Arte rupestre del extremo sur de la península ibérica

Mapa indicativo de los principales abrigos y localización (en rojo) en relación al arte rupestre del arco mediterráneo en la península ibérica (en rosa).

El arte rupestre del extremo sur de la península ibérica, conocido localmente como arte sureño, se refiere al arte rupestre existente fundamentalmente en la provincia andaluza de Cádiz, así como en la de Málaga.

Se trata de más de 180 cuevas y abrigos en los que existen representaciones prehistóricas en forma de pinturas y grabados. En la Cueva de Nerja situada en la localidad de Maro, municipio de Nerja ( Málaga), han sido datadas unas pinturas de focas que podrían ser la primera obra de arte conocida de la historia de la humanidad, con 42 000 años de antigüedad,[1]​ mucho más antiguas que las pinturas rupestres de bisontes de la mundialmente famosa Cueva de Altamira. Otras manifestaciones parietales de estas cuevas son postpaleolíticas (Neolítico, Calcolítico, Edad del Bronce, Edad del Hierro). Dentro del conjunto destaca el término municipal de Tarifa ( provincia de Cádiz) con más de medio centenar de cuevas y abrigos de todas las épocas prehistóricas.

La importancia de este arte rupestre reside en el hecho de que aquí existen manifestaciones prehistóricas realizadas en un periodo que duró casi 20 000 años, que permiten contemplar los cambios de estilos, técnicas, evoluciones e influencias culturales que tuvieron lugar durante tan dilatado espacio de tiempo.

Obras destacadas

Destacan: