Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

San Andrés, Providencia y Santa Catalina
Departamento
Flag of San Andrés y Providencia.svg
Bandera
Escudo de San Andrés y Providencia.svg
Escudo
Lema: Paraíso turístico
Himno: Himno de San Andrés y Providencia
Colombia - San Andrés y Providencia.svg
Ubicación de San Andrés y Providencia en Colombia
Coordenadas 12°33′00″N 81°43′00″O / 12.55, 12°33′00″N 81°43′00″O / -81.716666666667
Capital North End,[1] en la isla de San Andrés
Idioma oficial Español, inglés y criollo sanandresano
Entidad Departamento
 • País Colombia
Gobernador Ronald Housni Jaller (2016-2019)
Subdivisiones 2 municipios
Eventos históricos  
 • Fundación 27 de abril de 1847 ( Territorio nacional)[2]
 • Erección 26 de octubre de 1912 ( Intendencia)
4 de julio de 1991 (Departamento)[2]
Superficie Puesto 33 de 33
 • Total 52,5 km²[2]
Clima 27,3° C
Población ( 2016) Puesto 29 de 33
 • Total 77 101 hab.[4]
 • Densidad 1468,59 hab/km²
Gentilicio Sanandresana/o, Isleña/o
IDH 0,834 (2011) ( 10 de 33.º) – Alto
Huso horario UTC -5
Prefijo telefónico +57-8
ISO 3166-2 CO-SAP
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

El Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (inglés y sanandresano: Archipelago of San Andrés, Providencia and Santa Catalina) es un departamento de Colombia localizado al occidente del mar Caribe, a 775 kilómetros (480 millas náuticas) al noroeste de la costa Atlántica del país y a 220 km (140 millas náuticas) de las costas orientales de Nicaragua.[5] Está conformados por dos municipios: la capital departamental, San Andrés y el municipio de Providencia y Santa Catalina Islas.

Es el único departamento insular de Colombia y además de San Andrés, la mayor isla del país, se compone de otras islas, cayos e islotes sobre la plataforma volcánica del occidente del mar de las Antillas. El 23 de junio de 1822 se izó la bandera de la entonces República de la Gran Colombia en la isla de Providencia, y el 21 de julio siguiente se hizo lo mismo en la isla de San Andrés, fecha en la cual el archipiélago fue admitido dentro de la conformación territorial de la nueva nación según lo dispuesto en la Constitución de Cúcuta.[6]

Según el censo del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas de Colombia del año 2005, el departamento tiene una población de 73 320 habitantes, siendo el más densamente poblado de Colombia dado que la sumatoria total de su tierra firme es tan solo 44 km², lo que representa una densidad de 1603,5 personas por kilómetro cuadrado; esto ubica a las islas en una delicada situación de recursos. Las lenguas principales habladas en el territorio son el criollo sanadresano, el español y el inglés.

Historia

El mar Caribe hacia 1696, el archipiélago aparece hacia el borde inferior de la imagen.

Época precolombina

La lejanía de la pequeña proporción de terrenos habitables de las islas, apartados más de 200 kilómetros de las costas continentales centroamericanas, sumado a lo complicado de la navegación debido a las corrientes marinas, impidió que en la época precolombina se desplazaran a estos territorios tribus que pudieran establecer algún poblado o establecimiento permanente.[7]

Colonia

Se presume que las islas fueron vistas por Cristóbal Colón durante su cuarto viaje en 1502, si bien no existen evidencias que confirmen ese dato. En 1510 España tomó posesión oficial de las islas, pero no promovió asentamientos en ellas, porque los conquistadores estaban más preocupados en someter las áreas continentales. Las islas fueron puestas bajo la administración de la Real Audiencia de Panamá, pero en 1544 la Corona las pone bajo jurisdicción de la Capitanía General de Guatemala.[6]

Henry Morgan, pirata galés que tuvo sus bases militares en San Andrés, con el respaldo del gobernador de Jamaica y la corona británica en contra de España.

