Auguste Rodin

Auguste Rodin
200
Información personal
Nombre de nacimiento François-Auguste-René Rodin
Nacimiento 12 de noviembre de 1840
Grandes armes de la ville de Paris.svg París
Flag of Île-de-France.svg Île-de-France
Flag of France.svg  Francia
Fallecimiento 17 de noviembre de 1917
Meudon, Francia
Lugar de sepultura Museo Rodin ( Meudon)[1]
Nacionalidad Francés
Familia
Cónyuge
Pareja
Educación
Alma máter
Alumno de
Información profesional
Área Escultor, grabador, pintor y dibujante
Estudiantes Antoine Bourdelle, Constantin Brâncuși, Camille Claudel y Charles Despiau Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables La puerta del Infierno
La edad de bronce
Los burgueses de Calais
Distinciones
Firma Auguste Rodin signature.jpg
[ editar datos en Wikidata]

François-Auguste-René Rodin ( París, Isla de Francia, Francia; 12 de noviembre de 1840- Meudon, Isla de Francia, Francia; 17 de noviembre de 1917),[5]

Cuando Rodin incursionó en el ambiente artístico parisino de mitad del siglo XIX, la escultura en los textos académicos se definía como «una imitación selectiva y palpable de la naturaleza».[7]

Biografía

Los años de formación (1840-1880)

Auguste Rodin nació en París el 12 de noviembre de 1840 en una familia modesta, en una casa de la calle de l'Arbalète en el V distrito de la capital parisina.[8]

Su padre, Jean-Baptiste, era de origen normando; se instaló en París desde 1830 y trabajaba como mandadero en la Prefectura de Policía. Su madre, Marie Cheffer, era de la Lorena. Del primer matrimonio de su padre con Gabrielle Cateneau, tuvo una media hermana llamada Clothilde que parece haber sido alejada de la familia después del segundo matrimonio de Jean-Baptiste. Auguste también tuvo una hermana mayor llamada Marie.[9]

En 1848 Rodin entro en la escuela de los Frères de la doctrine chrétienne de Nancy y en 1850 comenzó a dibujar tras abandonar dicha escuela.

De 1851 a 1854 asistió a la escuela en Beauvais.[12]

En 1855, tras ganar una medalla de bronce en su clase de dibujo, empezó a modelar en arcilla y por ese entonces dedicó tiempo a practicar sus habilidades en el Museo del Louvre[11]

En 1860 realizó la primera escultura que se conserva del autor, el Busto de Jean-Baptiste Rodin, su padre. De estilo neoclásico, la obra nunca se expuso en vida del artista.[13]​ En 1862 falleció su hermana Marie a los 26 años y para superar esta pérdida, el escultor ingresó en ese año a la Congregación del Santísimo Sacramento, en donde recibió el apelativo de Hermano Agustín.

Conoció a Jean-Bauptiste Carpeaux en 1863,[13]​ Fue hasta 1875 cuando la versión en mármol tallada por Léon Fourquet se aceptó. Este sería el primer trabajo de Rodin reconocido por la Academia.

Para mantenerse, el joven Rodin realizaba trabajos de arte decorativo; colaboró con el escultor Ernest-Albert Carrier-Belleuse, quien a la usanza de un taller gremial, firmó algunas de sus obras. A la edad de 24 años conoció a Rose Beuret, quien se convertiría en la compañera de su vida y modelo para algunos de sus más insignes retratos como Mignon. De esta relación nació su hijo.

Rechazado del ejército por miopía, el artista no pudo participar en la Guerra Franco-prusiana que estalló en 1870, y se reunió con Carrier-Belleuse en Bruselas; los dos artistas colaboraron en la edificación de algunas obras como las realizadas para la Bolsa de Comercio de la ciudad, hasta que en 1873 su relación se tensó. Carrier-Belleuse regresó a la capital francesa mientras que Rodin se asoció con el escultor Antoine-Joseph Van Rasbourgh y produciría algunas obras como los bustos Suzon y Dosia, además de algunos retratos como Doctor Thiriar y De Vigne.[12]

De esta etapa surgieron también Alegorías de las Artes y las Ciencias para el Palacio de la Academia, dos Alegorías de las Provincias para el Palacio Real, Cabeza de Beethoven para el Patio del Conservatorio Real de Música y tres figuras del Monumento al burgomaestre J.F. Loos.

