Armada Imperial Japonesa

Armada Imperial Japonesa
大日本帝國海軍
(Dai-Nippon Teikoku Kaigun)
Naval ensign of the Empire of Japan.svg

Activa 1868-1945
País Imperio de Japón
Fidelidad Emperador de Japón
Tipo Armada
Comandantes
Comandantes
notables
Isoroku Yamamoto
Tōgō Heihachirō
Hiroyasu Fushimi
Insignias
Símbolo de
identificación
Imperial Seal of Japan.svg
Sello Imperial de Japón y Sello de la Armada Imperial Japonesa
Guerras y batallas
Expedición a Taiwan 1874
Primera guerra sino-japonesa
Segunda guerra sino-japonesa
Guerra Ruso-Japonesa
Primera Guerra Mundial
Segunda Guerra Mundial
[ editar datos en Wikidata]

La Armada Imperial Japonesa (大日本帝國海軍 Dai-Nippon Teikoku Kaigun ?) o (日本海軍 Nippon Kaigun ?) fue la armada del Imperio del Japón desde 1869 hasta 1947. Fue una de las marinas de guerra más poderosas durante la Guerra del Pacífico, e incluso de toda la Segunda Guerra Mundial. La rama aérea de la Armada Imperial Japonesa era una de las más potentes fuerzas aéreas navales existentes en ese momento, e incluso se podría decir que, compuesta por la élite de los pilotos de Japón, sometidos a un férreo entrenamiento y disciplina, era la fuerza más efectiva.

La continua modernización y la versatilidad de la ingeniería naval japonesa contribuyeron a que se produjeran unidades más avanzadas y mejor logradas tanto en diseño como en efectividad respecto a sus contrapartidas del resto del mundo. Los japoneses además desarrollaron los submarinos más grandes y con mayor autonomía de todos los participantes en la Segunda Guerra Mundial, anotándose importantes éxitos.

Durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial dominó la mitad asiática del océano Pacífico, pero factores como el desarrollo del radar contribuyeron al detrimento de la influencia japonesa en el mar, así como la capacidad militar e industrial estadounidense, con una mucho mayor capacidad de reemplazo de unidades perdidas, dado que Japón no estaba preparado para una guerra de desgaste. La pérdida de cuatro portaaviones, con sus expertos y casi irreemplazables aviadores en la batalla de Midway marcó el punto de inflexión en el avance japonés. Tras ese punto, el empuje estadounidense fue erosionando su potencial hasta aniquilarla.[1]

En 1947 fue disuelta en cumplimiento del Artículo 9 de la Constitución de Japón, que renuncia al uso de la fuerza como medio para contribuir a la resolución de las disputas internacionales. Fue sustituida por la actual Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón.

La acelerada creación de la Armada Imperial Japonesa

Caracteres japoneses: Armada Imperial Japonesa.
Corbeta Kongo en 1878.

Los primeros astilleros diseñados para crear naves de estilo occidental fueron los de Nagasaki,[2] creados en 1857 bajo el shogunato. En 1869, durante la llamada Era Meiji se establece un plan para potenciar el arma naval japonesa en prevención de probables intervenciones armadas tanto de Estados Unidos como de otras naciones. Muy patentes estaban las incursiones del Comodoro Perry en 1854. Se ideó un ambicioso plan de 200 naves en 10 flotillas de 20 unidades cada una, pero rebeliones internas como las lideradas por el clan Satsuma en 1877 retrasaron el plan original por algún tiempo.

Como se requería el fortalecimiento de las fuerzas de mar, los japoneses se decidieron a crear una Armada a partir de cero. Para ello, los ingenieros japoneses observaron a sus probables rivales tales como Inglaterra y se decidieron a adoptar las políticas navales y militares de las potencias europeas para poder lograr no sólo estar a la misma altura si no que además superarlos en el futuro. Para ello se envió en 1871 a una delegación de guardiamarinas a imbuirse en todo lo concerniente a lo naval a Inglaterra, entre ellos iba Heihachiro Togo, que sería considerado el padre de la Armada Imperial Japonesa y futuro héroe de la Batalla de Tsushima. En 1871 se decretó que la Armada inglesa debía ser el modelo a seguir.

En 1876, estando en Inglaterra, Japón encargó la construcción de su primer acorazado, el Hiei. Togo supervisó la construcción y luego lo entregó en 1877 a su patria. Éste fue el comienzo oficial de la Armada Imperial Japonesa de alta mar. Togo fue ascendido a capitán de navío. Para 1880 ya se poseían 5 navíos. Rápidamente se incorporó al Jho Sho Maru (Más tarde:Ryujo Maru), el Naniwa y el Takachiho todo esto en 1879.

En 1880, el gobierno Meiji encarga la construcción de 48 navíos, de los cuales 22 son torpederos. También se obtuvo ejemplos de la marina de Francia para copiar algunas de las futuras unidades en construcción. 16 lanchas torpederas clase Kotaba fueron encargados a Francia, a la famosa compañía Creusot, éstos se remitieron por piezas a Japón donde se ensamblaron. En este periodo, los técnicos japoneses se embeben de la tecnología del torpedo y de las minas submarinas, desarrollando los primeros torpedos en 1884. En 1886, se funda el Centro de Entrenamiento de Torpedos en Yokosuka.

En 1886, se construyen los astilleros de Kure y Sasebo. El primer nombre que tuvo la Armada Imperial Japonesa moderna se llamó Kaikoku Nippon. El primer astillero en botar unidades es el de Yokosuka con la clase Sanseikan, 3 unidades con cañones de calibre 320 mm como armamento principal, éstos tenían la categoría de cruceros. Estos eran el Matsushima con 4.700 t y Itsukushima, construido en Francia y que sirvió de guía para los otros dos, y el Hashidate, todos clase Sanseikan. Se encarga a Inglaterra, al Chiyoda (2.438 t), un crucero pequeño que sirve de guía para construir en Yokosuka al Yaeyama, de 1800 t. Luego se bota al Takao de 1600 toneladas en el mismo astillero. Se encarga a Francia al Chishima, un explorador de 726 t.

El primer ingeniero naval japonés se llamó Sasō Sachū fue el diseñador (copiador y mejorador) de estas unidades iniciales. Para mientras Japón empezó a construir los futuros astilleros de Ishikawajima y Kawasaki. Además de intentar repotenciar las unidades existentes para contrarrestar a las unidades chinas que se iban incorporando provenientes de Alemania, Sachū debió además adecuarlas a las particulares condiciones de mar que rodean al Japón. El primer contraalmirante se llamó Tsuboi y dirigió en 1892 la construcción del Yoshino, siendo el crucero más rápido del mundo, éste fue botado en los astilleros ingleses Armstrong Works en Elswick, Newcastle sobre el río Tyne.[3]

Other Languages