Arquitectura subterránea

Casa Cueva en los Sassi di Matera en Italia
Casas Cueva en Guadix en Andalucía con chimeneas solares

La arquitectura subterránea también conocida por arquitectura enterrada, arquitectura excavada o arquitectura troglodítica es un subtipo de la arquitectura solar bioclimática que aprovecha una tecnología para reducir la incertidumbre ambiental para seres humanos en el subterráneo (bajo tierra) más cerca a la superficie, donde pretende construir un refugio acogedor y duradero.

Esta arquitectura aprovecha de los recursos naturales en los alrededores del sitio elegido para la construcción: el propio suelo consolidado tal como está. Se aprovecha la inercia térmica del terreno para obtener confort térmico interior en la vivienda. Este tipo de arquitectura está muy a menudo relacionado con la autoconstrucción. Uno de los ejemplos más conocidos en el mundo de arquitectura subterránea antigua es el de los Sassi di Matera, en Italia. Otros ejemplos se encuentran en España, especialmente en Andalucía,[2]

Construcción

Para la construcción se deben cumplir varios requisitos como un terreno adaptado que consiste en arcilla, areniscas, margas, calizas, conglomerados o roca sedimentaria. En función de las culturas y zonas donde se construyen, la fachada o fachadas con ventanas y puertas se pueden orientar hacia el sol a lo largo del día (al norte de ecuador hacia el sur y viceversa), o bien huyendo de él, como en el caso de las viviendas subterráneas de oriente medio. Una chimenea solar o un patio interior excavado al otro extremo de la puerta facilitan una buena ventilación.[3]

Other Languages
français: Caveau (maison)
한국어: 복토건축
Nederlands: Ondergronds bouwen
svenska: Suterränghus