Appellation d'origine contrôlée

Appellation d'origine contrôlée (AOC), traducido aproximadamente como denominación de origen controlada, es la certificación francesa que garantiza ciertas indicaciones geográficas francesas para vinos, quesos, mantequillas y otros productos agrícolas, por el organismo gubernamental Institut National des Appellations d'Origine (INAO). De acuerdo con la ley francesa, es ilegal producir y vender un producto bajo una denominación de origen controlada si no cumple los criterios del AOC correspondiente.

Todos los productos amparados por una AOC están identificados mediante un sello, estampado en la etiqueta o en la corteza (en el caso de quesos). Para evitar cualquier interpretación errónea, ninguna parte del nombre de una denominación de origen controlada puede usarse en la etiqueta de un producto no habilitado para dicha denominación. Sin embargo, muchos productores tienen su sede en ciudades en las que el nombre de la ciudad es el de la denominación de origen por lo que no pueden indicar nada más que un críptico código postal.

Criterios

Los criterios necesarios para otorgar a un producto una denominación de origen controlada (AOC) en Francia son los siguientes:

  • Se ha elaborado con ingredientes procedentes de un área geográfica específica. El proceso de elaboración y envejecimiento se ha producido también, al menos en parte, en dicha zona.
  • El producto ha sido elaborado según el modo tradicional de la zona.
  • Las características del producto siguen una serie de normas claramente definidas.
  • La producción ha sido estrictamente regulada por una comisión reguladores siguiendo las normas definidas para la AOC.
Other Languages