Armada Nacional de Venezuela

Armada Nacional de la República Bolivariana de Venezuela
Seal of the Venezuelan Navy.png
Escudo de armas de la Armada de Venezuela
Activa 1811 - presente
País Flag of Venezuela.svg Venezuela
Rama Armada
Tamaño ~ 93 buques principales y 38 aeronaves.
Comandantes
Comandante actual Almirante Orlando Miguel Maneiro Gaspar
Comandantes
notables
Luis Brión
José Prudencio Padilla
Insignias
Pabellón nacional Flag of Venezuela.svg
Bandera de proa Naval Jack of Venezuela.svg
Bandera Flag of the Venezuelan Navy.png
Cultura e historia
Lema Navegare necesse, vivere non necesse
( Latín: Necesario es navegar, no es necesario vivir.)
Aniversarios 24 de julio
( Combate naval del Lago de Maracaibo
Guerras y batallas

Guerra de independencia de Venezuela:


Sitio web: http://www.armada.mil.ve/
[ editar datos en Wikidata]

La Armada de Venezuela es el componente de la Fuerza Armada Nacional de Venezuela encargado de "asegurar la defensa naval y el cumplimiento de la Constitución y las leyes, cooperar en el mantenimiento del orden interno y participar activamente en el desarrollo nacional, a fin de garantizar la independencia, la soberanía y la integridad de los espacios acuáticos de la Nación".

Historia

1811 - 1830

La historia del Comando de la Escuadra está entrelazada a la historia de la Armada de la República Bolivariana de Venezuela. El primer estandarte de la Armada se enarboló el 12 de marzo de 1806 durante la expedición comandada por el almirante Francisco de Miranda sin duda la primera que tiene por objeto la independencia de Venezuela y donde también se enarbola al viento el tricolor nacional a bordo de los veleros Leander, Bee y Bacchus.

Posteriormente, y hasta 1883, entre los años que comprendieron el periodo Pre-independencia, la guerra de independencia y la consolidación de la República, la Armada y el comando de la escuadra eran denominadas para entonces como Fuerzas Navales, escuadrilla o expediciones navales.

El 4 de mayo de 1810 la Junta Suprema de Caracas designa a Lino de Clemente Secretario de Marina y de Guerra, cargo que en la actualidad corresponde al de Ministro de la Defensa. Diputado electo por la provincia de Caracas al Congreso de las Provincias Unidas de Venezuela de 1811 y firmante del Acta de Independencia de Venezuela, Clemente promueve la creación de la armada venezolana en 1811 y organiza una Escuela Náutica para la formación de oficiales en el puerto de La Guaira. La escuela fue dirigida por el Alférez de Fragata Vicente Parrado. En marzo de 1811 el Coronel Juan Bautista Arismendi fue asignado para contener el progreso de los españoles por Guayana con fuerzas navales en las riberas del Orinoco. La escuadra de la Primera República contaba con algunos cañoneros y embarcaciones pequeñas que no sirvieron para romper el bloqueo costero opuesto por el Consejo de Regencia de Cádiz, pero fueron de utilidad en los ríos del país, particularmente en la Campaña de Guayana (1811-1812). El 23 de agosto de 1811 se llevó a cabo el Combate naval de Chichiriviche, el primero en pro de nuestra gesta independendista. Luego sitiaron varias plazas en el Orinoco hasta que sufrieron la derrota en la Batalla Naval de Sorondo en febrero de 1812.

El general Arismendi reorganiza en 1813 las fuerzas navales de la Segunda República con la adquisición de 3 goletas y otras unidades menores para conformar una escuadra de 14 embarcaciones a las órdenes del corsario italiano Giovanni Bianchi. En el segundo semestre de 1813 se constituyó una escuadra integrada con el bergantín "Arrogante Guayanés", las goletas "Colombiana", "Perla Carlota" y "Mariño", la cañonera "Independencia" y el Jabeque "General Piar". En septiembre de 1813 el Coronel Santiago Mariño envió una escuadra integrada por siete velas a las órdenes del Coronel Manuel Carlos Piar, quien llegó a ser llamado por los españoles el Almirante Piar, para bloquear la plaza de Puerto Cabello. Posteriormente, el pueblo nombró al General Juan Bautista Arismendi Comandante de las Fuerzas de Mar y Tierra siendo este el Oficial del Ejército que más cercanía tuvo a la Marina de Guerra de la Independencia. También el General en jefe José Francisco Bermúdez realizó algunas incursiones navales.