En 1874, en contra del Salón, un grupo de artistas rebeldes expusieron en el estudio parisino de Gaspard-Felix Tournachon, conocido como Nadar, en el número 32 del Bulevar de los Capuchinos. Entre ellos se encontraban Monet, Pissarro, Renoir, Degas y Cezanne. Estos formarían la Sociedad Anónima de Pintores, Escultores y Grabadores. Mientras tanto, Rodin seguía en Bruselas y en junio de 1875 comenzó a trabajar con un soldado belga, Auguste Nyet, quien sería el modelo de la obra La Edad de Bronce.[14]

Para su formación y crecimiento artístico, resultó fundamental el viaje que emprendió a Italia. Ahí tuvo la oportunidad de conocer a los grandes maestros renacentistas, en particular la obra de Donatello[11]

En una carta dirigida a Rose desde Italia, Rodin escribió:

[...] no se puede juzgar a algo a primera vista, pero no te sorprenderá que te diga que he estado estudiando a Michelangelo desde mi primera hora en Florencia y creo que el gran mago me está revelando algunos de sus secretos.[16]

Una vez de regreso en Bruselas terminó el yeso de La edad de Bronce que exhibió en 1877 en el Círculo Artístico y Literario. Lo presentó en abril en el Salón de los artistas franceses donde su perfección dividió a la crítica. Como afirmaría Rilke:

La Edad de Bronce probó su dominio ilimitado sobre el cuerpo. […] El ojo más severo no podía descubrir en esta estatua ningún espacio que fuera menos viviente, menos preciso o menos claro que los otros.

Un periodista de L'Étoile Belge, con relación a la escultura, escribió: Está prendada de una cualidad tan rara como preciosa: la vida. Tal vitalidad hizo pensar a la crítica que se habían ensamblado los moldes tomados directamente del cuerpo del modelo y no de una arcilla hecha por el artista, como se debe hacer en el método del vaciado en bronce. Esta opinión levantó rumores de los que Rodin tuvo que defenderse; tal acusación era deshonrosa para cualquier escultor y Rodin, quien contaba con la ayuda de amistades influyentes, como el pintor y escultor impresionista Edgar Degas, logró salir de la disputa no solo victorioso, sino con una fama que le puso inmediatamente entre los artistas más importantes de París.[17]​ Vale decir que había dedicado gran parte de su juventud a acumular conocimientos sobre anatomía humana que en más de una oportunidad le valieron la envidia y el descontento de los escultores reconocidos por la Academia de Bellas Artes de París.

La Edad de Bronce sería decisiva para su futuro como artista.[12]

El viejo que conoció a Delacroix siendo joven vivió mucho y lo suficiente para conversar con Matisse, Maillol y Brancusi, y además, en un encuentro sorpresivo como algunas de sus yuxtaposiciones escultóricas, fue fotografiado por Diego Rivera, comentó al respecto John L. Tancock, uno de sus estudiosos.[18]

La madurez artística (1880-1900)

Retrato del artista Auguste Rodin por el fotógrafo Edward Steichen

La controversia alrededor de la obra La Edad de Bronce suscitó un gran interés hacia Rodin. Parecía sorprendente que alguien que nunca estudió en la Academia pudiera esculpir formas tan perfectas. En mayo de 1880 el estado compró la estatua y a partir de entonces fueron varios los encargos que Rodin recibió. El 16 de agosto del mismo año, Edmund Turquet, subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes, comisionó una puerta decorativa que representara a la Divina Comedia de Dante para el futuro Museo de Artes Decorativas; dispusieron un taller en el que pudiera trabajar en este proyecto, el Dépôt de Marbres en Rue de l’Université.[19]

Bautizada como La puerta del Infierno, la obra representó el mayor reto plástico del artista. De ahí derivaron sus más emblemáticas esculturas como El Pensador, El beso y Ugolino y sus hijos. Éstas se presentaron por primera vez en una gran exposición que tuvo lugar en la Galería Georges Petit en 1886. Aunque el proyecto fue cancelado, el artista trabajó en él hasta el final de su vida.

En 1883 Rodin conoció a Camille Claudel, quien pronto se convertiría en su colaboradora, musa y amante. Con derecho propio, la artista logró encontrar su autonomía artística y en 2017 le fue dedicado un museo en Nogent-sur-Seine en la región de Champaña.[20]

Entre la élite de intelectuales que Rodin conoció gracias a su popularidad, tuvo varios admiradores, Octave Mirbeau entre ellos; los dos se encontraron en 1884 y al año siguiente el poeta francés describió La puerta en el periódico La France.

