Aurora polar

Video realizado por la tripulación de la Estación Espacial Internacional que muestra la aurora polar, la cual es causada por partículas con alta energía en el ambiente espacial.
Aurora boreal en Alaska.
Aurora austral en Nueva Zelanda.

Aurora polar (o aurora polaris) es un fenómeno en forma de brillo o luminiscencia que se presenta en el cielo nocturno, generalmente en zonas polares, aunque puede aparecer en otras zonas del mundo durante breves períodos. En el hemisferio sur es conocida como aurora austral, y en el hemisferio norte como aurora boreal, cuyo nombre proviene de Aurora, la diosa romana del amanecer, y de la palabra griega Bóreas, que significa norte.

Los mejores momentos para observarla son entre septiembre y marzo en el hemisferio norte (aurora boreal), y entre marzo y septiembre en el hemisferio sur (aurora austral).

Origen

Una aurora se produce cuando una eyección de partículas solares cargadas choca con la magnetósfera de la Tierra. Esta "esfera" que nos rodea obedece al campo magnético generado por el núcleo de la Tierra, formada por líneas invisibles que parten de los dos polos, como un imán. Además existen fenómenos muy energéticos, como las fulguraciones o las eyecciones de masa coronal que incrementan la intensidad del viento solar. Cuando dicha masa solar choca con nuestra esfera protectora, estas radiaciones solares, también conocidas con el nombre de viento solar, se desplazan a lo largo de dicha esfera. En el hemisferio que se encuentra en la etapa nocturna de la Tierra en los polos, donde están las otras líneas de campo magnético, se va almacenando dicha energía hasta que no se puede almacenar más, y esta energía almacenada se dispara en forma de radiaciones electromagnéticas sobre la ionosfera terrestre, creadora, principalmente, de dichos efectos visuales.

Magnetósfera de la Tierra desviando las partículas solares cargadas (líneas amarillas) hacia lo polos, donde forman las auroras.
Imagen de una aurora austral en torno a la Antártida fotografiada desde un satélite de la Nasa.
Aurora austral fotografiada desde la base norteamericana Amundsen-Scott, durante el invierno polar (la aurora duró casi seis meses).

El Sol, situado a 150 millones de km de la Tierra, está emitiendo continuamente partículas que constituye un flujo de partículas denominado viento solar. La superficie del Sol o fotosfera se encuentra a unos 6000 °C; sin embargo, cuando se asciende en la atmósfera del Sol hacia capas superiores la temperatura aumenta en vez de disminuir. La temperatura de la corona solar, la zona más externa que se puede apreciar a simple vista solo durante los eclipses totales de Sol, alcanza temperaturas de hasta 3 millones de grados. Al ser mayor la presión en la superficie del Sol que la del espacio que le rodea, las partículas cargadas que se encuentran en la atmósfera del Sol tienden a escapar y son aceleradas y canalizadas por el campo magnético del Sol, alcanzando la órbita de otros cuerpos de gran tamaño como la Tierra. Además existen fenómenos muy energéticos, como las fulguraciones o las eyecciones de masa coronal que incrementan la intensidad del viento solar.

Las partículas del viento solar viajan a velocidades en un rango aproximado de 490 a 1000 km/s, de modo que recorren la distancia entre el Sol y la Tierra en aproximadamente dos días. En las proximidades de la Tierra, el viento solar es deflectado por el campo magnético de la Tierra o magnetósfera. Las partículas fluyen en la magnetósfera de la misma forma que lo hace un río alrededor de una piedra o de un pilar de un puente. El viento solar también empuja a la magnetósfera y la deforma de modo que, en lugar de un haz uniforme de líneas de campo magnético como las que mostraría un imán imaginario colocado en dirección norte-sur en el interior de la Tierra, lo que se tiene es una estructura alargada con forma de cometa con una larga cola en la dirección opuesta al Sol. Las partículas cargadas tienen la propiedad de quedar atrapadas y viajar a lo largo de las líneas de campo magnético, de modo que seguirán la trayectoria que le marquen estas. Las partículas atrapadas en la magnetósfera colisionan con los átomos y moléculas de la atmósfera de la Tierra que se encuentran en su nivel más bajo de energía, en el denominado nivel fundamental. El aporte de energía proporcionado a estas provoca estados de alta energía también denominados de excitación. En poco tiempo, del orden de las millonésimas de segundo, o incluso menos, los átomos y moléculas vuelven al nivel fundamental perdiendo esa energía en una longitud de onda en el espectro visible al ser humano, lo que vulgarmente viene a ser la luz en sus diferentes colores. Las auroras se mantienen por encima de los 95 km respecto a la superficie terrestre porque a esa altitud la atmósfera ya es suficientemente densa como para que los choques con las partículas cargadas ocurran con tanta frecuencia que los átomos y moléculas estén prácticamente en reposo. Por otro lado, las auroras no pueden estar más arriba de los 500-1000 km porque a esa altura la atmósfera es demasiado tenue –poco densa– como para que las pocas colisiones que ocurren tengan un efecto significativo en su aspecto lumínico.

Other Languages
العربية: شفق قطبي
azərbaycanca: Qütb parıltısı
башҡортса: Һаҙағай
беларуская: Палярнае ззянне
беларуская (тарашкевіца)‎: Канцавоснае зьзяньне
български: Северно сияние
বাংলা: আরোরা
brezhoneg: Tarzh-gouloù
català: Aurora polar
کوردیی ناوەندی: ئۆڕۆڕا
čeština: Polární záře
Чӑвашла: Хăвал
dansk: Polarlys
Deutsch: Polarlicht
Ελληνικά: Σέλας
English: Aurora
Esperanto: Norda brilo
eesti: Virmalised
euskara: Aurora polar
فارسی: شفق قطبی
suomi: Revontulet
føroyskt: Pólalýsi
français: Aurore polaire
Frysk: Poalljocht
Gàidhlig: Fir Chlis
galego: Aurora polar
magyar: Sarki fény
Հայերեն: Բևեռափայլ
interlingua: Aurora boreal
Bahasa Indonesia: Aurora
Ido: Auroro
íslenska: Segulljós
italiano: Aurora polare
日本語: オーロラ
Basa Jawa: Northern Lights
ಕನ್ನಡ: ಆರೋರಾ
한국어: 오로라
Lëtzebuergesch: Polarliicht
latviešu: Polārblāzma
македонски: Поларна светлина
Bahasa Melayu: Aurora (ilmu falak)
Nederlands: Poollicht
norsk nynorsk: Polarlys
norsk bokmål: Aurora polaris
português: Aurora polar
română: Auroră polară
саха тыла: Дьүкээбил уота
sicilianu: Aurora buriali
srpskohrvatski / српскохрватски: Polarna svjetlost
Simple English: Aurora
slovenčina: Polárna žiara
slovenščina: Polarni sij
српски / srpski: Поларна светлост
Seeltersk: Noudlucht
svenska: Polarsken
தமிழ்: துருவ ஒளி
татарча/tatarça: Котып балкышы
українська: Полярне сяйво
oʻzbekcha/ўзбекча: Qutb yogʻdusi
Tiếng Việt: Cực quang
中文: 极光
Bân-lâm-gú: Ke̍k-kng
粵語: 極光