Asociación Unificada de Guardias Civiles

Asociación Unificada de Guardias Civiles
AUGClogo.gif
Secretario/a general Alberto Moya Acedo
Fundación 1994
Afiliados 30.000
Sitio web http://www.augc.org
[ editar datos en Wikidata]

La Asociación Unificada de Guardias Civiles[1] (por sus siglas, AUGC) es la asociación de Guardias Civiles decana y mayoritaria en toda España. Su actual secretario general es Alberto Moya Acedo.

AUGC fue fundada en el año 1994, tras la fusión de las asociaciones "6 de julio de Guardias Civiles" y la Coordinadora Pro Perjudicados por la gestión de Luis Roldán y la corrupción (COPROPER) y cuenta en la actualidad con más de 30.000 afiliados. Se trata de una organización fuerte y cohesionada que agrupa a 51 delegaciones provinciales a lo largo de todo el territorio nacional. Con ocho vocales en el Consejo de la Guardia Civil es, con mucho, la asociación más representativa dentro del Cuerpo. AUGC trabaja bajo los principios de unidad, independencia, neutralidad y solidaridad, con el objetivo de defender los intereses profesionales y laborales de los agentes de la Guardia Civil, que son quienes la constituyen, así como el bienestar de las familias que la componen.

Su importancia viene dada por ser, a modo de sindicato, la primera organización compuesta por guardias civiles que se dedica a la defensa de los intereses de los agentes. Además, AUGC tiene suscritos acuerdos de colaboración con diversas organizaciones, como la Asociación Unificada de Militares Españoles y han sellado acuerdos dirigidos a la unidad de acción con los sindicatos mayoritarios del Cuerpo Nacional de Policía, la Confederación Española de Policía y el Sindicato Unificado de Policía. A día de hoy, la asociación sigue creciendo en número de afiliados.

Orígenes

En 1994, las Asociaciones “6 de julio de guardias civiles” y “COPROPER”, predecesoras de la actual AUGC, pudieron inscribirse en el Registro de asociaciones. El camino no fue fácil y los propios fundadores de esta organización, dieron con sus huesos en cárceles militares, siendo posteriormente expulsados del Cuerpo. La cerrazón por parte de todos los Gobiernos para evitar cambios en el funcionamiento interno de la Guardia Civil fue siempre justificada con alusiones a la tradición castrense de la Benemérita.

Dos décadas después, el panorama ha cambiado. La Asociación que inició su camino entonces, gracias a la tenacidad y sacrificio de sus integrantes, ha conseguido que allá donde el guardia civil no tenía otra salida que la de acatar con resignación la multitud de injusticias, abusos y ataques a su dignidad y autoestima, ahora pueda trabajar con ciertos derechos profesionales que, aunque siempre menores que los de cualquier otro policía de España, han supuesto un enorme cambio en el funcionamiento interno del Cuerpo.

Solicitud de sindicato

En octubre de 2014, AUGC solicitó ante el Ministerio de Empleo su inscripción como sindicato de guardias civiles tras conocer las recientes sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (dictadas en los asuntos Matelly v. Francia y ADEFDROMIL v. Francia), en las que sentenció por unanimidad que la prohibición absoluta de la existencia de sindicatos en el Ejército francés es contraria al Convenio Europeo de Derechos Humanos.

En estas sentencias, la Corte europea condena a Francia con motivo de la prohibición de sindicación vigente sobre los militares. Los jueces de Estrasburgo han considerado, en ambas decisiones, que la libertad de asociación de los militares puede ser objeto de “restricciones legítimas”, pero no hasta el punto de prohibir de manera absoluta la posibilidad de constituir un sindicato y de adherirse a él.

A la vista de estas sentencias, AUGC ha puesto en marcha el proceso de constitución del Sindicato Unificado de Guardias Civiles (SUGC), ya que considera imprescindible constituir un sindicato profesional de los trabajadores públicos de la Guardia Civil. El SUGC ya existió de modo clandestino en los años ochenta como precedente de la constitución de AUGC.

Other Languages