El Jabeque "General Piar" venció el 13 de noviembre de 1813 en un combate entre Puerto Francés y Chuspa a los bergantines realistas "Alerta" y "Celoso". Los españoles se retiraron a Puerto Cabello y los republicanos a La Guaira donde se le incorporaron las goletas de guerra "Atrevida" y "La Juana" y las lanchas "Venturosa" y "Ligera". En 1814 se creó otra escuadra en Cumaná el 25 de agosto con la goleta "Jove", el "Intrépido Bolívar", "La Colombiana"', "El Centauro", la "Carlota", la "Culebra" y el "Arrogante Maturines", que condujeron a Pampatar a las tropas republicanas derrotadas por Boves y Morales.

Luego de la pérdida de Cartagena de Indias, en 1816 el Libertador Simon Bolivar otorgó al Almirante Luis Brión la facultad de organizar la Armada e iniciaron los oficiales de Marina a comandar las operaciones navales para invadir Venezuela desde las Antillas.

Almirante Luis Brion

En marzo de 1816 los patriotas exiliados en Haití organizan la llamada expedición de los Cayos con una escuadra compuesta por la goleta "Bolívar" (buque insignia de seis cañones, al mando de Renato Beluche); goleta "Mariño" (con una colisa, al mando de Thomás Dubouille); goleta "Piar" (con un cañón de 18 y dos pequeños por banda, mandada por John Parnell); goleta "Brion" (de cuatro cañones y diez carronados, al mando de Jean Monier); goleta "Feliz" (Capitaneada por Charles Lominé) y goleta "Conejo" (con un cañón de 18, al mando de Bernardo Ferrero). La escuadra al mando del almirante Luis Brión[3] el bergantín "Intrépido" y la goleta "Rita" los cuales fueron derrotados en el combate naval de Los Frailes e incorporados a la expedición. En la campaña de Guayana, la escuadra republicana realizó distintas operaciones en el río Orinoco y el río Apure que permitieron despejar el Orinoco de buques realistas y sitiar por mar y tierra Angostura y otras ciudades que capitularon poco después. Los marinos venezolanos como Brión y los hermanos Antonio, Domingo y Fernando Díaz tendrían una importante participación en el éxito de la campaña.

Durante la independencia tuvieron una gran actividad los corsarios, quienes lucharon por ambos bandos y en muchos casos (sobre todo en los primeros años) representaban una fuerza naval más importante que la fuerzas navales regulares. Los corsarios venezolanos actuaban a todo lo ancho del mar Caribe y se extendían hasta el Océano Atlántico y las costas de España. Entre las acciones más notorias que realizaron se encuentra la toma de la isla de Amelia en 1817, en donde un grupo de corsarios al mando de Gregor MacGregor junto a algunos oficiales regulares venezolanos tomaron el fuerte San Carlos de Fernandina y proclamaron la independencia de la Florida, colonia española que era pretendidada por los Estados Unidos.

En 1822 el general Francisco de Paula Santander crea el primer batallón de Infantería de Marina. Al año siguiente e realizaría una gran ofensiva naval en el departamento del Zulia con el objetivo de destruir la fuerzas de Francisco Tomás Morales que había dominado la zona. Las fuerzas marítimas estaban comandadas por el almirante José Prudencio Padilla y la infantería de Marina por el general Manuel Manrique. La armada patriota forzo la barra de Maracaibo y entró al lago de Maracaibo,[5] poco después Maracaibo fue tomada por los republicanos pero tuvo que ser abandonada al poco tiempo. El 24 de julio de 1823 se libra la Batalla del Lago de Maracaibo, la mayor batalla naval de la independencia de Venezuela. La|| escuadra del almirante Padilla se enfrentó con la escuadra española dirigida por el almirante Ángel Laborde obteniendo un gran triunfo que obliga a la capitulación de los ejércitos de Morales.

