Aspasia de Mileto

Aspasia de Mileto ( 470 a. C.400 a. C.), compañera de Pericles

Aspasia de Mileto (en griego; Ἀσπασία; c. 470 a. C.[4] desde aproximadamente 450- 445 a. C. hasta la muerte de este en el 429. Maestra de retórica y logógrafa, tuvo gran influencia en la vida cultural y política en la Atenas del Siglo de Pericles.

Se sabe poco de su vida. Pasó la mayor parte de su vida adulta en Atenas y pudo haber influido tanto a Pericles como a otros políticos atenienses. Se la menciona en los escritos de Platón, Aristófanes, Jenofonte y otros autores de la época. Plutarco se refiere a ella en su biografía de Pericles.

Los escritores antiguos también recogen en sus escritos que Aspasia podría haber dirigido un burdel y la llaman hetera (una cortesana de la Antigua Grecia), si bien estos relatos han sido puestos en duda por los estudiosos modernos, basándose en que muchos de los autores eran escritores satíricos cuya principal finalidad era difamar a Pericles.[6] Aspasia tenía un hijo de Pericles, Pericles el Joven, que más tarde se convertiría en general en la academia militar ateniense y que fue ejecutado tras la batalla de Arginusas.

Se cree que Aspasia, tras la muerte de Pericles, se convirtió en amante de Lisicles, otro político ateniense.

Biografía

Origen y primeros años

Se desconocen tanto la fecha de su nacimiento como la de su muerte, aunque parece verosímil que naciera hacia 475 a. C. si aceptamos como cierto que tuvo un hijo con Lisicles, su segundo marido, llamado Poristes en 428 - 427 a. C. Por otra parte, si se tiene en cuenta que las fuentes que informan de este segundo matrimonio corresponden a poetas cómicos, tal vez se trate de una broma, ya que este nombre significa «proveedor de recursos». De no ser así, su nacimiento podría haber tenido lugar antes de esa fecha y, por tanto, la diferencia de edad con Pericles sería menor.

Aspasia nació en la ciudad jonia de Mileto (actual Aydın, Turquía). Se sabe muy poco de su familia, salvo que el nombre de su padre era Axíoco. Es evidente que perteneció a una familia adinerada, por la excelente educación que recibió. Algunas fuentes antiguas afirman que su padre era un prisionero de guerra de Caria que acabó convertido en esclavo, si bien estos hechos normalmente son tomados como falsos.[8]

Se desconoce la razón que la llevó a Atenas. El descubrimiento de una tumba del siglo IV a. C. con una inscripción que menciona el nombre de Axíoco y de Aspasia ha llevado al historiador Peter K. Bicknell a intentar realizar una reconstrucción del trasfondo familiar de Aspasia y de sus conexiones con Atenas. Su teoría le conecta con Alcibíades II del demo (pueblo) de Escambónidas, que fue condenado al ostracismo por la Asamblea de Atenas en el año 460 a. C. y que podría haber permanecido en Mileto durante su exilio.[9]

En cualquier caso, sólo se tienen noticias fidedignas de la vida de Aspasia en el periodo comprendido entre su unión con Pericles y la muerte de Lisicles en el 427, de lo que se deduce que su vida pública mantuvo su interés solo en los años que duró su convivencia con estos dos hombres poderosos, y que después ya no convivió con ningún otro hombre ilustre. Si poco sabemos de su vida anterior a su encuentro y posterior unión con Pericles, menos sabemos aún de lo que fue de ella tras la muerte de su segundo marido.

Vida en Atenas

Jean-Léon Gérôme (1824–1904): Sócrates buscando a Alcibíades en casa de Aspasia, 1861.

Hay hipótesis verosímiles que datan la llegada de Aspasia a Atenas en torno a 450 a. C., fecha en la que pudo haber conocido a Pericles. De acuerdo con las afirmaciones (hoy discutidas) de los escritores antiguos, en Atenas, Aspasia se habría convertido en una hetera y posiblemente llegó a dirigir un burdel.[15] Siendo una extranjera y, si lo que afirman los escritores antiguos es cierto, una hetera, Aspasia estaba libre de las restricciones legales que tradicionalmente confinaban a las mujeres casadas al ámbito del hogar, y estaba por tanto capacitada para participar en la vida pública de la ciudad (Véase también La mujer en la Antigua Grecia).

Aspasia se convirtió en la amante del político Pericles a comienzos de la década de 440 a. C., aunque su estado marital se discute.[16] En cualquier caso, hacia el año 445 a. C. su unión con el estratego ateniense ya debía ser sólida, teniendo en cuenta que de su relación nació un hijo, así como el hecho de que la milesia fuese acusada de instigar el apoyo de Atenas a Mileto en su conflicto con Samos en 440- 439 a. C. a través de su relación con Pericles. Esto último hace pensar que los enemigos de Pericles presuponían una fuerte influencia de Aspasia en asuntos de estado.