Entre las décadas de 1670 y 1680 Henry Morgan (conocido popularmente como el Pirata Morgan) y Eduard Mansvelt tuvieron sus base de operaciones en San Andrés; las islas entonces formaron parte de las colonias inglesas en el Nuevo Mundo.[9]

Independencia colombiana

El fuerte de Luis Aury en Providencia.

Durante la Guerra de la Independencia, las islas que hasta entonces seguían leales a la Corona española continuaron sus relaciones comerciales y de autoridad con la sede colonial provisional que, sin embargo, perdió rápidamente la capacidad de controlar los incendiarios avances de la emancipación de la América española. Entre 1818 y 1821 el corsario francés Luis Aury ( 1788- 1821) tomó las islas y se puso al servicio de las tropas de Simón Bolívar. El 23 de junio de 1822 se izó por primera vez la bandera de Colombia en las islas, y los cabildos de San Andrés y Providencia firmaron su adhesión a la Constitución de Cúcuta después de la visita de Luis Perú de Lacroix. Las cinco islas principales se convirtieron en el sexto cantón de la Provincia de Cartagena en 1822.[6]

Siglo XIX

El archipiélago estuvo bastante olvidado durante los primeros ciento cuarenta años de la República. Sus nexos más cercanos se daban con las demás islas del Caribe angloparlante y con Panamá; uno de los primeros actos que se dieron en las islas fue la declaración de San Andrés como Puerto Franco y la abolición de la esclavitud, lo que provocó un exitoso movimiento alfabetizador dirigido por el pastor antiesclavista Philip Beekman Livingston.[9]

Otro hecho tras la independencia fue el reconocimiento de los territorios costeros sobre el mar Caribe a Costa Rica de acuerdo con la Real Cédula de 1573. Ello como estrategia política pues se los británicos habían demostrado gran interés por Centroamérica, lo cual se expresa claramente en un texto de Tomás Cipriano de Mosquera fechado en 1852 y citado en uno de sus textos académicos por la historiadora y doctora en estudios sobre América Latina de la Universidad de Toulouse, Lucía Duque Muñoz, lo siguiente:[9]

El límite de la Nueva Granada sigue la costa del Atlántico hasta el cabo de Gracias a Dios, comprendiéndose en esta costa los territorios de las provincias de Riohacha, Cartagena, Panamá y Veraguas, y el teritorio de las Bocas del Toro, que comprende la Mosquitia y costa de San Juan de Nicaragua en donde Gran Bretaña, hollando los derechos de la América quiere sostener á un zambo como soberano de un país cuyo dominio reconoció a la España por tratados públicos. La Nueva Granada ha ofrecido a las Repúblicas de Nicaragua y Costa Rica entrar en arreglos para cederles parte de los derechos que tomó de la España con su independencia, y es probable que limite sus pretensiones hasta el rio Culebra ó Dorces. De este punto continúan los límites de la Nueva Granada por la cordillera que divide la provincia de Chiriquí de la República de Costa Rica, hasta dar en la punta de Burica o golfo Dulce en el Pacífico, cuyo punto preciso está por determinarse en las dos Repúblicas.[10]

El archipiélago perteneció al Estado Soberano de Bolívar hasta 1866 cuando fue cedido al Gobierno central para que fuera administrado directamente por este. En 1868 se creó el Territorio de San Andrés y Providencia con el grupo de islas, islotes, cayos y bajos que conforman el archipiélago.[7]

Siglo XX

En septiembre de 1900 el presidente de Francia Émile Loubet dictó un fallo limítrofe entre Colombia y Costa Rica en el que se reconocían como colombianas todas las islas del archipiélago. Dos años más tarde llegaron a San Andrés dos comisionados del Presidente Roosvelt de los Estados Unidos con el fin de inclinar a los isleños para secundar la separación de Panamá, pero sus propuestas fueron rechazadas sin miramientos por los isleños.[11]

