Arrianismo

Grabado de Arrio argumentando la supremacía de Dios Padre, y que el Hijo tuvo un comienzo, al haber tenido un verdadero nacimiento.

El arrianismo es una creencia no trinitaria. Afirma que Jesucristo fue creado por Dios Padre y está subordinado a él. Las enseñanzas arrianas fueron atribuidas a Arrio (c. 250-335 d. C.), un presbítero en Alejandría, Egipto. Las enseñanzas están opuestas a las principales enseñanzas católico-romanas sobre la naturaleza de la Santa Trinidad y de la naturaleza de Cristo. La cristología arriana dice que el Hijo de Dios no existió siempre, sino que fue creado por Dios Padre. Esta creencia se basa en la interpretación del versículo 14:28 del Evangelio de Juan[1] donde Jesús dice:

Oyeron que les dije que me voy y volveré a visitarlos. Si me amaran, se alegrarían de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo.

El Primer Concilio de Nicea del 325 declaró herejía al arrianismo. En el Primer Sínodo de Tiro, en el 335, Arrio fue exonerado.[3] Los emperadores romanos Constancio II (que gobernó del 337 al 361) y Valente (que gobernó del 364 al 378) fueron arrianos o cercanos al arrianismo.

Comienzos

En algunos grupos de los primeros cristianos se enseñaba que Cristo había pre-existido como Hijo de Dios desde antes de su encarnación en Jesús de Nazaret, y que había descendido a la Tierra para redimir a los seres humanos.[4]

Arrio creía que Dios Padre y Dios Hijo no habían existido juntos desde siempre.[6] Arrio y sus seguidores apelaban al versículo 14:28 del Evangelio de Juan, donde Jesús dice:

Oyeron que les dije que me voy y volveré a visitarlos. Si me amaran, se alegrarían de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo.

También apelaban al versículo 8:22 del libro bíblico Proverbios, que dice: [7]

El Señor me creó al comienzo de su obra

Arrio había sido discípulo de Luciano de Antioquía en la academia privada de Antioquía, y heredó de él una versión modificada de las enseñanzas de Pablo de Samosata.[8] Después de que las disputas acerca del arrianismo se politizasen, se adoptó una solución general a esta división. Hubo una gran mayoría que adquirió la posición trinitaria, y la posición arriana fue declarada heterodoxa.

La controversia acerca del arrianismo de finales del siglo III continuó a lo largo de buena parte del siglo IV. Incumbió a muchos miembros de la Iglesia: simples creyentes, sacerdotes, monjes, obispos, emperadores y miembros de la familia imperial romana. Los emperadores romanos, Constancio II y Valente, se convirtieron en arrianos o semi-arrianos. También se hicieron arrianos los godos, vándalos y lombardos antes de la caída del Imperio Romano. La profunda controversia en el seno de la Iglesia durante este periodo podría no haberse materializado sin la significativa influencia histórica de las doctrinas arrianas.[10] Esta mayoría se debió, al menos en parte, a la pena de exilio o de muerte para aquellos que rehusasen firmar el credo de Nicea impuesto por Constantino.

Además, si se encuentra algún escrito sobre Arrio, podría ser arrojado al fuego, por lo que no solo se borra la maldad de su enseñanza, sino que no quedará nada para recordarlo. Y por esto hago una orden pública, de que si se descubriese que alguien esconde un escrito compuesto por Arrio, y no lo lleva inmediatamente a su destrucción por fuego, la pena será la muerte. Tan pronto como se descubra su ofensa, él podría ser sometido a castigo capital [...]

Edicto del emperador Constantino contra los arrianos.[11]

El arrianismo continuó existiendo durante varias décadas, aunque el aparente resurgimiento del arrianismo después de Nicea fue, más bien, una reacción anti-nicea explotada por los simpatizantes de los arrianos que algo propiamente arriano.[13] En la Europa Occidental, el arrianismo, que había sido predicado por Ulfilas, un misionero arriano entre las tribus germánicas, era dominante entre godos y lombardos (y en el crepúsculo del Imperio, fue significativo entre los vándalos); pero dejó de ser una creencia mayoritaria en estas tribus en el siglo VIII, a medida que los legisladores de esas tribus germánicas fueron adoptando gradualmente el catolicismo. Este proceso empezó Clodoveo I de los francos en el 496, siguió con Recaredo I de los visigodos en el 587 y culminó con Ariberto I de los lombardos en el 653.

Other Languages
Alemannisch: Arianismus
aragonés: Arrianismo
العربية: آريوسية
azərbaycanca: Arianlıq
български: Арианство
brezhoneg: Arianegezh
català: Arianisme
čeština: Ariánství
Cymraeg: Ariadaeth
dansk: Arianisme
Deutsch: Arianismus
Ελληνικά: Αρειανισμός
English: Arianism
Esperanto: Arianismo
eesti: Arianism
euskara: Arrianismo
فارسی: آریانیسم
français: Arianisme
Frysk: Arianisme
Gaeilge: Airiasachas
galego: Arianismo
עברית: אריאניות
hrvatski: Arijanstvo
magyar: Arianizmus
interlingua: Arianismo
Bahasa Indonesia: Arianisme
italiano: Arianesimo
日本語: アリウス派
ქართული: არიანელობა
қазақша: Арианизм
한국어: 아리우스파
Latina: Arianismus
Limburgs: Arianisme
lietuvių: Arijonizmas
latviešu: Ariānisms
македонски: Аријанство
മലയാളം: ആരിയനിസം
Bahasa Melayu: Arianisme
Nedersaksies: Arianisme
Nederlands: Arianisme
norsk bokmål: Arianisme
occitan: Arrianisme
polski: Arianizm
Piemontèis: Arianésim
português: Arianismo
română: Arianism
русский: Арианство
Scots: Arianism
srpskohrvatski / српскохрватски: Arijanstvo
Simple English: Arianism
slovenčina: Arianizmus
slovenščina: Arijanstvo
shqip: Arianizmi
српски / srpski: Аријанство
svenska: Arianism
Kiswahili: Uario
Tagalog: Arianismo
Türkçe: Aryanizm
українська: Аріанство
اردو: آریوسیت
walon: Arianisse
粵語: 阿里烏派