Atentados del 7 de julio de 2005 en Londres

Atentados del 7-J
Russell square ambulances.jpg
Ambulancias en la Plaza Russell, Londres, después de los atentados
Lugar Londres, Inglaterra,
Bandera de Reino Unido  Reino Unido
Coordenadas 51°30′18″N 0°04′43″O / 51.504872, 51°30′18″N 0°04′43″O / -0.07857
Blanco(s) civiles
Fecha 7 de julio de 2005
08:50-09:47 ( UTC+1)
Tipo de ataque Atentado terrorista suicida
Arma(s) Mochilas bomba
Muertos 56
Heridos 700
Perpetrador(es) Célula local de Al Qaeda
Sospechoso(s)

Supuestamente
Hasib Hussain
Jamal (Germaine) Lindsay
Mohamed Sadique Khan

Shehzad Tanweer
[ editar datos en Wikidata]
Atentados en Londres en 2005
Datos generales Cronología
7 de julio de 2005
Detalles Víctimas
Reacciones Conmemoraciones
Lugares
Liverpool Street
a Aldgate
( Circle Line)
King's Cross
a Plaza Russell
( Piccadilly Line)
Edgware Road
( Circle Line)
Plaza Tavistock
(autobús)
21 de julio de 2005
Detalles
Lugares
Shepherd's Bush
( H&C Line)
Warren Street
( Victoria Line)
Oval
( Northern Line)
Bethnal Green
(autobús)
Plaza Russell (Russell Square).
Todas las horas están en formato British Summer Time (BST), (UTC+1 / GMT+1).

El jueves 7 de julio de 2005, cuatro explosiones paralizaron el sistema de transporte público de Londres en plena hora punta matinal. A las 8:50 a. m., explotaron tres bombas a 50  s de intervalo entre una y otra, en tres vagones del metro de Londres. Una cuarta bomba explotó en un autobús a las 9:47 a. m. en la plaza Tavistock. Las bombas provocaron una interrupción severa en el transporte de la ciudad y la infraestructura de telecomunicaciones.

En los ataques fallecieron cincuenta y seis personas, incluidos los cuatro terroristas sospechosos, y 700 personas más resultaron heridas. Fueron los actos de terrorismo más sangrientos en el Reino Unido desde la muerte de 270 personas en el atentado de Lockerbie ( Escocia) en 1988, y los más mortíferos en Londres desde la Segunda Guerra Mundial.

Los investigadores policiales identificaron a cuatro hombres que se piensa que son terroristas suicidas. Estos son los segundos atentados suicidas en Europa occidental con la presencia de civiles inocentes (tras el 11M en Madrid), y se piensa que fueron planeados por organizaciones paramilitares islamistas con sede en el Reino Unido. La organización terrorista Al Qaeda asumió la responsabilidad.

Los atentados ocurrieron mientras en el Reino Unido se estaba dando cita el primer día de la 31ª Cumbre del G8, un día después de que Londres fuera elegida sede de los Juegos Olímpicos de 2012, dos días después del comienzo del juicio del imán fundamentalista Abu Hamza, cinco días después de que se realizara el concierto Live 8 allí y poco después de que el Reino Unido hubiera asumido la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea.

El 21 de julio de 2005, una segunda serie de cuatro explosiones tuvo lugar en el metro de Londres y en un autobús de Londres. Sin embargo, esta vez sólo los detonadores de las bombas explotaron y los cuatro terroristas no llegaron a inmolarse. No hubo víctimas mortales: el único herido registrado resultó ser un asmático hospitalizado. Todos los terroristas de este ataque fallido han sido arrestados por la policía.

Explosiones

Pocas horas después de los atentados, el Secretario de Estado, Charles Clarke, dijo a la Cámara de los Comunes que se habían confirmado cuatro explosiones: tres habían tenido lugar en el metro en el centro de Londres y una en un autobús de dos plantas en plena hora punta. Cada una de las explosiones fue causada por una bomba cargada con unos 4,5  kg de explosivos, situada en el suelo de los vagones del metro y del autobús.[1] Las bombas del metro fueron detonadas con temporizadores, mientras que el ataque al autobús podría haber sido causado bien por una bomba suicida, o bien por una detonación accidental.

Las autoridades policiales estaban razonablemente confiadas de que los ataques al metro habían sido desencadenadas por temporizadores. El ataque al autobús no estaba tan claro. Aunque seguramente no se trató de una bomba adosada a una persona, no está claro si había un temporizador como en las bombas del metro, si había sido explotado intencionalmente por un suicida, o si se habría detonado accidentalmente mientras era transportada. Aún no se ha encontrado ninguna prueba concreta que apunte hacia cualquiera de estas posibilidades.

Durante los siguientes días también hubo informes no confirmados que aseguraban que se habían encontrado dos paquetes bomba en los trenes, que no llegaron a explotar. Más tarde, la policía justificó estos informes diciendo que se trataban de paquetes sospechosos que fueron destruidos mediante explosiones controladas, pero resultaron no ser bombas.[2]

Ataques a la red de metro

Zona de la red de metro donde se produjeron los ataques con los puntos señalados en el mapa.

