Arthur Honegger

Arthur Honegger
Arthur Honegger 1921.jpg
Información personal
Nombre de nacimientoOscar Arthur Honegger Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento10 de marzo de 1892 Ver y modificar los datos en Wikidata
El Havre, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento27 de noviembre de 1955 Ver y modificar los datos en Wikidata (63 años)
París, Francia Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerteInfarto de miocardio Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepulturaCementerio Saint-Vincent Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadSuiza y francesa Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • Andrée Vaurabourg Ver y modificar los datos en Wikidata
Pareja
Educación
Educado en
  • Conservatorio Nacional de Música y Danza de París Ver y modificar los datos en Wikidata
Alumno de
Información profesional
OcupaciónCompositor, musicólogo, profesor de música y compositor de bandas sonoras Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
  • Conservatorio Nacional de Música y Danza de París Ver y modificar los datos en Wikidata
EstudiantesMarius Constant Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientomúsica clásica Ver y modificar los datos en Wikidata
GéneroÓpera y sinfonía Ver y modificar los datos en Wikidata
InstrumentoViolonchelo Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables
Miembro de
Distinciones
  • Gran oficial de la Legión de Honor‎ Ver y modificar los datos en Wikidata
FirmaSignature Honneger.png
Billete de veinte francos suizos con el retrato de Honegger.

Arthur Honegger (El Havre, 10 de marzo de 1892 - París, 27 de noviembre de 1955) fue un compositor suizo nacido en Francia y que vivió la mayor parte de su vida en París. Fue miembro de Les Six. Su obra más interpretada probablemente es la pieza orquestal Pacific 231, inspirada por el sonido de una locomotora de vapor.

Biografía

Nacido como Oscar-Arthur Honegger (nunca usó su primer nombre), de padres suizos en Le Havre, Francia estudió en principio armonía y violín en su ciudad natal. Tras una formación durante dos años en Zúrich, ingresó en el Conservatorio de París, donde estuvo de 1911 a 1918 y estudió con Charles-Marie Widor y Vincent d'Indy. Su presentación como compositor en París data de 1916 y en 1918 escribió el ballet Le dit des jeux du monde, considerada como su primera obra característica. En 1926 se casó con Andrée Vaurabourg, pianista y condiscípula en el Conservatorio de París, con la condición de que viviesen en apartamentos diferentes. Vivieron separados durante todo su matrimonio, con la excepción de los años de 1935 a 1936, tras sufrir Varaubourg un accidente de tráfico, y en el último año de vida de Honegger, cuando no pudo valerse. Tuvieron una hija, Pascale, nacida en 1932. Honegger también tuvo un hijo, Jean-Claude (1926-2003), con la cantante Claire Croiza.

A comienzos de la década de 1920, Honegger saltó a la fama con su "salmo dramático" Le Roi David, que aún está en el repertorio coral. Entre las dos guerras mundiales Honegger fue muy prolífico. Compuso la música para la película épica de 1927 Napoleon, de Abel Gance. Escribió nueve ballets y tres obras escénicas vocales, entre otras obras. Una de esas obras escénicas, Jeanne d'Arc aur bûcher (1935), un "oratorio dramático" (con texto de Paul Claudel), se contempla como una de sus mejores obras. Además de su trabajo en solitario, colaboró con Jacques Ibert tanto en una ópera ( L'Aiglon, 1937) como en la opereta Les petites cardinal. En esta época también escribió la Danse de la chèvre (1921), una pieza esencial en el repertorio de flauta. Dedicada a René le Roy, esta obra es viva y encantadora, pero con la misma sinceridad de toda la producción de Honegger.

Honegger siempre se mantuvo en contacto con Suiza, el país de origen de sus padres, hasta que el estallido de la guerra y la invasión de los nazis le hizo imposible abandonar París. Se unió a la resistencia francesa y en general los nazis no le causaron problemas y le permitieron continuar con su trabajo sin demasiadas interferencias. Dio clases de composición en la École normale de musique de Paris y entre sus alumnos estuvo Yves Ramette. Sin embargo, la guerra lo deprimió mucho. Entre su estallido y su muerte escribió las cuatro últimas sinfonías (de la segunda a la quinta), que están entre las más importantes obras sinfónicas del siglo XX. Entre ellas, la segunda, para cuerdas con una trompeta solista que interpreta una melodía coral de Johann Sebastian Bach en el último movimiento, y la tercera, subitulada Symphonie Liturgique, con tres movimientos que evocan la música para la misa de Réquiem (Dies Irae, De profundis clamavi y Dona nobis pacem) son probablemente las más conocidas. Escrita en 1946, justo al final de la guerra, tiene su paralelismo con la Sinfonia da Requiem de Benjamin Britten de 1940. En contraste con esta obra está la Sinfonía nº 4, lírica, nostálgica, subtitulada "Deliciae Basiliensis" ("Los gozos de Basilea"), escrita como tributo a los días de distensión pasados en esa ciudad suiza durante la guerra.

Es conocida la pasión de Honegger por los trenes y en una ocasión dijo:

Siempre he amado a las locomotoras de un modo pasional. Para mi, son seres vivos a los que amo, igual que otros aman a las mujeres o a los caballos.

Su "movimiento sinfónico" Pacific 231 (una descripción de una locomotora de vapor) le hizo obtener notoriedad en 1923.

Muchas de las obras de Honegger recibieron el gran apoyo de su amigo Georges Tzipine, que dirigió las primeras grabaciones de algunas de ellas (el oratorio Chris du Monde", Nicolas de Flüe)[1]

En 1953 escribió su última composición, Una cantata de Navidad. Tras una larga enfermedad, murió en su casa de París, víctima de un ataque al corazón, en noviembre de 1955 y está enterrado en el Cementerio Saint-Vincent del barrio parisino de Montmartre.

Los principales elementos del estilo de Honegger son el contrapunto bachiano, marcados ritmos, amplitud melódica, armonías muy coloristas, uso impresionista de las sonoridades orquestales y preocupación por la arquitectura formal. Su estilo es más potente y solemne que el sus colegas de Les Six. Lejos de reaccionar contra el romanticismo alemán como hicieron otros miembros del grupo, las obras de madurez de Honegger tienen una gran influencia de ellas. A pesar de las diferencias de sus estilos, él y su colegas de Les Six Darius Milhaud fueron grandes amigos; habían estudiado juntos en el Conservatorio de París. Milhaud dedicó su cuarto quinteto de cuerda a la memoria de Honegger, mientras que Francis Poulenc, de igual modo, le dedicó si Sonata para clarinete.

Quizá sea mundialmente famoso por su frase épica:

El primer requisito para un compositor es estar muerto. Arthur Honegger, Je suis compositeur, 1951

Other Languages
Alemannisch: Arthur Honegger
العربية: آرثر هونيغر
azərbaycanca: Artur Oneqqer
български: Артур Онегер
čeština: Arthur Honegger
Esperanto: Arthur Honegger
français: Arthur Honegger
italiano: Arthur Honegger
Lëtzebuergesch: Arthur Honegger
Limburgs: Arthur Honegger
lietuvių: Arthur Honegger
latviešu: Artūrs Onegērs
македонски: Артур Хонегер
Nederlands: Arthur Honegger
norsk nynorsk: Arthur Honegger
português: Arthur Honegger
srpskohrvatski / српскохрватски: Arthur Honegger
Simple English: Arthur Honegger
slovenščina: Arthur Honegger
Türkçe: Arthur Honegger
українська: Артур Онеґґер
Tiếng Việt: Arthur Honegger