Augustinermuseum

Augustinermuseum visto desde lado oeste del edificio (2010).

El Augustinermuseum (Museo Agustiniano) se encuentra ubicado en la ciudad alemana de Friburgo de Brisgovia (Freiburg im Breisgau) en medio de la parte antigua de la ciudad (47°59′38″N 7°51′09″E / 47.99389, 47°59′38″N 7°51′09″E / 7.85250). Se trata de uno de los museos más grandes del sur de Baden-Wurtemberg, el Augustinermuseum fue en su época un monasterio de eremitas agustinianos.

La remodelación del monasterio ha sido planeado en el 1901 y la construcción empezó en el 1909, pero la Primera Guerra Mundial interrumpió el proyecto en el 1915. Cuatro años después Karl Gruber siguió con la construcción que abrió sus puertas para los visitantes en el 1923. La administración municipal no tenía muchas facilidades económicas después de la guerra por eso el museo estaba limitado y muy provisorio hasta la subsanación general que terminó en el 2010. En cuanto al espacio y la conversación muchos objetos de expuesto no pueden ser mostrados aunque la primera fase de construcción ha terminado en marzo de 2010. Así la colección gráfica con más de 70.000 piezas y la sección de folclore no se pueden exponer. Ese estado va a seguir hasta la terminación de la tercera parte de la construcción que terminará en 2017. En junio de 2010 la sala de exposiciones abrió con una exposición doble del Museo de Arte Moderno en Friburgo con obras de Katharina Grosse y su hija Barbara. La British Guild of Travel Writers declaró el Augustinermuseum una de las mejores nuevas atracciones turísticas en el mundo en diciembre de 2010.[1]

Patrimonio

El Augustinermuseum (Museo Agustiniano) fue en su época un monasterio de eremitas agustinianos. Hoy es un museo moderno tranformado por el arquitecto Christoph Mäckler.[2] Después de la subsanación que duró varios años, el Augustinermuseum abrió sus puertas el 23 de marzo de 2010 para el público. También es el museo de la archidiócesis de Friburgo.

Entre las propiedades del museo se encuentra abundante material de papel: documentos, mapas, ilustraciones, etc. de la ciudad. Además el museo cuenta con numerosas esculturas de los monasterios de Friburgo, tapices, joyería, pinturas originales y tallas de madera. También contiene dependencias en el propio edificio que representan la forma de vivir de los habitantes de los siglo XVIII, remarcado la exposición en las figuras de porcelana, las estufas artísticas y samovares para calentar habitaciones y los numerosos relojes mecánicos adornando paredes y muebles de la época.

La escasa área de exposición no permite exponer completamente los fondos del museo, compuesta casi de 70.000 hojas de material gráfico y así como los materiales del departamento de Mundo antiguo y etnología, el material de artesanía antigua no está muy completo. Comparable y muy relacionada con el significado del arte y la cultura de la zona desde la Edad Media hasta el siglo XX es la colección del Museo de Unterlinden en Colmar y los colecciones de Basilea.

Existen otras dependencias apartadas (no en el mismo edificio) del museo, tales como: el Museo de la historia de la ciudad (Museum für Stadtgeschichte) en el Wentzingerhaus.

Other Languages