Arturo de Ascanio

Arturo de Ascanio
Información personal
Nacimiento 1929 Ver y modificar los datos en Wikidata
Canarias, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 6 de abril de 1997 Ver y modificar los datos en Wikidata
Madrid, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Mago Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Arturo de Ascanio ( San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, 1929- Madrid, 6 de abril de 1997) fue un mago español, de quien se considera que revolucionó la concepción psicológica de la magia. Es considerado como el padre de la cartomagia española.

Biografía

Estudió con gran profundidad qué tipo de resortes mentales pueden elevar o mermar la potencia del efecto mágico en la mente del espectador. Muchas de sus conferencias pueden leerse en los volúmenes "La Magia de Ascanio", compiladas y ordenadas por Jesús Etcheverri, que llegó a la comunidad mágica antes de morir.

No conforme con sólo estudiar la psicología de la magia, también desarrolló efectos prácticos y sutiles técnicas que demuestran la solidez de sus teorías.

Es interesante notar que Arturo de Ascanio no era mago profesional. Él tenía otra profesión (abogado), y la magia era su afición. Ello no fue obstáculo para que su profundo conocimiento de la cartomagia, sus desarrollos teóricos y técnicos sobre la especialidad, y su propia habilidad para realizar los efectos, le permitieran ser reconocido internacionalmente y llegar a ganar el primer premio de cartomagia en el XI Campeonato Mundial de Magia de la FISM celebrado en Ámsterdam en 1970.

En el Congreso Mágico Nacional de 1959 celebrado en Sevilla ([1]), consiguió el Gran Premio, siendo la primera vez que se concedía dicho galardón a un mago en la especialidad de Magia de Cerca ( Cartomagia).

Fue admirado y querido por magos de la talla de Juan Tamariz, Miguel Puga (MagoMigue), entre tantísimos otros, quienes lo consideran su maestro.

También tuvo siempre el reconocimiento de sus coetáneos más notables, como René Lavand, con quien mantuvo correspondencia alrededor de treinta años antes de llegar a conocerse personalmente.

Other Languages