Arqueta de San Genadio

Arqueta de San Genadio

La arqueta de San Genadio fue donada por Alfonso III el Magno, rey de Asturias, a San Genadio, obispo de Astorga,[1]​ y está considerada, junto con la Caja de las Ágatas, la Cruz de la Victoria y la Cruz de los Ángeles, una la de las cuatro obras cumbres de la orfebrería prerrománica asturiana. Fue realizada a principios del siglo X, y en la actualidad es expuesta al público en el Museo de la Catedral de Astorga.

Historia

La arqueta de San Genadio fue donada por Alfonso III el Magno, rey de Asturias, a San Genadio, obispo de Astorga entre los años 900 y 919. Diversos autores señalan que en un principio, posiblemente fuese destinada a guardar la reserva de la Eucaristía, y como tal estuvo en 1952 en el Congreso Eucarístico Internacional de 1952, celebrado en la ciudad de Barcelona. Posteriormente fue destinada a ser relicario.

Ha sido estudiada y descrita por numerosos historiadores del arte.

Other Languages