Atimia

En la Antigua Grecia, la atimia (del griego, ἀτιμία, atimía, «desprecio», de una α privativa y del griego, τιμή, timế, «honor») es una privación total o parcial de los derechos cívicos, utilizada, por ejemplo, en la época clásica de la democracia ateniense o en Esparta con la figura del tresante.

Definición

Aquél que se convierte en átimos ( griego antiguo ἄτιμος), está incapacitado de cumplir las funciones políticas de un ciudadano. No puede asistir a la Asamblea, ejercer las funciones de jurado en la Heliea ni intentar acciones judiciales ante los tribunales. En cambio, conserva el estatus de astós griego antiguo, ἀστός, es decir ciudadano de estirpe. Puede, por tanto, transmitir la ciudadanía a sus hijos.

Excluir a un ciudadano de la asamblea es una forma eficaz de poner fin a su ambición política. La incapacidad de recurrir a la justicia para defenderse contra sus adversarios le pone en una posición social muy difícil. En un nivel más práctico, la atimia significa la pérdida del pequeño ingreso que reciben los jueces por su trabajo o que se percibe por asistir a las asambleas, lo que puede ser grave en el caso de los que están incapacitados para trabajar. La pérdida de tal actividad política tiene además, sin duda, un impacto psicológico importante.

Other Languages
български: Атимия
català: Atímia
Deutsch: Atimie
Ελληνικά: Ατιμία
English: Atimia
français: Atimie
italiano: Atimia
Nederlands: Atimie
polski: Atimia
português: Atimia
русский: Атимия
українська: Атімія