Arco apuntado

Arco apuntado.

El arco apuntado, también llamado arco ojival, es una tipología extensa de arcos que están compuestos por dos tramos de arco formando un ángulo central en la clave.[1] Se suele emplear en contraposición geométrica al arco rebajado. El arco apuntado transmite mejor el empuje lateral que uno de medio punto, esto hace que se obtenga mayor sensación de verticalidad.

Historia

Empleado anteriormente por los abasíes en el siglo IX. En la arquitectura musulmana, el arco de herradura apuntado o arco túmido aparece desde el siglo X. Tiene precedentes en el arte románico ( siglo XII). Se utilizó en el románico borgoñón. Es típico de la arquitectura gótica ( siglo XIII- XV).

Durante el siglo XV se generaliza el uso del arco apuntado conopial, o cóncavo-convexo, de cuatro centros, dos interiores, a la altura de las impostas, y dos externos, en la parte superior. Posteriormente surge el arco rebajado, tipo carpanel, o de tres centros, dos a la altura de las impostas y uno por debajo de ella, mucho mayor. El llamado arco Tudor, típico de Inglaterra. El arco escarzano, que no llega al semicírculo, también se empleó en la arquitectura gótica, en vanos secundarios. En la última época del arte gótico se utilizó el arco mixtilíneo, compuesto de pequeños tramos rectilíneos dentro del arco.

Other Languages
català: Arc ogival
čeština: Lomený oblouk
dansk: Spidsbue
Deutsch: Spitzbogen
Esperanto: Romp-arko
Nederlands: Spitsboog
occitan: Arc ogival
polski: Ostrołuk
português: Arco quebrado
svenska: Spetsbåge
West-Vlams: Spitsboge