron efectivos desde la década de 1880 hasta la de 1950, y algunos aspectos todavía permanecían en la ley australiana en los años 70. Aunque la expresión «Política de la Australia Blanca» nunca tuvo un uso oficial, fue común en el debate público durante este periodo.

Orígenes de esta política

El origen de esta política de exclusión racial se remonta a los años de 1850, cuando un apreciable número de chinos inmigró a Australia durante la llamada « Fiebre del oro». La población anglosajona resintió la presencia china porque recortaba los precios de la mano de obra, y además porque sentía disgusto por las prácticas culturales de los chinos, lo cual condujo a protestas y desórdenes públicos debidos a problemas raciales. Como respuesta, las nuevas colonias introdujeron restricciones a la inmigración de origen asiático. En 1888, la inmigración asiática fue excluida de todas las colonias australianas; sin embargo aquellos asiáticos que ya estaban en Australia no fueron deportados. El Primer Ministro Edmund Barton declaró que la doctrina de la igualdad del hombre no se pensó para ser aplicada entre ingleses y chinos.

Otra causa de esta política fue la oposición a la utilización de fuerza laboral de Melanesia (conocidos despectivamente como « canacos») en las plantaciones de azúcar de Queensland. La justificación dada para la importación de canacos a Queensland estaba basada en la teoría, que especialistas médicos de esa época sostenían, de que los hombres europeos estaban fisiológicamente incapacitados para trabajar en el clima ardiente de los trópicos. Muchos canacos fueron traídos a Australia mediante un sistema de encomienda (una clase de esclavitud), para trabajar por periodos fijos a bajos salarios. Es probable que la disponibilidad de una fuerza de trabajo dócil y de bajo costo fuera la principal razón para la importación de los canacos. Existe también evidencia de que los canacos fueron trasladados a la fuerza desde sus lugares de origen mediante engaños y secuestro.

El deseo de eliminar esta práctica de tráfico humano y de prevenir la importación posterior de mano de obra no europea, fue uno de los principales motivos del movimiento federalista de los años de 1890. Cerca de 7.000 isleños fueron deportados como consecuencia. Más adelante, el gobierno y los sindicatos de trabajadores lograron asegurar que solamente se permitiera la mano de obra blanca en los campos. La principal motivación de esta política fue la de mantener la pureza racial de Australia. «Estoy preparado para hacer todo lo que sea necesario para asegurar que Australia esté por siempre libre de la contaminación y la influencia degradante de las razas inferiores.» (Commonwealth Parliamentary Debates, 12 de septiembre de 1901, p. 4.845).

Los sindicatos de trabajadores y su partido político, el Partido Laborista Australiano, fueron los promotores de la Australia Blanca. Chris Watson, el líder del PL declaró: «La objeción que yo tengo hacia la mezcla de gente de color con las personas blancas de Australia —aunque debo admitir matizada en gran parte con consideraciones de una naturaleza industrial— yace en la posibilidad y probabilidad de contaminación racial.» Era ampliamente aceptado que la pureza racial era esencial para la estabilidad política. «La unidad de Australia no es nada, si no implica unidad racial. Una raza unida no solo significa que sus miembros se puedan entremezclar, casar y asociar entre ellos sin autodegradarse, sino que implica una raza inspirada por las mismas ideas...» (Alfred Deakin, Commonwealth Parliamentary Debates, 12 de septiembre de 1901, p. 4.807).

Other Languages