Los gobiernos de Colombia y Nicaragua firmaron el 24 de marzo de 1928 el Tratado Esguerra-Bárcenas en el cual el país sudamericano reconocía a Nicaragua la soberanía sobre la Costa de Mosquitos y el país centroamericano reconocía la soberanía de Colombia sobre el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. El 5 de mayo de 1930 se firmó el Protocolo que confirmaba el Tratado de 1928.[9]

El gobierno del general Gustavo Rojas Pinilla declaró a San Andrés Puerto libre en 1953, lo cual transformaría la isla en centro comercial y turístico. Ello también motivó la llegada de numerosas personas procedentes de la Colombia continental. En 1972 los Estados Unidos renunciaron a sus pretensiones sobre los Cayos Roncador, Serrana y Quitasueño, por lo cual Colombia ejerce soberanía de los mismos como parte del archipiélago. En el mismo año Nicaragua emite su primera protesta por la interpretación desventajosa para dicho país que le daba Colombia al Tratado Esguerra-Bárcenas; en 1980 el entonces presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció dicho Tratado y anunció que llevaría el caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para probar que el archipiélago correspondía a la soberanía de su país,[9] argumentando que la negociación real de dicho acuerdo se dio entre Estados Unidos y Colombia, forzando en cierta manera a Nicaragua a suscribir dicho tratado debido a la ocupación militar estadounidense sobre el país centroamericano en aquel entonces. Ante esto, Colombia ratificó la validez de los tratados.

Siglo XXI

Con la Constitución colombiana de 1991 se declararon las antiguas intendencias y comisarias como Departamentos, creándose así el Departamento Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.[7] Diez años más tarde la UNESCO declaró al Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina como Reserva de Biosfera "Sea Flower".

Ese mismo año ( 2001), Nicaragua reafirmó su posición sobre la "nulidad" del Tratado suscrito en 1928, y presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya el 6 de diciembre, reclamando los territorios al oriente del meridiano 82, e incluyendo el archipiélago de San Andrés. En 2003 Colombia presentó ante la Corte una "excepciones preliminares", rechazando los argumentos nicaragüenses.

El 13 de diciembre de 2007, la Corte Internacional de Justicia dictó sentencia sobre las excepciones preliminares de Colombia. En dicha resolución, la Corte estableció que el Tratado de 1928 y el Protocolo de 1930 eran válidos y que por lo tanto la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina eran incuestionables, porque la situación había sido resuelta.[12] Sin embargo, la Corte estableció que en cambio sí está abierta la cuestión relativa a la soberanía de los Cayos Roncador, Serrana y Quitasueño, los cuales no están incluidos en el Tratado de 1928, por haber estado entonces en disputa entre Colombia y Estados Unidos y, asimismo, dejó abierto el tema sobre la delimitación de áreas marinas y submarinas entre los dos países.

Mapa mostrando la delimitación establecida en el fallo de la Corte Internacional de Justicia del 19 de noviembre de 2012 sobre el litigio entre Nicaragua y Colombia por límites marítimos en el Mar Caribe occidental.

El 19 de noviembre de 2012 la Corte Internacional de Justicia dictó sentencia sobre la demanda que presentó Nicaragua contra Colombia, argumentando que todo el archipiélago le pertenece a este último país, reafirmando así la soberanía de Colombia sobre las islas de San Andrés y Providencia junto con los cayos de Alburquerque, Roncador, Serrana, Bajo Nuevo, Quitasueño y Serranilla;[14]

Ante tal situación el 27 de noviembre de 2012 Colombia denunció ante la OEA el Pacto de Bogotá, instrumento por cual Colombia reconocía la jurisdicción obligatoria de la Corte Internacional de Justicia.[16]

El fallo de la Corte Internacional de Justicia dado a conocer en 2012 avivó entre los isleños las ansias de autonomía, incluso con el objetivo de convertir a este territorio en una especie de estado libre asociado a Colombia; algo similar a lo que ocurre entre Estados Unidos y Puerto Rico, o como Andorra con respecto a España y Francia. Sin embargo algunos sectores de la población no están de acuerdo con esta idea y la han rechazado.[18]

Other Languages