08:50 — Tres bombas explotaron en el metro de Londres con una diferencia en un intervalo de tiempo de 50 s.[3]

  • La primera bomba explotó en la subsuperficie Circle Line del Metro en el tren número 204 entre la estación de Liverpool Street y Aldgate, que iba en dirección este. La bomba explotó unos ocho minutos después de que el tren dejara la estación de Kings Cross St. Pancras. En el momento de la explosión, el tercer vagón del tren estaba a unos 90 metros dentro del túnel desde el final de la estación de Liverpool Street. La vía paralela de la Hammersmith and City Line desde la estación de Liverpool Street hasta Aldgate East también resultó dañada.
  • La segunda bomba explotó en el segundo vagón del tren de la sub-superficie Circle Line número 216 en la estación Edgware Road. La bomba explotó unos ocho minutos después de que el tren dejara la estación de Kings Cross. El tren acababa de dejar atrás la plataforma 4 en Edgware Road y se dirigía hacia Paddington. Había diversos trenes cerca de la explosión. Un tren de la Circle Line que se dirigía en dirección este (que llegaba a la plataforma 3 en Edgware Road desde Paddington) estaba adelantando al otro tren en el momento de la explosión y resultó dañado.[5]
  • La tercera bomba explotó en el tren número 311 de la línea de nivel profundo Picadilly Line que se dirigía hacia el sur, entre King's Cross St Pancras y Russell Square. Afortunadamente, el conductor del tren fue asistido por otro conductor, que subió en Kings Cross, y entró en la cabina para llevar el tren hasta Acton Town. La bomba explotó cerca de un minuto después de que el tren pasara King's Cross, momento en el cual había recorrido cerca de 457 m. La explosión tuvo lugar en la parte posterior del primer vagón del tren, causando daños importantes en la parte trasera de ese vagón, así como en la parte frontal del segundo.[6] El túnel circundante también sufrió daños.

En un primer momento se pensó que había habido cinco explosiones en el metro en lugar de cuatro. Esto era porque hubo dos explosiones en trenes que estaban entre dos estaciones, haciendo que los heridos salieran de ambas estaciones, dando la impresión de que había habido explosiones en cada una de ellas. La Policía también estudió las sincronizaciones de las explosiones del metro: los informes iniciales habían indicado que ocurrieron en un período de casi treinta minutos. Esto era debido a la confusión inicial en el metro de Londres, donde se pensó en un principio que las explosiones habrían podido ser causadas por una sobrecarga eléctrica. Un informe inicial, minutos después de las explosiones, indicaba que había una persona debajo de un tren, mientras que otro hablaba de un descarrilamiento (ambos ocurrieron realmente, pero solamente como resultado de las explosiones). Se declaró la alerta de código ámbar a las 9.19, y el metro de Londres comenzó a cerrar la red, llevando los trenes a las estaciones y suspendiendo todos los servicios.[7]

Se piensa que los efectos de las bombas habrían variado debido a las diferentes características de los túneles.

  1. La Circle Line es un túnel de subsuperficie de construcción "cortar y cubrir" de cerca de 7 m de profundidad. Como el túnel tiene dos pistas paralelas, es relativamente ancho. Las dos explosiones en esta línea pudieron haber afectado al túnel, reduciendo su mortalidad.
  2. La Piccadilly Line es un túnel profundo, de hasta 30 m subterráneos, con metros estrechos (3,5 m) de una sola pista y separaciones de apenas 15 cm. Este espacio estrecho reflejó la fuerza de la explosión, concentrando su efecto.

Ataque a un autobús de dos plantas

Un poco antes, el autobús había pasado por la zona de Kings Cross cuando iba desde Hackney Wick a Marble Arch. En Marble Arch, el autobús giró y comenzó el recorrido de vuelta de Marble Arch a Hackney Wick. Salió de Marble Arch a las 9.00 y llegó a la estación de autobuses de Euston a las 9.35, donde una multitud de gente había sido evacuada del metro y se estaba subiendo a los autobuses. Entonces, el autobús siguió una ruta alternativa debido a los cierres de las calles de la zona de King's Cross (debido a las anteriores explosiones en el metro). La gente que había sido evacuada del metro continuaba subiendo al autobús. En el momento de la explosión, el autobús iba por la Plaza Tavistock en el punto donde se une con Upper Woburn Place. No está claro cuándo ni dónde subió el terrorista al autobús, y la policía solicitó la declaración de posibles testigos presenciales.[9]

La explosión arrancó el techo de la cubierta superior del vehículo y destruyó la parte posterior del autobús. Los testigos declararon haber visto "la mitad del vehículo volando por los aires".

La detonación tuvo lugar cerca del edificio de la British Medical Association (BMA) en Upper Woburn Place, y varios doctores que se encontraban en el edificio pudieron proporcionar una asistencia médica inmediata. BBC Radio 5 y el periódico The Sun[10] informaron más tarde de que dos pasajeros del autobús heridos habían asegurado que vieron a un hombre explotando en el autobús. Un pasajero que bajó del autobús en la parada anterior a la explosión declaró haber visto a un hombre joven nervioso que ocultaba su bolso cada poco tiempo, indicando que podría tratarse de una bomba suicida. Sin embargo, estos informes entran en contradicción con una declaración posterior hecha por el Comisionario de la Policía Metropolitana, Ian Blair, que dijo que no había pruebas de la existencia de una bomba suicida.

Víctimas mortales

56 personas —52 víctimas y los cuatro terroristas sospechosos— fallecieron. De los 700 heridos, unos 350 necesitaron ser hospitalizados, de los que 22 estaban en estado crítico.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Bom London 2005
srpskohrvatski / српскохрватски: Napadi u Londonu 7. jula 2005.