Otro encargo capital llegó en 1885 cuando Rodin fue elegido para la realización de un monumento en honor a Los burgueses de Calais, cuya épica historia tuvo lugar durante la Guerra de los Cien Años (1339-1453). El proyecto se desveló en Place Richelieu, hoy Boulevard Clemenceau, frente a la Sociedad Nacional de Bellas Artes, diez años después de su comisión. La crítica se dividió a causa de la distancia que la obra guarda con los cánones académicos. Nunca titubeé en hacerlos lo más delgados y débiles posibles, afirmó el artista.[21]

A pesar de las controversias, no faltaron los reconocimientos; tras homenajearlo como Chevalier [Caballero] de la Legión de Honor, una de las más altas distinciones que otorga el Estado francés, en 1893 lo nombraron vicepresidente de la Sociedad Nacional de Bellas Artes.

Para estar más en contacto con la naturaleza, algo imprescindible de su proceso creativo, en 1895 Rodin compró la Villa de Brillantes en Meudon, una pequeña ciudad a las orillas de París. Ahí empezó a coleccionar antigüedades que todavía se conservan y que dan cuenta de la inspiración clásica de sus obras.

Entre los promotores de su arte, el mecenas Maurice Fenaille contribuyó en 1897 a la publicación de un volumen de 142 dibujos realizados por el artista con una introducción escrita por Octave Mirbeau; se dio a conocer como Album Goupil en referencia a la casa editora. Este mismo año, el artista participó en la segunda edición de la que sería la célebre Bienal de Venecia y en Alemania apreció la obra Parsifal del compositor Richard Wagner.

Entre las publicaciones sobre el artista cabe mencionar dos libros de 1903: Auguste Rodin, prisa por la vida de Judith Cladel, y Auguste Rodin, un retrato hecho por Rainer Maria Rilke.

Entre los grandes personajes que Rodin tuvo el honor de plasmar, destacan el escritor Victor Hugo y el novelista Honoré de Balzac. Monumento a Victor Hugo fue comisionado al artista en 1889 y presentado 2 años después a la Sociedad Nacional de Bellas Artes, quien lo rechazó. Las palabras de Charles Yriarte, inspector general del Ministerio de Bellas Artes, fueron:

La figura principal, mal reunida, no se relaciona con las figuras imaginarias de las olas […]. La parte posterior del monumento carece de interés y presenta muy poca sustancia al público que tiene que rodearla para ver todos los lados.[22]

Rodin trabajó simultáneamente otra versión del escritor francés, Victor Hugo sentado, que fue mostrada en 1897.

Monumento a Honoré de Balzac, considerado el primer ejemplo de escultura moderna, en aquel tiempo no fue reconocido como tal. Después de siete años de trabajo y varias quejas por parte del comité a causa del retraso, en 1898 Rodin terminó su obra y la exhibió en el Salón de la Sociedad de Bellas Artes en París. Admirado por algunos, el yeso fue criticado por los demás hasta ser rechazado por la Société des hommes de lettres. Fue hasta 1902 que la escultura fue rescatada, cuando el fotógrafo Edward Steichen visitó a Rodin en su taller de Meudon y juntos empezaron a trabajar en una serie pictorialista. Al ver Rodin las fotografías de Steichen exclamó: Tú harás que el mundo entienda mi Balzac.[13]

Su primera exposición individual tuvo lugar en 1899; en el otoño de aquel año, Bourdelle, Desbois y Rossi fundaron el Instituto Rodin en el Boulevard de Montparnasse. Desafortunadamente, sin importar el éxito que tuvo, la escuela cerró en abril de 1900 para permitir que Rodin pudiera prepararse con miras a la célebre Exposición Universal.

El epílogo de su carrera (1900-1917)

Con motivo de la Exposición Universal de París de 1900, el artista decidió hacer una primera muestra retrospectiva.[24]

Entre las diferentes interpretaciones, se pensó que Rodin prefirió una mayor abstracción. En línea con el impresionismo, quizá el escultor optó por otorgar a la luz un papel protagónico. Los personajes generaban un juego de sombras cuyo contraste impedía una total apreciación del resto del conjunto.[25]

La estructura del Pabellón del alma fue retirada y rearmada en 1901 en la Villa des Brillants y se convirtió en un espacio de exhibición para quienes visitaban al artista.[27]

En 1902 conoció al poeta Rainer-María Rilke, quien permanecería con Rodin hasta 1906 y le ayudaría con tareas administrativas.

