Aulo Hircio

Aulo Hircio (también escrito Hirtio; en latín, Aulus Hirtius A. F.) ( 9043 a. C.) fue un político y militar romano, amigo personal de Julio César.[1]

Leal Cesariano

Hircio era miembro de una familia plebeya originaría probablemente de Ferentinum en el territorio de los hérnicos.[2]

En el 58 a. C. fue Legado de Julio César en su campaña de las Galias, pero fue más frecuentemente empleado como negociador que como un soldado. En 50 a. C. fue enviado a Roma con una carta para Lucio Balbo y su llegada en medio de la noche causó gran alarma, sobre todo en Gneo Pompeyo.[3]

Hirtio regresó a la Galia hasta el estallido de la guerra civil en el 49 a. C., y se encontraba en Roma cuando Pompeyo huyó de Italia, momento en el que el joven Quinto Cicerón obtuvo una audiencia con César[7]

En el 47 a. C., después de finalizar la guerra de Alejandría, Hirtio se reunió con César en Antioquía, e intercedió por Quinto Cicerón padre.[10]

Hirtio mantuvo correspondencia con César durante la guerra de África.[13]

El 44 a. C. se le encargó el gobierno de la Galia Belga, pero envió un legado,[15]

Other Languages
беларуская: Аўл Гірцый
български: Аул Хирций
català: Aule Hirti
Deutsch: Aulus Hirtius
English: Aulus Hirtius
français: Aulus Hirtius
italiano: Aulo Irzio
Nederlands: Aulus Hirtius
norsk bokmål: Aulus Hirtius
português: Aulo Hírcio
русский: Авл Гирций
srpskohrvatski / српскохрватски: Aulo Hircije
svenska: Aulus Hirtius
Türkçe: Aulus Hirtius
українська: Авл Гірцій