Archivo General de Simancas

Archivo General de Simancas
UNESCO logo.svg UNESCO-MOW.svg
Programa Memoria del Mundo de la Unesco

Fundación Joaquín Díaz - Castillo. Archivo Histórico General - Simancas (Valladolid) (7).jpg
Castillo donde se encuentra el Archivo General de Simancas ( Valladolid).

Archivo General de Simancas ubicada en España
Archivo General de Simancas
Archivo General de Simancas
Archivo General de Simancas (España)

Coordenadas 41°35′31″N 4°49′44″O / 41°35′31″N 4°49′44″O / -4.828869
País Flag of Spain.svg  España
Tipo Memoria del mundo
Región Europa
Año de inscripción 2017 (XLI sesión)
[ editar datos en Wikidata]

El Archivo General de Simancas (también conocido por sus siglas, AGS) es un archivo estatal español ubicado en la localidad vallisoletana de Simancas, muy próxima a la capital. Fundado por Carlos I en 1540 en el castillo de Simancas, es el primer y más antiguo archivo oficial de la Corona de Castilla.[2]

La evolución cronológica de la institución ha estado marcada por el devenir de la Corona de Castilla. Uno de los principales hitos se produjo en 1588, cuando Felipe II otorgó la Instrucción para el Gobierno del Archivo de Simancas, un documento clave para entender la gestión tanto de este archivo como de otros de la península.[5]

En su interior se desarrollan no sólo tareas de conservación y catalogación de los documentos que alberga, sino que además es un museo y un lugar en el que se puede investigar a partir de sus fondos. Estos son muy extensos y se organizan en casi treinta secciones.[6]

En la actualidad es un organismo dependiente del Ministerio de Cultura de España.[9]

Concepto y simbolismo

Firma del Rey Carlos I. Se trata del fundador del primer archivo centralizado de Castilla, algo que intentaron infructuosamente algunos reyes precedentes como Juan II o Enrique IV.[10]

El Archivo de Simancas fue el primer archivo oficial de la Corona de Castilla, y existe como tal desde 1540, aproximadamente dos siglos después de que la Corona de Aragón tuviese el suyo.[11]

Un Estado del siglo XVI como la corona castellana, que pretendía sumarse a los nuevos tiempos de modernidad tras el Medievo, necesitaba rodearse de un aparato burocrático perfectamente articulado, y en ese sentido la figura del archivo fue crucial.[13]

El hecho de que se fundase de manera tardía tiene una cierta connotación negativa por el retraso que implica respecto a otras potencias europeas, pero también positiva, pues, si se pudo fundar, fue porque el contexto sociopolítico lo permitía, las instituciones estaban asentadas y producían documentos que requerían una conservación adecuada.[14]

Desde el primer momento y hasta tiempos recientes, el AGS no fue destinado a tareas de índole cultural,[16]

Con el paso del tiempo, la fundación del Archivo de Simancas se ha encumbrado a la categoría de «hito de la archivística española».[3]