Archivo General de la Corona de Aragón

Plaza del Rey contigua al Palacio del Lloctinent del Palacio Real Mayor de Barcelona ( Barcelona).
El Archivo Real de Barcelona ( 1318- 1754) tuvo su sede desde 1318 a 1993 en el Palacio del Lloctinent del Palacio Real Mayor de Barcelona ( Barcelona).
Patio del Palacio del Lloctinent, co-sede del Archivo General de la Corona de Aragón, en la plaza del Rey de Barcelona.
El Ou com balla en el interior del Palacio del Lloctinent ( Barcelona)
Desde 1993, sede del Archivo de la Corona de Aragón ( Barcelona).

El Archivo General de la Corona de Aragón (en aragonés: Archivo d'a Corona d'Aragón; en catalán: Arxiu de la Corona d'Aragó) es un archivo histórico español con sede en Barcelona, dependiente del Ministerio de Educación y Cultura y regido por un Patronato. Durante siglos fue el archivo de la cancillería del rey de Aragón y pertenecía exclusivamente al soberano de la Corona.[3]

Evolución histórica

Hay menciones tempranas a un archivo real en 1180 y en el Liber Feudorum Maior, pero no se consideran como evidencia de la existencia de un archivo en aquellos tiempos, ni como precedente del actual Archivo.[2]

A partir de esta fecha, el Archivo del Patrimonio Real de la Corona de Aragón «es el resultado de la evolución del Archivo Real de Barcelona, creado por Jaime II el Justo [...], que fue el archivo único y central de la Corona desde 1318».[1] Desde el siglo XIX al Archivo de la Corona de Aragón se le añadieron otros fondos históricos, constituyendo hoy en día el depósito documental de la antigua cancillería de los monarcas de la Corona de Aragón.

A partir del siglo XV se crearon también archivos de los reinos privativos en las cancillerías de Valencia y Zaragoza, pero la historia ha hecho que estos hayan desaparecido (incendios, incuria, etc.) y solo el de Barcelona se haya mantenido. Por el hecho de contener las series completas de la cancillería real tiene, además de la documentación propia de los condes de Barcelona y relativa al Principado de Cataluña, muchos documentos relativos al conjunto de la Corona, que con la desaparición de los otros archivos, han quedado como únicos originales. Tras décadas de olvido, el archivero jefe Próspero de Bofarull (1814-1849) llevó a cabo una gran tarea de reorganización del Archivo General de la Corona de Aragón.

Other Languages