Artículo 175 (Alemania)

El artículo (párrafo o parágrafo) 175 del código penal alemán (§ 175 StGB-Deutschland) fue una norma jurídica que estuvo vigente en Alemania desde el 1 de enero de 1872 hasta el 11 de junio de 1994, cuyo contenido penaba las relaciones homosexuales entre personas de sexo masculino. De hecho, desde 1935 (párrafo 175b) hasta 1969 abarcaba incluso los « actos contra natura con animales». En total, unos 140.000 hombres fueron procesados bajo las diferentes versiones de este artículo.

En 1935, el régimen nazi endureció el contenido del artículo 175. Entre otras cosas, se incrementó la pena máxima de seis meses a cinco años de prisión y, además, se ampliaron las actividades relacionadas con actos condenables bajo la ley. Inicialmente sólo se refirió a la actividad sexual (a todo tipo de acciones «obscenas»), pero el nuevo párrafo 175a, pensado para «casos con agravante», prescribía penas de uno a diez años de trabajos forzados. La homosexualidad era reprimida porque se consideraba una muestra de degeneración racial que podía transmitirse, como vicio, de unos individuos a otros; por ello, había que cortarla de raíz para evitar que se extendiera entre la población.[1]

La República Democrática Alemana retomó en 1950 la anterior versión del artículo 175. Sin embargo, persistió en el uso del artículo 175a. A fines de los años 1950 se dejó de castigar la homosexualidad entre adultos pero en 1968 la RDA creó su propio código penal en el cual, dentro del artículo 151, se condenaban las relaciones homosexuales con menores, tanto para hombres como para mujeres. En 1988 este artículo se eliminó completamente.

Durante dos décadas, la República Federal de Alemania mantuvo las versiones de los artículos 175 y 175a de igual forma que durante la época del nacionalsocialismo. En 1969 se realizó una reforma y en 1973 otra. A partir de ese momento sólo eran sancionables los actos homosexuales con jóvenes varones menores de 18 años y, tras un intento fallido de los Verdes en los años 1980, el artículo fue definitivamente eliminado en 1994 con la adaptación de las legislaciones de ambas Alemanias.

Popularmente, la denominación para homosexuales se convirtió en «los 175» (175er) y se consideraba el 175 como la «fiesta de los maricones».

Orígenes

La quema en la hoguera del caballero von Hohenberg con su escudero, ante las murallas de Zúrich (1482).

En la segunda mitad del siglo XIII el sexo anal entre hombres pasó de ser un pecado, aunque completamente legal, a convertirse en un crimen, condenado en casi toda Europa con la pena de muerte (véase también: sodomía).

En 1532, Carlos V del Sacro Imperio Romano creó una base legal para esa costumbre en su Constitutio Criminalis Carolina, que mantuvo su vigencia en el Sacro Imperio Romano Germánico hasta finales del siglo XVIII. El párrafo 116 dice:

Castigad así al impúdico, cuando actúe contra natura. En el caso de que una persona actúe de forma impúdica con un animal, un hombre con un hombre, una mujer con una mujer, entonces han perdido el derecho a la vida. Y se deberá, según la costumbre, llevarlos a la muerte con el fuego.[2]

En 1794, después de que ya lo hubieran hecho Francia y Austria, Prusia, con la introducción del Derecho común, la pena de muerte se reduce a una pena de cárcel. El artículo 143 señala que:

La fornicación contra natura, realizada entre personas del sexo masculino o de personas con animales, está castigada con una pena de cárcel de seis meses a cuatro años, además de la suspensión temporal de los derechos civiles.[3]

Con ello, Prusia se convierte en un estado pionero e ilustrado, aunque pronto se vio superado por el desarrollo de otros países. Así, en 1810, el Código Penal francés sólo eran punibles las conductas que atentaran contra los derechos de un tercero, lo que equivalía a la legalización del sexo con consentimiento mutuo entre hombres. Con sus conquistas, Napoleón exportó su Código Civil y Código Penal a otros países, como los Países Bajos. También Baviera siguió el ejemplo francés y eliminó en 1813 todos los delitos sin víctima.

Observando este desarrollo de acontecimientos, el gobierno de Prusia se preocupó de que el artículo 143 desapareciese con la creación del Imperio alemán, por lo que, dos años antes de la unificación, intentó justificar científicamente la existencia del artículo. Para ello, reunió a una Deputation für das Medizinalwesen (Diputación para las Ciencias Médicas) a la que pertenecían entre otros los famosos médicos Rudolf Virchow y Heinrich Adolf von Bardeleben.

Sin embargo, en su informe del 24 de marzo de 1869 se declararon «incapaces de encontrar razones por las que, mientras que otros tipos de fornicación no aparecen en la legislación, se castigue el sexo con animales o entre hombres.» De igual forma, la propuesta de legislación penal presentada por Bismarck en 1870 para la Confederación Alemana del Norte se basaba en las correspondientes leyes prusianas. La propuesta se justificaba con la opinión pública:

Pero incluso cuando la eliminación de estos delitos se puede justificar desde el punto de vista de la medicina y de algunas teorías del derecho penal; el sentido de la justicia del pueblo condena esos actos no sólo como vicio, sino también como delito [...][4]

Other Languages
brezhoneg: Mellad 175
català: Paràgraf 175
čeština: Paragraf 175
Deutsch: § 175
English: Paragraph 175
français: Paragraphe 175
עברית: סעיף 175
hrvatski: Paragraf 175
italiano: Paragrafo 175
Nederlands: Paragraaf 175
norsk bokmål: Paragraf 175
polski: Paragraf 175
português: Parágrafo 175
română: Paragraful 175
русский: Параграф 175
srpskohrvatski / српскохрватски: Paragraf 175
svenska: Paragraf 175