Ares

Estatua de Ares en Villa Adriana (Tívoli).

En la mitología griega, Ares (en griego antiguo Ἄρης, en griego moderno, Ἄρη) es el dios olímpico de la guerra. Es hijo de Zeus y Hera. Por los himnos homéricos hallados,[2]​ Como dios de la virilidad masculina, a lo largo de la mitología se han contabilizado una treintena de amantes mujeres, con una descendencia de alrededor de 60 hijos (entre ellos Eros, Harmonía, Fobos, Deimos, Amazonas), siendo Afrodita, diosa del amor y la belleza, su amante preferida, su sanadora y aliada de guerra. Su equivalente romano es Marte.

Aunque no siendo el único dios de guerra para los griegos ya que también existe la diosa Atenea divinidad también guerrera, patrona de la estrategia y la sabiduría, se tiene en claro que este dios es el más destacado en ello y el más victorioso. Su lugar de nacimiento y auténtico hogar estaba situado en la región de los bárbaros y tracios,[4]​quien engañó reiteradas veces a su esposo Hefesto con él. Precisamente, es también el dios del derramamiento de sangre, aunque esto no implica que siempre ocurra en la batalla y la guerra, puede estar atribuído a lo sexual.

En la guerra de Troya[7]

«Ares» fue también un adjetivo y epíteto en la época clásica para referirse a otros dioses cuando presentaban una modalidad guerrera, violenta o viril: eran comunes los títulos Zeus Areios, Atenea Areia e incluso Afrodita Areia,[8]​ también aplicable a Apolo, siendo en la Ilíada incluso mas despiadado y cruel que el propio Ares.

Culto

Ares alzando a Afrodita

El culto a Ares era muy extenso, se puede precisar que abarcaba desde la región de Aria (Asia central), hasta Europa occidental.

De cierta importancia en la poesía, Ares fue objeto de culto en la antigua Grecia especialmente por los soldados y ejércitos que marchaban a la guerra, espcialmente en Esparta y Macedonia, de donde proviene uno de sus cultores más destacados, Alejandro Magno. Por escritos de Calístenes y Plutarco es posible precisar los rituales que Alejandro Magno le rendía en vísperas de las batallas, generalmente consistían en un complejo conjunto de rituales, donde se relacionaban las libaciones, con lo órfico y los sacrificios animales.[10]

La adoración de Ares en los países al norte de Grecia indica que su culto se introdujo en ellos desde Tracia, junto con Escitia, otro de sus su principales centros de culto. En Escitia era adorado con la forma de una espada, con la que se sacrificaban caballos, ganado, y en algunas ocasiones esclavos,[12]​ esto último era para los griegos muy propio de los bárbaros.

Ares aparece en el mito fundacional de Tebas, apareciendo en otros mitos más, también como fundador de las Amazonas,[8]​donde tenía un altar que las amazonas dedicaron al dios en una isla del mar Negro, donde guardaban las plumas de una de sus aves sagradas (Ornithes Areioi).

Por Pausanias se sabe que en Esparta había una estatua del dios encadenado, para mostrar que el espíritu combativo y la victoria nunca abandonaría a los habitantes de la ciudad.[13]​ En esta ciudad se le sacrificaban cachorros de perros negros.

En el mito de los Argonautas se creía que en la Cólquide, el vellocino de oro estaba colgado de un roble en una arboleda consagrada a Ares.[15]

La isla cercana a la costa de la Cólquide en la que se creía que moraban los pájaros del Estínfalo, y que se llamaba isla de Ares, Aretias, Aria o Chalceritis, estaba también a él consagrada.[17]

El templo de Ares que vio Pausanias en el siglo II en el Ágora de Atenas (centro administrativo, religioso y cultural), había sido trasladado y rededicado allí durante la época de Augusto: en esencia era un templo de Marte, su equivalente romano. Sin embargo, Pausanias señala que allí había una estatua de Ares que era obra de Alcámenes.[22]

También se rendía culto a una divinidad egipcia llamada Ares.[23]

De Ares han sobrevivido algunas pocas representaciones artísticas a causa de las posteriores guerras, se conservan pocos monumentos con representaciones del dios. Los existentes han sido hallazgos arqueológicos desenterrados durante el siglo pasado, a causa también de la orden de los emperadores romanos en el siglo IV d. C de hacer desaparecer todo cuanto sea posible las deidades griegas y de otros credos. Paulatinamente han ido apareciendo los demas dioses, y las figuras de Ares, representado en bustos, estatuas, monedas, relieves y joyas, algunas son copias de originales del escultor ateniense Alcámenes (siglo V a. C.)