En los últimos años de su vida, Rodin cosechó los frutos de su trabajo al otorgársele varios reconocimientos. Fue elegido Presidente de la Sociedad Internacional de Pintores, Escultores y Grabadores en 1904. Las universidades de Jena, Glasgow y Oxford lo homenajearon con un doctorado honorario en 1905, 1906 y 1907 respectivamente. La municipalidad de Roma lo festejó en el Capitolio y la Sociedad de Jóvenes Artistas Checos le otorgó honores reales en Praga. El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York inauguró una sala dedicada al artista en 1912.

Su popularidad no detuvo su producción. Realizó nuevas esculturas a partir de obras anteriores y completó proyectos como El monumento a Victor Hugo y la versión monumental de El Pensador. Creció su interés hacia las bailarinas, cuyos movimientos espontáneos fueron plasmados en una serie de esculturas tardías.

En 1909 el artista era ya muy reconocido; con la donación de su obra al Estado francésse empezó a contemplarse el proyecto para la creación de Museo Rodin en el Hotel Brion. Se casó con Rose Beuret en enero de 1917; ella fue la compañera de su vida, quien estuvo a su lado a pesar de las relaciones extra-conyugales. En ese mismo año, una delegación de artistas de México le visitó, entre los que se encontraban Diego Rivera, Roberto Montenegro, Carlos Lozano y Francisco Orozco Muñoz. Ellos le obsequiaron la réplica de una cabeza mexica, y Rodin les devolvió el gesto al regalarles El llamado a las armas, obra conservada en el Museo Nacional de San Carlos de la Ciudad de México.

En el último año de su vida, Rodin redujo su actividad y se limitó a paseos cortos cerca de su casa en Meudon.[28]

Judith Cladel describió a Rodin en su lecho de muerte como un monje del arte:

En el vestido blanco que viste, bajo el pelo de plata de la vida y de la barba, las manos cruzadas, es una visión de belleza sublime. Parece un gran monje -el monje del arte que era realmente- soñoliento en la paz de su conciencia. Apareció como la encarnación misma de la escultura [...].[30]

Other Languages
Alemannisch: Auguste Rodin
aragonés: Auguste Rodin
العربية: أوغوست رودان
asturianu: Auguste Rodin
Aymar aru: Auguste Rodin
беларуская: Агюст Радэн
беларуская (тарашкевіца)‎: Агюст Радэн
български: Огюст Роден
bosanski: Auguste Rodin
català: Auguste Rodin
čeština: Auguste Rodin
Cymraeg: Auguste Rodin
Deutsch: Auguste Rodin
Ελληνικά: Ωγκύστ Ροντέν
English: Auguste Rodin
Esperanto: Auguste Rodin
euskara: Auguste Rodin
français: Auguste Rodin
Gaeilge: Auguste Rodin
Gàidhlig: Auguste Rodin
hrvatski: Auguste Rodin
Bahasa Indonesia: Auguste Rodin
íslenska: Auguste Rodin
italiano: Auguste Rodin
Basa Jawa: Auguste Rodin
Kabɩyɛ: Auguste Rodin
қазақша: Огюст Роден
Кыргызча: Роден
Lëtzebuergesch: Auguste Rodin
Limburgs: Auguste Rodin
latviešu: Ogists Rodēns
Malagasy: Auguste Rodin
македонски: Огист Роден
Bahasa Melayu: Auguste Rodin
مازِرونی: اگوست رودن
नेपाल भाषा: अगस्त् रोडिन
Nederlands: Auguste Rodin
norsk nynorsk: Auguste Rodin
occitan: Auguste Rodin
ਪੰਜਾਬੀ: ਆਗਸਤ ਰੋਡਿਨ
português: Auguste Rodin
Runa Simi: Auguste Rodin
română: Auguste Rodin
русский: Роден, Огюст
srpskohrvatski / српскохрватски: Auguste Rodin
Simple English: Auguste Rodin
slovenčina: Auguste Rodin
српски / srpski: Огист Роден
svenska: Auguste Rodin
Tagalog: Auguste Rodin
Türkçe: Auguste Rodin
українська: Огюст Роден
Tiếng Việt: Auguste Rodin
Winaray: Auguste Rodin
მარგალური: ოგიუსტ როდენი
Bân-lâm-gú: Auguste Rodin
粵語: 羅丹