Aristocracia obrera

El término aristocracia obrera o aristocracia del trabajo hace referencia a tres conceptos, uno usado en la teoría leninista, otro como crítica a cierta forma de sindicalismo y otro usado por el anarquismo.

En el marxismo-leninismo

En la teoría leninista la aristocracia obrera se utiliza para referirse a los trabajadores de los países desarrollados que se benefician de la plusvalía extraída de los trabajadores de los países depauperados. Esta teoría, introducida por Karl Kautsky, señala que las empresas en el primer mundo explotan a los trabajadores de los países en desarrollo (en los cuales los salarios son mucho más bajos), lo cual provoca un aumento de los beneficios. Por medio de estos beneficios, las empresas pueden pagar salarios más altos a sus empleados del primer mundo, y esto lleva a que esta clase obrera esté satisfecha con su nivel de vida y rechace la revolución social.

Lenin consideraba que, a consecuencia de esta práctica, promovida por el imperialismo, la revolución obrera sólo podría producirse al comienzo en un país subdesarrollado o semidesarrollado, en el eslabón más débil. Hay que señalar que en sus primeros escritos consideraba también la posibilidad de que surgiese en un país desarrollado, como Alemania. Posteriormente Stalin y Mao también defenderían esta teoría.

Esta teoría de la aristocracia obrera es controvertida en el movimiento marxista. Existen algunos partidos minoritarios que inciden en dicha teoría, generalmente de carácter leninista o maoísta. Ha destacado por su persistencia en algunos partidos políticos, por ejemplo, el Movimiento Internacionalista Maoísta. Muchos trotskistas en el presente, a partir de Ernest Mandel, tienden a rechazar esta teoría -a pesar que Trotsky mismo la acepto- por considerar que tiene implicaciones tercermundistas.

Other Languages