Armisticio de Mudros

HMS Agamemnon en una visita previa a Mudros durante la campaña de Dardanelos en 1915.

El Armisticio de Mudros fue un armisticio alcanzado entre el Imperio otomano y los Aliados a finales de la Primera Guerra Mundial y la partición del Imperio otomano. Fue firmado en el puerto de Moúdros (en la isla de Lemnos) el 30 de octubre de 1918.[2]

Según los términos del pacto, los Aliados ocuparían la zona de los estrechos de los Dardanelos y del Bósforo, Batumi y los túneles de los montes Tauro. Asimismo, se reconocía a los vencedores el derecho a ocupar seis provincias de población armenia en el noreste de Anatolia en caso de desórdenes, así como cualquier punto estratégico considerado importante para garantizar la seguridad de los Aliados. El Ejército otomano quedaba desmovilizado.

En el Cáucaso, las unidades otomanas debían retirarse a las líneas anteriores a la guerra, con lo que perdían las posesiones que habían ocupado directamente o que dominaban por medio de Gobiernos interpuestos, es decir, las regiones de Ayaria (Batumi), Ajaltsije, Kars, Ardahan y Azerbaiyán.

Antecedentes

Los eventos en el sureste de Europa deshicieron las esperanzas del gobierno otomano. El Frente Macedonio, también conocido como la campaña de Salónica, había estado estable de forma general desde el año 1916. En septiembre de 1918, las fuerzas aliadas (bajo el mando de Louis Franchet d'Espèrey) lanzaron una ofensiva sorpresa que resultó ser muy exitosa. El ejército búlgaro fue derrotado, y Bulgaria se vio obligada a buscar la paz en el Armisticio de Salónica. Esto fue directamente en detrimento tanto de la causa alemana como de la causa otomana, ya que los alemanes no tenían tropas para ayudar con la defensa de Austria-Hungría de la recientemente formada vunerabilidad en el sureste europeo, luego de las derrotas que había sufrido en Francia, y los otomanos tuvieron repentinamente que defender Constantinopla contra un asedio por tierra desde Europa sin la ayuda de los búlgaros.[2]

El Gran Visir Talaat Pasha visitó Berlín, Alemania, y Sofía, Bulgaria en septiembre de 1918. Volvió aceptando la idea de que la guerra ya no era ganable. Dado que parecía que los alemanes buscarían la paz por separado, los Otomanos se iban a ver obligados a hacer lo mismo. Talaat convenció a los otros miembros del partido que debían renunciar, ya que los aliados les impondrían condiciones incluso más severas si pensaban que las personas que iniciaron la guerra aún seguirían en el poder. También hizo un acercamiento a los Estados Unidos para ver si podía rendirse ante ellos y obtener los beneficios de los Catorce Puntos, pese a que el Imperio Otomano y los Estados Unidos no estaban en guerra; sin embargo, los estadounidenses nunca respondieron, ya que estaban esperando la recomendación británica para dar su respuesta, recomendación que nunca llegó. El 13 de octubre, Talaat y el resto de su ministerio renunció. Ahmed Izzet Pasha reemplazó a Talaat como Gran Visir. Dos días después de asumir el cargo, envió al general inglés capturado Charles Vere Ferrers Townshend a los Aliados para discutir las condiciones de un armisticio.[2]

Other Languages