1831 - 1899

Al separarse Venezuela de la Gran Colombia la armada sufrió una importante reducción de su flota, producto de la difícil situación fiscal y la inestabilidad política que no arrojaban los recursos necesarios para mantener buques de alto bordo. En el año 1845 los buques de vela comienzan a ser sustituidos por buques de vapor. Ese año el gobierno adquiere los bergantines "Presidente", "Ávila" y "Congreso", las goletas "Fama", "Democracia", "Trimer", "Eclipse", "Intrépida", "Estrella", "Forzosa" y "Bolivariana", el bergantín "Manzanares" y un pequeño vapor de guerra denominado "Libertador".

La armada vería una gran modernización en 1863 con la adquisición de nuevos vapores y cañoneros por el Ministro de Marina Manuel Ezequiel Bruzual. Los buques adquiridos fueron: "Bolívar", "Maparari", "Mariscal Sucre" y "Monagas".

Durante los gobiernos de Antonio Guzmán Blanco la armada experimentaría un nuevo aumento en sus fuerzas. En 1880 contaba con los vapores "República", "Reivindicador", y "Remolcador"; las goletas "Ricaurte", "Sucre" y " 3 de agosto" y hacia los últimos años del siglo XIX los vapores: "Libertador", "Guzmán Blanco" y "Lola"; las goletas "Bolivariana", "Carabobo", "Washington" y "Ana Jacinta".

1900 - 1959

Restaurador - Cura¢ao

En los primeros años del siglo XX, la marina venezolana contaba con el crucero Restaurador (ex yate americano "Atalanta"), el cañonero-torpedero Bolívar (ex cañonero-torpedero español Galicia), el transporte Zamora (ex cañonero-torpedero español Filipinas), los vapores "Veintitrés de mayo", Totumo, Mariscal Sucre (ex cañonero español Hernán Cortés), los cañoneros Miranda y General Crespo, la goleta Carabobo y muchas unidades menores. La mayoría de estos buques fueron secuestrados, desarmados, inutilizados o hundidos durante el Bloqueo naval de Venezuela de 1902-1903.

Crucero Mariscal Sucre, antiguo "USS Isla de Cuba" de la armada estadounidense que sirvió anteriormente con el mismo en la Armada Española

La producción naval nacional se inicia en 1909 con la colocación de la quilla al guardacostas 29 de enero en el astillero y dique de Puerto Cabello. Dicho guardacostas seria el primero de una serie de tres junto con el Cristóbal Colón y el Ciudad Caracas. En 1912 el gobierno venezolano adquiere el crucero Mariscal Sucre, antiguo USS Isla de Cuba, a su vez anteriormente crucero español llamado Isla de Cuba.[6]

La Escuadra venezolana fondeada en La Guaira, 1925

Entre 1920 y 1935 la armada adquiere varios buques con años de servicio en marinas extranjeras. Dichas unidades fueron el crucero "General Salom", los cañoneros Maracay, Miranda y Aragua, los remolcadores Brion y José Félix Ribas y el bergantín Antonio Díaz. Desde el año 1937 los oficiales egresados de la Escuela Naval comienzan a ser enviados a academias en el exterior a realizar cursos de tecnificación. La infantería de marina es vuelta a crear por Resolución No. 28 del 1 de julio de 1938 como la Compañía de Defensa de Costas. Al año siguiente son adquiridas los cañoneros General Soublette y General Urdaneta de la Marina italiana.