Símbolos y apariencia

Normalmente Ares es representado como un hombre joven, con cabellera anástole (al parecerr algo propio de los guerreros helenos), y rostro y cuerpo sin bello. El carruaje y la antorcha encendida son algunos de sus símbolos. Ares montaba un carruaje tirado por cuatro caballos inmortales con bridas de oro que lanzaban fuego.[25]​ los pájaros de Ares (Ornithes Areioi) eran una bandada de pájaros cuyas plumas podían lanzar como dardos a los enemigos. Su animal favorito, el perro. También es identificado con los dos cuernos, por el mito del vellocino de oro, el carnero de lana dorada (como se lo representa en el signo zodiacal de Aries).

Títulos y epítetos

Enialio (Ἐνυάλιος Enyálios) puede identificarse como guerrero heroico, y tal epíteto era aplicado a los efebos en Atenas. Los efebos eran los jóvenes que ingresaban al servicio militar, y era un tipo de culto heroico durante su juramento. Enialio es el nombre de su hijo con la diosa Enio. y también un epíteto común de Ares. En las tablillas micénicas en lineal B ya aparecía el Enialio Ares. Para la época clásica Enialio había sido identificado como un héroe.

Otros epítetos de Ares son:

  • Brotoloigos (Βροτολοιγός, ‘destructor de hombres’);
  • Afrodisíakos (Αφροδισιακος, 'encantado por Afrodita')
  • Androfontes (Ανδρειφοντης, ‘asesino de hombres’);
  • Miaiphonos (Μιαιφόνος, ‘la voz de los hombres’);
  • Enyálios (Ἐνυάλιος 'héroe guerrero')
  • Teikhesiplêtês (Τειχεσιπλήτης, ‘asaltante de murallas’);
  • Maleros (Μαλερός, ‘hechicero, chamán’);
  • Teritas (Θηρίτας, ‘apaciguado'), por Tero, su niñera y sanadora
Other Languages
Afrikaans: Ares
Alemannisch: Ares
aragonés: Ares
العربية: آريز
مصرى: اريس
asturianu: Llabres
azərbaycanca: Ares
تۆرکجه: آرئس
Boarisch: Ares
беларуская: Арэс
беларуская (тарашкевіца)‎: Арэс
български: Арес
বাংলা: আরেস
brezhoneg: Ares
bosanski: Ares
català: Ares
čeština: Arés
Cymraeg: Ares
dansk: Ares
Deutsch: Ares
Zazaki: Ares
English: Ares
Esperanto: Areso
eesti: Ares
euskara: Ares
فارسی: آرس
suomi: Ares
français: Arès
Gaeilge: Airéas
galego: Ares (deus)
हिन्दी: एरीस
hrvatski: Ares
magyar: Arész
հայերեն: Արես
interlingua: Ares
Bahasa Indonesia: Ares
Ido: Ares
íslenska: Ares
italiano: Ares
日本語: アレース
Basa Jawa: Ares
ქართული: არესი
қазақша: Арес
한국어: 아레스
Кыргызча: Арес
Latina: Ares
Lëtzebuergesch: Ares
lietuvių: Arėjas
latviešu: Arejs (dievs)
македонски: Арес
മലയാളം: അറീസ്
मराठी: ॲरीज
Bahasa Melayu: Ares
မြန်မာဘာသာ: အေးရပ်စ်
Plattdüütsch: Ares
Nederlands: Ares (mythologie)
norsk nynorsk: Ares
norsk: Ares
occitan: Arès
ਪੰਜਾਬੀ: ਆਰੇਸ
português: Ares
română: Ares
русский: Арес
Scots: Ares
srpskohrvatski / српскохрватски: Ares
සිංහල: ඒරිස්
Simple English: Ares
slovenčina: Ares (boh)
slovenščina: Ares
shqip: Aresi
српски / srpski: Арес
svenska: Ares
Kiswahili: Ares
தமிழ்: எரெசு
ไทย: แอรีส
Tagalog: Ares
Türkçe: Ares
татарча/tatarça: Ares
українська: Арес
vepsän kel’: Ares
Tiếng Việt: Ares
West-Vlams: Ares (mythologie)
Winaray: Ares
中文: 阿瑞斯
Bân-lâm-gú: Ares
粵語: 阿雷斯