Asamblea de Cataluña

Interior de la Iglesia de San Agustín del barrio de El Raval de Barcelona donde el 7 de noviembre de 1971 se constituyó la Asamblea de Cataluña.

La Asamblea de Cataluña (en catalán Assemblea de Catalunya) fue un organismo unitario de la oposición antifranquista de Cataluña creado en noviembre de 1971. Sus reivindicaciones fundamentales fueron la exigencia de libertades democráticas, la amnistía general para los presos políticos y la consecución del estatuto de autonomía, que quedaron sintetizadas en el célebre lema de Llibertat, Amnistia, Estatut d'Autonomia. Además de los partidos políticos —todos ellos clandestinos—, formaron parte de ella fuerzas de diversa índole, como organizaciones sindicales, grupos profesionales, representantes del movimiento universitario, del movimiento vecinal, grupos confesionales cristianos, asambleas comarcales, etc., de ahí el enorme eco social que tuvo. Los objetivos de la Asamblea se alcanzaron durante la transición democrática especialmente cuando las Cortes aprobaron el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1979.

Antecedentes

Palacio de la Música Catalana donde tuvo lugar la protesta conocida como los sucesos del Palau de la Música de 1960, 51 años después de que en ese mismo lugar se aprobara el primer proyecto de Estatuto de Autonomía para Cataluña propuesto por la Mancomunidad de Cataluña.

Habiendo conseguido sobrevivir a la dura represión de las dos primeras décadas de la dictadura, la oposición antifranquista resurgió a partir de 1960. El acto fundacional, en cuanto al catalanismo político, se suele situar en los sucesos del Palau de la Música de Barcelona de mayo de 1960, durante los cuales el público asistente a un acto celebrado en el Palacio de la Música Catalana presidido por varios ministros franquistas cantó el Cant de la senyera, que funcionaba como himno alternativo al prohibido Els Segadors. Como presunto responsable de la protesta fue detenido, juzgado y condenado por un tribunal militar a siete años de cárcel Jordi Pujol, a quien también se acusó de ser el autor del panfleto Us presentem al general Franco.[1]

En esos años el partido de oposición con mayor implantación fue el PSUC y el primer acontecimiento político importante fue La Capuchinada de 1966, así llamada por el convento de los capuchinos de Sarrià que la policía rodeó para proceder a detener a los promotores del ilegal y clandestino Sindicato Democrático de Estudiantes de la Universidad de Barcelona que estaban allí reunidos junto con un grupo de intelectuales, quienes entre otras cosas reivindicaban el deber de las universidades de «acoger a las lenguas y culturas nacionales y responsabilizarse de su desarrollo y consolidación».[2]

Other Languages