Transporte y buque escuela Capana

En 1943 la Compañía de Defensa de Costas pasa a denominarse 1.ª Compañía de Infantería de Marina. En 1943, mediante la Ley de Préstamos y Arrendamiento, Venezuela adquiere de los Estados Unidos los destructores Antonio Díaz, Brión, Briceño Méndez y Arismendi que arriban a La Guaira el año siguiente. Al final de la Segunda Guerra Mundial, la disminución de las armadas de los combatientes permite al gobierno venezolano la adquisición de siete corbetas de fabricación canadiense: Carabobo, Constitución, Federación, Independencia, Libertad, Patria y Victoria; así como la adquisición en EE.UU del transporte LST Capana,[8] que sirvió en la armada venezolana como carguero y buque escuela. La infantería de marina también crece con la creación del Batallón de Infantería de Marina No. 1 (11-12-1945) y el Batallón de Infantería de Marina No. 2 (04-02-1946). Es a partir de 1945 que se inicia un proceso de desconcentración de la infantería de marina, con sede hasta entonces en Puerto Cabello, hacia La Vela de Coro, Cumaná, Güiria y Margarita. Igualmente en esta época la armada comienza a ser comandada por oficiales navales en sustitución de los oficiales del ejército, constituyéndose la Comandancia de las Fuerzas Navales.

Nuevamente la armada experimenta una repotenciación de su flota en la década de los años 50, con la adquisición de nuevos buques contratados al astillero británico Vickers-Armstrong Company Limited De Barrow-In-Furness. Dichas unidades fueron los destructores Clase Nueva Esparta ARV Nueva Esparta(D-11), ARV Zulia (D-21) y ARV Aragua, que llegarían al país entre 1953 y 1954.

Almirante Clemente (F-11) y General Moran (F-12) en UNITAS XX.

En el 54 el gobierno venezolano firma un contrato con la Cantieri Navali Ansaldo para la construcción de seis destructores ligeros Clase Almirante Clemente ARV Almirante Clemente (D-12), ARV General Moran (D-22), ARV. General Austria (D-32), ARV General Flores (D-13), ARV Brión (D-23) y ARV Almirante García (D-33). Con estas unidades la armada formaría tres divisiones de destructores. El 13 de enero de ese año se firma un acuerdo entre el estado venezolano y la Societe Anonime Desanciens Chantiers Dubigeon de Nantes para la construcción de un buque de transporte, el cual fue nombrado ARV Las Aves (T-12) en el momento de adquisición. Por decreto de la Junta de Gobierno No. 288 del 27 de junio de 1958 se crea la Comandancia General de la Marina de la antigua Comandancia de las Fuerzas Navales. Las distintas fuerzas que conforman la Marina de Guerra obtienen su independencia administrativa. Así mismo comienza un proceso de reorganización del aparato administrativo de la marina, creándose las direcciones de personal, material, ingeniería y administración, la Inspectoría de la Armada, y más tarde los Comandos de Escuadra y de Infantería de Marina.

1960 - 1999

En la década de los años 60, la ARV adquiere de los Estados Unidos su primer submarino, el ARV "Carite" (S-11).[10] Dicha unidad inaugura las fuerzas submarinas de la Armada Venezolana y serviría como buque escuela para posteriores generaciones de submarinistas. En la misma época la Armada adquiere varias unidades destinadas a proporcionar apoyo logístico como los transportes LMS "Los Monjes", "Los Roques", "Los Frailes" y "Los Testigos", los remolcadores "Felipe Larrazabal" y "Fernando Gómez", los buques hidrográficos "Puerto Santo", "Puerto Nutrias" y "Puerto Miranda", y diez patrulleros adquiridos en Estados Unidos. A la par de la expansión de la escuadra se habilitan nuevos apostaderos y bases navales.

F-21 Mariscal Sucre y F-25 General Salóm.

La década de los años 1970 seria conocida como Reafirmación Marítima., en ella se adquirieron nuevas unidades de superficie y submarinas además se crearía el Escuadrón Aeronaval el 28 de noviembre de 1974 con unidades de transporte (CESSNA, DC-3, AVRO, etc.) y de guerra antisubmarina como el Tracker S2-E. El escuadrón aeronaval quedaría conformado por tres escuadrillas:antisubmarinos, helicópteros y transporte. El escuadrón de submarinos quedaría conformado por los ARV Tiburón (S-12)[13] de procedencia norteamericana; y el "Sabalo" (S-31) y el "Caribe" (S-32) de construcción nueva en el astillero de Kiel, Alemania. Además se adquieren remolcadores, destructores, patrulleros fluviales y de costa, transportes y lanchas.

