Arriba (periódico)

Arriba
Tipo Periódico diario
País Bandera de España España
Fundación 21 de marzo de 1935[n. 1]
Fundador/a José A. Primo de Rivera
Fin de publicación 16 de junio de 1979
Ideología política Franquismo,
falangismo
Idioma Español
Propietario/a
[ editar datos en Wikidata]

Arriba fue un periódico español, órgano oficial de FET y de las JONS.[2] aunque no tuvo mucho éxito.

El 5 de marzo de 1936 fue suspendido por las autoridades de la Segunda República, prohibición que continuaría durante unos años más debido al inicio de la Guerra Civil. Con la ocupación de Madrid por las tropas franquistas, los falangistas se incautaron de las instalaciones del diario El Sol, y Arriba reapareció el 29 de marzo de 1939 como diario propiedad de Prensa del Movimiento. En adelante constituyó el periódico oficial del régimen franquista, a lo largo de cuatro décadas. Tras la muerte de Franco, el 15 de junio de 1979 el Consejo de Ministros dispuso el cierre del periódico y al día siguiente se publicó su último número.[4]

Historia

Primera época

Arriba fue fundado originalmente el 21 de marzo de 1935 como un semanario,[9]

En el contexto de la década de 1930, el antisemitismo del líder falangista no era de corte racial, como el característico del nazismo, sino religioso, bebiendo en las fuentes del antijudaísmo tradicional en el catolicismo.[11]

Estos judíos de SEPU dan motivos para ocuparse de ellos diariamente, por sus relaciones con los empleados que explotan. Si basta su sola presencia para producir indignación, si hasta los atropellos que con su personal cometen basta para sublevar al más tranquilo. Nosotros preguntamos ¿SEPU disfruta de patente de corso? ¿Quién ampara a SEPU? ¿Conoce el director de Trabajo los casos de SEPU?

«Siempre Sepu», Arriba, 12 de junio de 1935

Esta campaña, que comenzó desde el primer número del periódico y fue sistemática,[13]

El semanario fue suspendido por las autoridades entre 4 de julio y 31 de octubre de 1935, tras haber publicado un artículo que atacaba duramente a la CEDA.[15]

Dictadura franquista

La suspensión continuó durante la Guerra Civil Española. Tras el estallido de la contienda, en la zona sublevada surgieron numerosas publicaciones de carácter periódico bajo el título de Arriba. Una de ellas fue el diario Arriba España,[17]

El 28 de marzo de 1939, coincidiendo con la entrada de las tropas franquistas en Madrid, la redacción del diario El Sol fue confiscada por un grupo de falangistas.[26]

Tras el final de la guerra el diario tuvo su sede editorial en la calle Larra,[28]

En la década de 1940, Arriba destacó por ser portavoz del ala más radical del falangismo. En mayo de 1941 un artículo redactado por Dionisio Ridruejo —director general de Propaganda— y enviado por el también falangista Antonio Tovar —director general de Prensa—, que llevaba por título El hombre y el pelele en referencia poco velada a Valentín Galarza, fue publicado en Arriba.[29]

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, una parte de la prensa española adoptó un marcado tono filonazi.[38]

Sede central de Arriba en Madrid, entre 1962 y 1979.

Durante los años posteriores sus editoriales siguieron actuando como un verdadero órgano oficial del régimen.[43]

Durante el franquismo pasaron por la dirección del diario figuras como Ismael Herráiz,[42]

Últimos años

Aunque en sus primeros años de vida disfrutó de una importante difusión, pasados los años de posguerra el número de lectores cayó progresivamente, a pesar de seguir constituyendo el diario más importante de la «Prensa del Movimiento».[52]

Portada del periódico, el 20 de noviembre de 1975.

Al igual que el popular Pueblo —perteneciente a la Organización Sindical—, tras la muerte de Franco el diario Arriba no mostró ningún fervor monárquico y aceptó a Juan Carlos de Borbón como su sucesor solo por obediencia legal.[56]

Other Languages
català: Arriba
français: Arriba