Asesinato selectivo

Asesinato selectivo designa, en general, una política de objetivos precisos y definidos en función de una determinada agenda política.

Existe un documento oficial del gobierno de los Estados Unidos publicado durante los años 1960 y posteriormente durante los años 1990 por Paladin Press, que contempla dicha práctica como un «instrumento de la política exterior».[1] En sus 56 páginas contiene instrucciones sobre cómo seleccionar objetivos, el uso de armas, el entrenamiento y la preparación del personal, y métodos efectivos para un adecuado encubrimiento. El propósito de este libro no es supuestamente el de fomentar el asesinato, sino justificarlo como un medio de avanzar en determinada agenda política.

Teóricamente, el gobierno de los Estados Unidos no participa en actividades de asesinato selectivo de individuos, sin embargo se sospecha que la CIA, aprovechando que sus actividades secretas no está claramente definidas, lleva a cabo este tipo de asesinatos. Según Tim Weiner -autor de Legado de cenizas, una historia de la CIA- la CIA "ya no es ni intenta ser una agencia de espionaje, ya es abiertamente una organización paramilitar que se dedica al asesinato selectivo de enemigos".[2]

Antecedentes

La frase "asesinato selectivo" hace referencia al asesinato premeditado de un individuo, cometido por una organización o institución estatal, por fuera de procedimientos jurídicos o del campo de batalla. Los escuadrones de la muerte emplearon ampliamente la metodología de los asesinatos selectivos en El Salvador, Nicaragua, Colombia y Haití en el contexto de disturbios civiles y guerra durante las décadas de 1980 y 1990. Esta metodología también fue utilizada en Somalía, Ruanda y en los Balcanes durante las Guerras Yugoslavas. Los Estados Unidos también practicaron asesinatos selectivos, como en el caso de la muerte de Osama bin Laden y Anwar al-Awlaki. Cierta forma de asesinatos selectivos también ha sido cometida por narcotraficantes, aunque, en la actualidad, la expresión hace referencia a las acciones desarrolladas por varios países, en función de políticas tácitas o explícitas, frecuentemente en el marco de la lucha antiterrorista.

El uso de la metodología del asesinato selectivo por parte de fuerzas militares convencionales se hizo habitual luego de la Intifada Al-Aqsa, cuando las Fuerzas de Seguridad de Israel usaron esta táctica contra sus oponentes palestinos.[4]

La expresión 'asesinato selectivo' no está definida con precisión en la legislación internacional, a pesar de que es utilizada frecuentemente en documentos, informes o material periodístico, especialmente a partir del año 2000.[5]

MQ-1 Avión no tripulado utilizado en asesinatos selectivos

Aunque inicialmente la Administración de George W. Bush se opuso, los asesinatos selectivos se han transformado en una táctica frecuente para el Gobierno Federal de EEUU en la guerra contra el terrorismo.[6] Entre los hechos de asesinatos selectivos ejecutados por Estados Unidos que han recibido atención significativa, se incluye el asesinato de Osama bin Laden y del ciudadano americano Anwar al-Aulaqi en 2011.

Bajo la presidencia de Barack Obama, la utilización de la metodología de asesinatos selectivos se ha expandido, frecuentemente a través del uso de vehículos aéreos no tripulados o drones que operan en Afganistán, Paquistán o Yemen.[7]

La legalidad de los asesinatos selectivos está en discusión. Algunos académicos, personal militar y oficiales califican a los asesinatos selectivos como legítimos[14] .

El Observatorio de Derechos Humanos publica anualmente un Informe donde se describen en forma pormenorizada los hallazgos del año anterior en términos de violaciones a los derechos humanos en todo el mundo. En los últimos Informes, se menciona el uso de la metodología de asesinato selectivo en el capítulo correspondiente a los Estados Unidos.[17] .

Other Languages
العربية: قتل مستهدف
srpskohrvatski / српскохрватски: Ciljano ubijanje