En la década de los 80 se adquieren las fragatas Clase Mariscal Sucre, unidades con una sofisticada tecnología construidas por Cantieri Navali Riuniti (CNR) (Italia). Dichas unidades fueron: ARV Mariscal Sucre (F-21), ARV Almirante Brión (F-22), ARV General Urdaneta (F-23), ARV General Soublette (F-24), ARV General Salóm (F-25), ARV Almirante García (F-26). En la misma época se adquiere el ARBV Simón Bolívar (BE-11), buque escuela donde se forman desde entonces los oficiales de la armada.

En 1982 se inicia la construcción de dos buques utilitarios tipo LCU en el astillero de la empresa norteamericana Swiftships, y llegaría en el año 84 como ARV "Margarita" (T-71) y ARV. "La Orchila" (T-72). De Corea del Sur se adquieren cuatro transporte LST Clase "Capana": ARV "Capana" (T-61), ARV "Esequibo" (T-62), ARV "Goajira" (T-63) y ARV "Los Llanos" (T-64).

2000 - Actualidad

A partir del año 2000, la Armada venezolana ha vivido un proceso de incorporación de embarcaciones interesante y amplio, el cual además de nuevos equipos, incluye fuertes inversiones para la expansión de las operaciones de los astilleros nacionales 'DIANCA'.

Así, y en paralelo a la compra de nuevo material en el exterior, como por ejemplo los doce patrulleros clase “Gavión”, los cuatro buques de vigilancia oceánica clase “Guaiqueri”, los cuatro buques de vigilancia litoral clase “Guaicamacuto”, las cuatro embarcaciones multipropósitos de cabotaje clase “Los Frailes” (Damen Stan Lander 5612) y los dos patrulleros Damen Stan Patrol 4207 contratados a Cuba.

ANBV Yavire (GC-22)

Se han modernizado por vez primera en el país, una serie de buques con procedimientos de alta complejidad, como los dos submarinos Tipo 209/1300, ambos submarinos de la Armada fueron sometidos a un proceso de actualización que incluyó cambios en sistemas de armas, sistemas de detección y mantenimiento mayor. Igualmente los bancos de baterías fueron reemplazados. Este proceso solía llevarse a cabo en los astilleros alemanes así que representa un avance para la industria naval nacional.

También fueron modernizados en el país, el buque oceanográfico “Punta Brava”, el velero escuela “Simón Bolívar”, entre otros buques; y también, se han construido o esta por construir otros buques, entre ellos: un remolcador de altura (clase “Miranda”, Damen Salvage Tug 6014), el cuarto buque de vigilancia litoral, y seis patrulleros Damen Stan Patrol 2606. El último de la clase BVL (Buque de Vigilancia Litoral) está siendo construido en DIANCA, con asesoría y apoyo técnico de Navantia.[15]

Solo se ha encontrado problemas en el proceso de modernización de las fragatas Lupo, y el ensamblaje de los hovercrafts ingleses, de los que finalmente solo se recibieron unos pocos de los más de treinta contratados, aunque ha trascendido que el programa de modernización de las fragatas, será salvado con ayuda china.[16]

En el mismo periodo, se han incorporado seis helicópteros Mi-17V-5 y varios helicópteros Bell 412 Sentinel, pero no se pudo lograr, por implicaciones del bloqueo estadounidense, los tan necesarios aviones de transporte y patrullaje marítimo, que aún se encuentran sin sustituir.

Sin embargo, el área que mayor desarrollo ha tenido en este periodo, ha sido la Infantería de Marina, la cual fue llevada al nivel de División, y cuenta en su seno con unas nueve brigadas. Recientemente se firmó un contrato por 500 millones de dólares con China, para la compra de vehículos blindados y material de artillería.[17]

Venezuela negocia nuevos buques y se están negociando en España con la empresa Navantia.[19] sin embargo, se desconoce el destino de este contrato.

Other Languages