Aprendizaje

La lección difícil, cuadro de William-Adolphe Bouguereau.

El aprendizaje es el proceso a través del cual se adquieren o modifican habilidades, destrezas, conocimientos, conductas o valores como resultado del estudio, la experiencia, la instrucción, el razonamiento y la observación. Este proceso puede ser analizado desde distintas perspectivas, por lo que existen distintas teorías del aprendizaje. El aprendizaje es una de las funciones mentales más importantes en humanos, animales y sistemas artificiales. En el aprendizaje intervienen diversos factores que van desde el medio en el que el ser humano se desenvuelve así como los valores y principios que se aprenden en la familia. En ella se establecen los principios del aprendizaje de todo individuo y se afianza el conocimiento recibido que llega a formar después la base para aprendizajes posteriores.

El aprendizaje humano está relacionado con la educación y el desarrollo personal. Debe estar orientado adecuadamente y es favorecido cuando el individuo está motivado. El estudio acerca de cómo aprender interesa a la neuropsicología, la psicología educacional y la antropología, la que recoge las peculiaridades propias de cada etapa del desarrollo humano, y concibe sus planteamientos teóricos, metodológicos y didácticos para cada una de ellas. En ella se enmarcan, por ejemplo: la pedagogía, la educación de niños; y la andragogía, la educación de adultos.

El aprendizaje es concebido como el cambio de la conducta debido a la experiencia, es decir, no debido a factores madurativos, ritmos biológicos, enfermedad u otros que no correspondan a la interacción del organismo con su medio ( UNAD).

El aprendizaje es el proceso mediante el cual se adquiere una determinada habilidad, se asimila una información o se adopta una nueva estrategia de conocimiento y acción.

El aprendizaje como establecimiento de nuevas relaciones temporales entre un ser y su medio ambiental ha sido objeto de numerosos estudios empíricos, realizados tanto en animales como en el hombre. Midiendo los progresos conseguidos en cierto tiempo se obtienen las curvas de aprendizaje, que muestran la importancia de la repetición de algunas predisposiciones fisiológicas, de «los ensayos y errores», de los períodos de reposo tras los cuales se aceleran los progresos, etc. Muestran también la última relación del aprendizaje con los reflejos condicionados.

El aprendizaje es un proceso a través del cual la persona se apropia del conocimiento, en sus distintas dimensiones: conceptos, procedimientos, actitudes y valores.

El aprendizaje es la habilidad mental por medio de la cual conocemos, adquirimos hábitos, desarrollamos habilidades, forjamos actitudes e ideales. Es vital para los seres humanos, puesto que nos permite adaptarnos motora e intelectualmente al medio en el que vivimos por medio de una modificación de la conducta.

Definición

El aprendizaje se define como:

... el proceso mediante el cual se origina o se modifica una actividad respondiendo a una situación siempre que los cambios no puedan ser atribuidos al crecimiento o al estado temporal del organismo (como la fatiga o bajo el efecto de las drogas).[1]

Ernest Hilgard

También se puede definir el aprendizaje como un proceso de cambio relativamente permanente en el comportamiento de una persona generado por la experiencia (Feldman, 2005). En primer lugar, aprendizaje supone un cambio conductual o un cambio en la capacidad conductual. En segundo lugar, dicho cambio debe ser perdurable en el tiempo. En tercer lugar, otro criterio fundamental es que el aprendizaje ocurre a través de la práctica o de otras formas de experiencia (p. ej., observando a otras personas).[2]

Debemos indicar que el término "conducta" se utiliza en el sentido amplio del término, evitando cualquier identificación reduccionista de la misma. Por lo tanto, al referir el aprendizaje como proceso de cambio conductual, asumimos el hecho de que el aprendizaje implica adquisición y modificación de conocimientos, estrategias, habilidades, creencias y actitudes (Schunk, 1991). En palabras de Schmeck (1988a, p. 171):

... el aprendizaje es un sub-producto del pensamiento... Aprendemos pensando, y la calidad del resultado de aprendizaje está determinada por la calidad de nuestros pensamientos.[3]

El aprendizaje no es una capacidad exclusivamente humana. La especie humana comparte esta facultad con otros seres vivos que han sufrido un desarrollo evolutivo similar; en contraposición a la condición mayoritaria en el conjunto de las especies, que se basa en la imprimación de la conducta frente al ambiente mediante patrones genéticos.

Other Languages
العربية: تعلم
azərbaycanca: Öyrənmə
беларуская: Навучанне
български: Изучаване
bosanski: Učenje
català: Aprenentatge
čeština: Učení
dansk: Læring
Deutsch: Lernen
Ελληνικά: Μάθηση
English: Learning
Esperanto: Lerno
eesti: Õppimine
euskara: Ikaskuntza
فارسی: یادگیری
suomi: Oppiminen
français: Apprentissage
galego: Aprendizaxe
עברית: למידה
हिन्दी: अधिगम
hrvatski: Učenje
Kreyòl ayisyen: Aprantisaj
Bahasa Indonesia: Belajar
íslenska: Nám
italiano: Apprendimento
日本語: 学習
Basa Jawa: Sinau
ქართული: სწავლა
қазақша: Оқыту
한국어: 학습
lietuvių: Mokymasis
latviešu: Mācīšanās
македонски: Учење
Bahasa Melayu: Pembelajaran
Nederlands: Leren
norsk bokmål: Læring
polski: Uczenie się
português: Aprendizagem
Runa Simi: Yachaqay
русский: Обучение
srpskohrvatski / српскохрватски: Učenje
සිංහල: ඉගෙනීම
Simple English: Learning
shqip: Mësimi
српски / srpski: Учење
Basa Sunda: Diajar
svenska: Studieteknik
தமிழ்: கற்றல்
тоҷикӣ: Таълим
Tagalog: Pagkatuto
Türkçe: Öğrenme
татарча/tatarça: Белем алу
українська: Навчання
اردو: تعلم
Tiếng Việt: Học
West-Vlams: Lêerproces
Winaray: Pagbaro
ייִדיש: לערנען
中文: 学习
Bân-lâm-gú: Ha̍k-si̍p
粵語: 學習