As de la aviación

Un As de la aviación es un aviador militar que tiene acreditado el derribo de cinco o más aviones enemigos.

Historia

El "primer as", Adolphe Pegoud siendo condecorado con la Croix de Guerre.

El uso del término as comenzó en el círculo de la aviación militar, durante la Primera Guerra Mundial (1914-18), cuando los periódicos de Francia describieron a Adolphe Pegoud, apodado "The Foolhardy One", como l'as (En Francés por "as") después de convertirse en el primer piloto en abatir cinco aviones alemanes. El término se popularizó en los periódicos de la Francia de la preguerra, cuando se referían a estrellas del deporte como futbolistas y ciclistas.

Fue establecido durante la Primera Guerra Mundial, las Potencias Centrales y el Imperio Británico definieron un as como un piloto con 10 o más " muertes catastróficas confirmadas", pero ninguna fuente autorizada apoyó esta declaración. El Imperio Alemán no tenía sistema de ases como tal, pero en su lugar publicitaban a los aviadores que habían destruido el mayor número de aviones aliados. Los británicos no tenían sistema de ases como tal y no publicaban lista de victorias de manera comparable a los franceses o alemanes.

En 1914-18, los diferentes servicios aéreos también tenían diferentes métodos de asignar puntos de victoria. La Luftstreitkräfte alemana acreditaba solo un piloto por cada victoria, y solamente se valoraban aviones enemigos destruidos o capturados. La mayoría de las restantes naciones adoptaron el sistema francés Armee de l'Air de recompensar con una victoria completa a cada piloto o artillero aéreo participante en una victoria, lo cual podía ser a veces seis o siete individuos. Los británicos además acreditaban "victorias morales", cuando los aeroplanos enemigos eran vistos "hundirse", "forzados a aterrizar", y "fuera de control". A menor grado lo hicieron las Fuerzas Aéreas del Ejército de los Estados Unidos. Por ejemplo, las 26 victorias de Eddie Rickenbacker incluían diez aviones "fuera de control", distintos "hundidos", y dos globos de observación. Ninguno de ellos hubieran sido reconocidos en guerras posteriores. En contraste la tripulación de un bombardero británico de dos miembros DH-9, que ejecutó hechos memorables de vuelo y artillería aérea, el 23 de agosto de 1918, no fue reconocida como ases. El piloto bermudeño, Tnte. Arthur Spurling, y el artillero Sgt. Frank Bell atacaron 30 Fokker D.VIIs alemanes. Spurling destruyó tres D.VIIs con la ametralladora fija delantera y Bell destruyó dos con su cañón. Spurling fue condecorado con la Distinguished Flying Cross como reconocimiento de sus acciones.

En la Segunda Guerra Mundial, algunas fuerzas aéreas acreditaron compartir fracciones de victorias aéreas, obteniéndose resultados fraccionales como 11½ o 26.83. Algunos mandos estadounidenses también acreditaron aviones destruidos en tierra como si fueran victorias aéreas. Los soviéticos distinguieron entre muertes en grupo o solas, como hicieron los japoneses, aunque la Armada Japonesa paró de acreditar victorias individuales en 1943. La Luftwaffe alemana continuó con la tradición de "un piloto, una muerte." La Fuerza Aérea Soviética tuvo los únicos ases femeninos del mundo. Durante la Segunda Guerra Mundial, Katya Budanova alcanzó 11 y Lydia Litvyak consiguió 12 victorias.

A pesar de las cifras oficiales, muy pocos ases reconocidos derribaron tantos aviones como acreditan. La principal razón de reclamos inadecuados es la confusión del combate en tres dimensiones y altas velocidades, así como la competitividad y el deseo de reconocimiento también influyen en el cóctel. En consecuencia, errores del 50 al 100% y más son comunes en el combate aéreo. En la Guerra de Corea, tanto las fuerzas aéreas norteamericanas y rusas reclamaron ratios de victorias-pérdidas de 10 a 1.

La mayoría de las cifras correctas normalmente pertenecen a fuerzas aéreas luchando en su propio territorio, donde los restos podían ser contados. Esta es la razón por la que a Manfred von Richthofen se le reconoce haber destruido al menos 73 de los 80 aeroplanos que se le acreditaron. Otros en cambio, como el as de ases de la aviación a reacción, el israelí Giora Epstein, tiene reconocidas sus 17 victorias, por parte de la Fuerza Aérea Israelí y la Fuerza Aérea de Egipto.

La palabra "as" se ha usado no solo para aviadores sino también para aquellos que se han distinguido por hundir barcos y destruir carros de combate. (Ver, por ejemplo el artículo Ases de las Profundidades.)

Other Languages
العربية: طيار بطل
čeština: Letecké eso
dansk: Flyver-es
Deutsch: Fliegerass
Ελληνικά: Ιπτάμενος άσος
English: Flying ace
Esperanto: Flug-aso
eesti: Õhuäss
ქართული: მფრინავი-ასი
lietuvių: Asas
latviešu: Ass (lidotājs)
Nederlands: Vliegende aas
norsk bokmål: Flyveress
português: Ás da aviação
русский: Лётчик-ас
Simple English: Flying ace
slovenčina: Letecké eso
slovenščina: Letalski as
svenska: Flygaräss
Türkçe: As pilot
українська: Ас
اردو: اڑتااکا
Tiếng Việt: Ách (phi công)