Asteroide potencialmente peligroso

Ilustración del impacto de un asteroide del tamaño de unos pocos kilómetros sobre el planeta Tierra. Se estima que colisiones de este tipo ocurren cada cien millones de años.

En astronomía se denomina asteroide potencialmente peligroso o PHA (por las siglas de su nombre inglés potentially hazardous asteroid) a los objetos próximos a la Tierra (tanto cometas como asteroides) cuya distancia mínima de intersección orbital con la terrestre es de 0,05  ua o menor, con una magnitud absoluta de 22 o más brillante. Se considera que estos objetos entrañan riesgo cierto de colisionar con la Tierra causando daños que pueden oscilar entre pequeñas destrucciones locales y grandes extinciones.

La caída de asteroides de roca o hierro mayores de 50  m de diámetro sucede con un intervalo medio de cien años, lo que puede producir catástrofes locales y maremotos. Cada varios cientos de miles de años, asteroides de más de un kilómetro causan catástrofes globales. En este último caso, los restos del impacto se esparcen por la atmósfera terrestre de tal modo que la vida vegetal sufre lluvia ácida, interrupción parcial de la luz solar, y grandes incendios causados por los fragmentos de alta temperatura que caen al suelo tras la colisión ( invierno nuclear). Estos impactos han ocurrido muchas veces en el pasado y seguirán ocurriendo en el futuro. A algunos de ellos se les atribuye la causa de grandes extinciones, como la extinción K-T que mató a los dinosaurios o la gigante del Pérmico que mató a más del 90 % de las especies y seres vivos. Por tanto, descubrir estos objetos y estudiarlos para determinar su tamaño, composición, estructura y trayectoria es una actividad prudente.

La escala de Turín

Para clasificar la peligrosidad de estos objetos, se ha establecido la Escala de Turín (Torino scale), que se determina como sigue:

  • Nivel 0: probabilidad de colisión cero o muy por debajo de la probabilidad de que un objeto al azar alcance a la Tierra durante las próximas décadas. También se aplica a objetos pequeños que se desintegrarían durante su entrada a la atmósfera terrestre.
  • Nivel 1: probabilidad muy baja de colisión, similar a la probabilidad de que un objeto al azar alcance a la Tierra durante las próximas décadas.
  • Nivel 2: probabilidad baja de colisión.
  • Nivel 3: probabilidad de colisión capaz de causar daños locales superior al 1 %.
  • Nivel 4: probabilidad de colisión capaz de causar devastación regional superior al 1 %.
  • Nivel 5: probabilidad elevada de colisión capaz de causar devastación regional.
  • Nivel 6: probabilidad elevada de colisión capaz de causar una catástrofe global.
  • Nivel 7: probabilidad muy elevada de colisión capaz de causar una catástrofe global.
  • Nivel 8: colisión segura, capaz de causar daños locales. Esto debería suceder una vez cada 50 a 1000 años.
  • Nivel 9: colisión segura, capaz de causar devastación regional. Esto debería suceder una vez cada 1000 a 100 000 años.
  • Nivel 10: colisión segura, capaz de causar una catástrofe climática global. Esto debería suceder una vez cada 100 000 años o más.

Cuando un nuevo objeto es detectado, se le aplica una clasificación base de cero y, conforme progresan las investigaciones, puede ir aumentando su nivel o volver caer en niveles inferiores. Todos los objetos conocidos actualmente tienen un nivel de peligrosidad cero según esta escala. Existe una «escala técnica de Turín» más precisa.

Other Languages