Arca de Noé

Grabado de principios del siglo XVIII que refleja el Arca de Noe y la distribución de los animales que en ella viajaron.

El Arca de Noé es un relato de la Biblia hebrea, en el que se narra cómo, por orden de Dios (Yahvé o Jehová), el patriarca Noé construye una embarcación para su salvación y la de su familia quienes, preservados del diluvio universal, luego repoblarían la Tierra con su descendencia. Se encuentra tanto en los textos sagrados del judeocristianismo (la Torah y el Antiguo Testamento) como en el Corán de los musulmanes. Su origen puede remontarse al mito sumerio de Ziusudra, incluido en un poema épico de la mitología Caldea llamado Atrahasis, y al contacto de los hebreos con la cultura mesopotámica después de la caída de Jerusalén.

Aunque en el pasado se aceptaba el diluvio universal como un hecho histórico, actualmente la tendencia de los estudiosos es hacia el escepticismo respecto a su literalidad, dada la falta de evidencia geológica para tal evento.[3]

El relato bíblico

Una de las primeras representaciones del arca de Noé.

La historia del Arca de Noé, según los capítulos 6 al 9 del libro del Génesis, comienza como sigue:

Yahvé observó que los hombres se estaban multiplicando sobre la faz de la Tierra y la violencia y la maldad crecía en ellos. De hecho, la violencia era tanta que, a los ojos de Yahvé o Jehová, la Tierra estaba arruinada,[4] por lo que decidió destruir esa generación.

Sin embargo, uno de sus habitantes era un hombre justo llamado Noé. «Un hombre justo y recto entre sus contemporáneos», y decidió advertirle para que se salvara con su familia. Yahvé dijo a Noé que construyera una embarcación, y que llevara con él a su esposa, a sus hijos Sem, Cam y Jafet, y a las esposas de estos.

Adicionalmente, tenía que llevar de ciertos tipos de animales, hembra y macho, y en distinta cantidad: de los puros (heb.: kosher, ritualmente "apropiados") debía tomar siete y de los impuros (no kosher) una sola pareja; y para suministrarles alimentos, le dijo que tomara y almacenara la comida necesaria.[5]

El período que Noé tuvo para la construcción del arca es indeterminado. Algunos interpretan los 120 años mencionados en el relato como el plazo hasta el diluvio, y para otros solo es una reducción del promedio de vida de la humanidad.

Luego acontece el diluvio: "Porque dentro de siete días haré llover sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, y exterminaré de sobre la faz del suelo todos los seres que hice".[6]

Pintura del estadounidense Edward Hicks (1780-1849), que muestra a los animales embarcando de dos en dos.

Cuando Noé completó el arca, entraron con él su familia y los animales que le habían mandado. «Aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas del cielo fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches».

Según el relato el diluvio cubrió hasta las montañas más altas. «...y todas las criaturas de la Tierra murieron; sólo Noé y los que estaban con él en el arca sobrevivieron».[7]

Finalmente, después de muchos días, el arca se asentó en el monte Ararat, y las aguas retrocedieron por algunos días hasta que emergieron las cimas de las montañas. Entonces Noé envió a un cuervo que «salió, y estuvo yendo y volviendo hasta que las aguas se secaron sobre la tierra».

Luego Noé envió una paloma, que regresó porque no tuvo donde posarse. Noé envió de nuevo a la paloma y regresó con una hoja de olivo en su pico, y entonces supo que las aguas se habían retirado. Noé esperó siete días más y envió a la paloma una vez más, y esta vez el ave no regresó. Pero tuvo que esperar unos días más, entonces él, su familia y los animales salieron del Arca, y Noé ofreció un sacrificio a Yahvé, y Dios decidió que no volvería a exterminar a todos los seres vivos con aguas de diluvio, ni habría más diluvio para destruir la tierra.[8]

Para recordar esta promesa, Yahvé puso el arcoíris en las nubes, y dijo: “Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes. Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne".[11]

Other Languages
Afrikaans: Noag se ark
العربية: سفينة نوح
български: Ноев ковчег
bosanski: Noina arka
català: Arca de Noè
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Nò̤-ā Huŏng-ciŭ
čeština: Noemova archa
Cymraeg: Arch Noa
dansk: Noas ark
Deutsch: Arche Noah
English: Noah's Ark
Esperanto: Arkeo de Noa
euskara: Noeren ontzia
فارسی: کشتی نوح
français: Arche de Noé
Gaeilge: Áirc Naoi
Gàidhlig: An Àirc
galego: Arca de Noé
עברית: תיבת נח
hrvatski: Noina arka
Հայերեն: Նոյյան տապան
Bahasa Indonesia: Bahtera Nuh
italiano: Arca di Noè
日本語: ノアの方舟
한국어: 노아의 방주
Latina: Arca Noë
lietuvių: Nojaus arka
latviešu: Noasa šķirsts
Bahasa Melayu: Bahtera Nabi Nuh
norsk nynorsk: Noahs ark
norsk bokmål: Noahs ark
occitan: Arca de Noè
polski: Arka Noego
português: Arca de Noé
română: Arca lui Noe
русский: Ноев ковчег
srpskohrvatski / српскохрватски: Noina Arka
Simple English: Noah's Ark
slovenčina: Noemova archa
slovenščina: Noetova barka
српски / srpski: Нојева барка
svenska: Noas ark
Kiswahili: Safina
Tagalog: Arko ni Noe
Türkçe: Nuh'un gemisi
українська: Ковчег Ноя
اردو: کشتی نوح
Tiếng Việt: Tàu Nô-ê
Winaray: Arko ni Noe
ייִדיש: נח'ס תיבה
中文: 诺亚方舟
Bân-lâm-gú: Ná-a Hong-chiu
粵語: 挪亞方舟