Atracción fatal

Atracción fatal es una película estadounidense de género suspense psicológico de 1987. Fue dirigida por Adrian Lyne y escrita por James Dearden, basado en el cortometraje Diversión de 1980. Tiene a Glenn Close, Michael Douglas y Anne Archer en los papeles estelares y cuenta la historia de un hombre casado que tiene un romance con una extraña mujer que se obsesiona peligrosamente con él.

Disfrutó de una inmensa popularidad, convirtiéndose en la segunda película más taquillera en los Estados Unidos y la de mayor recaudación en el mundo en 1987.[2]​ Tan grande fue su influencia en la sociedad que los críticos y el público en general destacaron el impacto de su dramático guion, que replanteó en todo nivel la reflexión sobre la infidelidad conyugal. Recibió seis nominaciones al Óscar en las categorías de: mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor guion adaptado y mejor montaje, perdiendo en todas.

Argumento

El exitoso abogado neoyorquino Dan Gallagher ( Michael Douglas), casado y padre de una niña, conoce por cuestiones laborales a Alexandra «Alex» Forrest ( Glenn Close), una editora de una compañía publicitaria. Durante un fin de semana, cuando su esposa ( Anne Archer) y su hija Ellen (Ellen Hamilton) salen fuera de la ciudad, Dan tiene una aventura con Alex. A pesar que él pensaba que era algo pasajero, Alex empieza a apegarse a él.

Dan y Alex tienen un segundo encuentro no planeado luego que ella fuera insistente. Cuando Dan le deja claro que todo debía terminar, ella se corta las muñecas en un intento de suicidio. Él le da primeros auxilios, la venda y la deja en su apartamento. Cuando cree que la aventura ha terminado, ella aparece repentinamente en varios lugares para verlo. Para disculparse, Alex lo espera en su oficina un día para invitarlo a ver una presentación de la ópera Madame Butterfly, pero él declina la invitación. Entonces Alex continúa llamándolo insistentemente a tal punto que Dan le ordena a su secretaria bloquear todas sus llamadas. Alex insiste las 24 horas del día, luego lo confronta y le revela que está esperando un hijo suyo. Aunque Dan no quiere nada con ella, Alex lo obliga a tomar responsabilidad en el asunto. Tras cambiar su número telefónico, Alex aparece sorpresivamente en su apartamento (el cual estaba en venta) fingiendo ser una compradora, conociendo a Beth por primera vez y enterándose de las intenciones de la pareja de irse al campo. Más tarde esa noche, Dan va al apartamento de Alex y discuten. En respuesta, ella le jura que no va a ser ignorada por él.

Dan se muda a Bedford con su familia a una casa campestre, cosa que no detiene a Alex. Graba un casete y se lo envía. Dan lo reproduce en su auto y se da cuenta que esta llena de insultos y obscenidades hacia él. Ella lo persigue hasta un parqueadero y le echa ácido de batería sobre su auto. Ella lo sigue esa noche hasta su nueva casa. Cuando lo ve reunido con su esposa e hija, Alex sale despavorida y vomita en los arbustos. Dan acude a la policía e impone una orden de restricción contra ella. La policía se niega pues Dan dice que dicha orden no es para él sino para un cliente, y que dicho cliente debe primero rendir cuentas por adulterio.

En un punto, cuando la familia no se encontraba en casa, Alex asesina el conejo de Ellen y lo pone a hervir en la estufa. Tras ello, Dan decide contarle toda la verdad a su esposa y del supuesto embarazo. Furiosa, Beth le ordena irse de la casa pero antes de hacerlo, Dan llama a Alex para decirle que su esposa lo sabe todo, luego, ella pasa al teléfono y amenaza a Alex con matarla si sigue insistiendo. Días después, Alex recoge a Ellen en la escuela y la lleva a un parque de diversiones, le compra un helado y ambas se suben a una montaña rusa. Beth, desesperada por no saber donde esta su hija, sale a buscarla frenéticamente en su auto estrellándose y resultando herida. Esa misma tarde, Alex deja a Ellen en su casa sana y salva, incluso pidiéndole un beso de despedida. Beth es dada de alta del hospital y llevada a casa, perdonando a Dan y diciéndole que vuelva.

Lleno de ira por lo sucedido con Beth y Ellen, Dan va al apartamento de Alex y la ataca violentamente. Ambos se golpean y hieren, Dan trata de ahorcarla pero se arrepiente. Cuando Alex trata de recuperar fuerzas, ve un cuchillo y se lanza a atacarlo. Dan le quita el cuchillo y, desorientado, se va. Él acude nuevamente a la policía y comienza la búsqueda para arrestarla.

Beth, recién salida del hospital, prepara un baño en la tina y Alex aparece sorpresivamente, descalza y con el mismo cuchillo en la mano. La acorrala y le expresa todo su rencor. Nerviosa, Alex se corta a sí misma en la pierna y luego ataca a Beth. Dan escucha los gritos y, despavorido, corre al baño en donde forcejea con Alex, ella lo corta en el brazo y el pecho y él consigue hundirla en la tina hasta ahogarla. Dan, sin fuerzas, trata de pensar en lo ocurrido al lado de la tina y, de repente, Alex se levanta con intención de atacarlo, ahí es cuando Beth, quien había salido corriendo del baño a buscar un arma guardada en su armario, le dispara en el pecho, matándola en el acto. La escena final muestra a Dan hablando con la policía sobre lo sucedido para luego entrar y abrazar a su familia. La película finaliza con una toma de un recuadro familiar de Dan, Beth y Ellen.

Other Languages