Asimilación (lingüística)

La asimilación fonética es un proceso de cambio fonético típico por el cual la pronunciación de un segmento de lengua se acomoda a la de otro, en una misma palabra (o en el límite de la misma), así que se da lugar un cambio en su sonido. La asimilación consiste en que un segmento se articula con rasgos fonéticos de otro segmento adyacente o cercano.

La metáfora o asimilación semántica es un proceso similar por el cual algunos de los rasgos semánticos se pierden extendiendo así el uso de una forma léxica a nuevos contextos.

Asimilación fonética

Un ejemplo de asimilación puede ser la palabra juzgar, evolucionada desde judgar, de más difícil pronunciación, o hasta desde hadta o hatta. Un proceso relacionado es la coarticulación, en la cual un segmento influye al otro y le produce una variación alófona, como las vocales que adquieren el timbre nasal ( nasalización) ante consonantes de este tipo cuando el velo del paladar se abre antes, o la labialización, velarización, etc., de ciertas consonantes. Este artículo describirá ambos procesos englobándolos en el término general de asimilación.

Los mecanismos fisiológicos o psicológicos de la coarticulación no son del todo desconocidos, se han apuntado por ejemplo leyes de mínimo esfuerzo o empleo de menor energía articulatoria. A menudo hablamos indirectamente de un segmento fonémico como "desencadenante" del cambio asimilatorio en otro.

Modos de asimilación: precedencia y adyacencia

La asimilación se da tanto en condiciones de adyacencia estricta como de cercanía, y se puede dar respecto del fonema anterior (progresiva o "de izquierda a derecha") o del fonema posterior (regresiva, "de derecha a izquierda" o anticipatoria). Muchos encuentran confusos los términos progresivo y regresivo, ya que parecen oponerse a los términos descritos. Por consiguiente, se ha planteado una variedad de términos alternativos - de los cuales no todos eluden el problema tradicional -. La regresiva también es conocida como de derecha a izquierda o anticipatoria. La progresiva encuentra los sinónimos de izquierda a derecha o preservativa, o asimilación posterior. Los términos anticipatoria y posterior serán los usados aquí. En total los criterios de adyacencia y precedencia, dan las cuatro siguientes posibilidades ordenadas por frecuencia en las lenguas del mundo:

  • Asimilación regresiva por adyacencia o anticipatoria, cuando un fonema se articula con rasgos fonéticos del fonema inmediatamente posterior.
  • Asimilación progresiva por adyacencia, cuando un fonema se articula con rasgos fonéticos del fonema inmediatamente precedente.
  • Asimilación regresiva y por cercanía, cuando un fonema se articula con rasgos fonéticos un fonema cercano posterior.
  • Asimilación progresiva y por cercanía, cuando un fonema se articula con rasgos fonéticos un fonema cercano precedente.

Como puede verse la asimilación por adyacencia es más frecuente que la no adyacente, y dentro de cada grupo la progresiva o anticipatoria es más frecuente. Esa frecuencia de ocurrencia de los diferentes tipos de asimilación puede suponer una pista sobre los mecanismos implicados en la asimilación. Junto con los tipos anteriores también se han encontrado casos de:

  • Asimilación recíproca, que es una asimilación doble en dos fonemas adyacentes sufriendo el primero asimilación progresiva y el segundo asimilación regresiva. Cuando la asimilación recíproca resulta en un único segmento con algunas de las características de ambos componentes, se produce una coalescencia o fusión.

Algunos autores distinguen entre asimilación parcial y completa, como por ejemplo entre cambios en los cuales permanece diferencia fonética entre las partes incluidas, y aquellos en que todas las diferencias se resuelven. No hay ventaja teórica en esta clasificación, como uno de los ejemplos siguientes mostrará.

La pronunciación puede mostrar la asimilación fonética, mientras que la escritura también lo hará cuando las características de los fonemas vecinos se mezclen.

Asimilación como compleción de rasgos

De hecho, puesto que los fonemas muchas veces están subespecificados en alguno de sus rasgos fonéticos la asimilación constituye una de las formas más económicas y más empleadas por las lenguas del mundo para especificar la realización sonora completa de un determinado fonema. Así por ejemplo en español las obstruyentes sonoras no están especificadas respecto a su continuidad, y se realizan según los fonemas adyacentes, por ejemplo para el fonema /b/ tenemos:


Esa regla se interpreta como que el fonema /b/ se articula como oclusiva [b], tras una pausa o una nasal que tienen rasgo [- cont] y se articula como aproximante [ß], tras otro sonido que no implique una obstrucción total del flujo de aire.

Este tipo de asimilación apunta a una economía en la cantidad de información que debe asociarse a un fonema, lo cual aporta cierta luz sobre la utilidad en las lenguas naturales del mecanismo de asimilación.

Other Languages
العربية: مماثلة (لغة)
беларуская (тарашкевіца)‎: Асыміляцыя (лінгвістыка)
català: Assimilació
Cymraeg: Cymathiad
Esperanto: Similiĝo
galego: Asimilación
עברית: הידמות
hornjoserbsce: Asimilacija (fonetika)
magyar: Hasonulás
Bahasa Indonesia: Asimilasi (linguistik)
Basa Jawa: Asimilasi
português: Assimilação