Aspasia la milesia encajó perfectamente en el círculo de amistades de Pericles (algunos sofistas, entre ellos Anaxágoras). Tan es así que «el mismo Sócrates con sujetos bien conocidos frecuentó su casa, y varios de los que la trataron llevaban mujeres a que la oyesen».[17]

Después de divorciarse de su primera esposa (alrededor del año 445 a. C.), Pericles comenzó a vivir con Aspasia, aunque su estatus marital está en discusión.[19]

Ataques personales y judiciales

Pericles, Aspasia y sus amigos no eran inmunes a los ataques, puesto que la preeminencia en la democracia ateniense no era equivalente a la de un gobierno absoluto.[21]

En el año 440 a. C., Samos estaba en guerra con Mileto por la ciudad de Priene, una antigua ciudad de Jonia ubicada en la ladera del monte Mícala. Encontrándose en desventaja, los milesios acudieron a Atenas y presentaron su caso a la asamblea.[23]

La campaña resultó muy dura, y los atenienses sufrieron duras pérdidas antes de que Samos fuera finalmente derrotada. Según Plutarco, se creía que Aspasia, que procedía de Mileto, había sido responsable de la Guerra de Samos, y que Pericles había tomado la decisión de atacar, influenciado o aconsejado por ella.[15]

«Pero hasta aquí el mal no ha sido serio, y nosotros hemos sido las únicas víctimas. Pero ahora unos jóvenes borrachos van a Megara y se llevan a la cortesana Simaetha; los megarenses, por su parte, corren a su vez a llevarse a dos prostitutas de la casa de Aspasia; así que por estas tres putas Grecia estalla en llamas. Entonces Pericles, rojo de ira desde su altura Olímpica, deja caer su rayo, hace sonar los truenos, ofende a Grecia y lanza un edicto, que suena como una canción: Que los megarenses sean desterrados tanto de nuestra tierra como de nuestros mercados, y desde el mar hasta el continente».
De Aristófanes - Obra cómica, Los acarnienses, (523–533)

Antes del estallido de la Guerra del Peloponeso ( 431 a. C. - 404 a. C.), Pericles, algunos de sus socios más cercanos y Aspasia se vieron enfrentados a una serie de ataques personales y judiciales incoados por sus enemigos políticos. Aspasia, en particular, fue acusada de corromper a las mujeres de Atenas para satisfacer las perversiones de Pericles.[26]

Todas estas acusaciones, probablemente, no fueron nada más que demandas sin fundamento, pero la experiencia en sí fue muy amarga para el líder ateniense. Aunque Aspasia fue declarada inocente gracias a un raro estallido emocional de Pericles,[28]

Según Kagan, es posible que el juicio de Aspasia fueran invenciones posteriores «en las cuales las difamaciones, sospechas y bromas fueran convertidas en un litigio imaginario».[30]

Aristófanes, en su obra Los acarnienses, acusa a Aspasia de haber sido la causante de la Guerra del Peloponeso. Para ello argumenta que el Decreto de Megara de Pericles, que excluía a la ciudad de Megara de todo comercio con Atenas o sus aliados, fue una venganza por el rapto de prostitutas de la casa de Aspasia.[32]

Aspasia fue apodada la «Nueva Ónfale», « Deyanira»,[28]

Últimos años y muerte

Busto de Pericles, Museo Altes, Berlín.

En el año 429 a. C., durante la Plaga de Atenas, Pericles fue testigo de la muerte en la epidemia de sus dos hijos legítimos nacidos de su primera esposa, Jantipo y Paralos, en el plazo de cuatro días. Con su moral bajo mínimos, rompió a llorar, y ni siquiera su compañera, Aspasia, pudo consolarle.

Justo antes de su muerte los atenienses permitieron un cambio en la ley de 451 a. C. que convertía a su hijo con Aspasia (de sangre ateniense solo por parte del padre), en ciudadano y heredero legítimo,[38]

Plutarco cita a Esquines socrático, que escribió un diálogo hoy perdido sobre Aspasia, para afirmar que tras la muerte de Pericles, Aspasia vivió con Lisicles, un general y líder democrático ateniense, con quien tuvo otro hijo. También afirma que ella fue quien consiguió convertir a Lisicles en el primer hombre de Atenas.[3]

Other Languages
العربية: أسبازيا
azərbaycanca: Aspaziya
беларуская: Аспасія
български: Аспазия
brezhoneg: Aspasia
čeština: Aspasia
Ελληνικά: Ασπασία
English: Aspasia
فارسی: آسپاسیا
suomi: Aspasia
français: Aspasie
galego: Aspasia
עברית: אספאסיה
Հայերեն: Ասպասիա
íslenska: Aspasía
日本語: アスパシア
ქართული: ასპასია
Ripoarisch: Aspahsija
Latina: Aspasia
latviešu: Aspasija
македонски: Аспасија
മലയാളം: അസ്പേഷെ
Nederlands: Aspasia
norsk bokmål: Aspasia
polski: Aspazja
português: Aspásia
русский: Аспасия
srpskohrvatski / српскохрватски: Aspazija
српски / srpski: Аспасија
svenska: Aspasia
Türkçe: Miletli Aspasia
українська: Аспасія