Apolo

El dios Apolo Citaredo en la Columna, en la Academia de Atenas. Patrón de la salud, la belleza, la música y las Bellas Artes. Fuente de inspiración principal para artistas y oráculos, uno de los dioses olímpicos mas influyentes de la Antigua Grecia.

Apolo (en griego: Ἀπόλλων, transl. Apóllōn, o Ἀπέλλων, transl. Apellōn) es una de las divinidades principales de la mitología griega, y uno de los dioses olímpicos mas significativos, motivo por el cual le dedicaron una gran cantidad de templos. Hijo de Zeus y Leto, y hermano mellizo de Artemisa, poseía muchos atributos y funciones, y posiblemente después de Zeus fue el dios más influyente y venerado de todos los de la Antigüedad clásica.

Era descrito como el dios de las artes, del arco y la flecha, que amenazaba o protegía desde lo alto de los cielos, siendo identificado con la luz de la verdad, tal es como se lo representaba con el Sol. Era temido por los otros dioses y solamente su padre y su madre podían contenerlo. Era el dios de la muerte súbita, de las plagas y enfermedades, pero también el dios de la curación y de la protección contra las fuerzas malignas. Además, era el dios de la belleza, de la perfección, de la armonía, del equilibrio y de la razón, el iniciador de los jóvenes en el mundo de los adultos, estaba conectado a la naturaleza, a las hierbas y a los rebaños, y era protector de los pastores, marineros y arqueros.

Los orígenes de su mito son oscuros, pero en el tiempo de Homero (siglo VIII a, C,) ya era de gran importancia, siendo uno de los más citados en la Ilíada. Posteriormente la mitología romana lo incluye recién en el siglo V a. C., época en que le dedican el primer templo.

Hacía a los hombres conscientes de sus pecados y era el agente de su purificación; presidía las leyes de la religión y las constituciones de las ciudades.

Era símbolo de inspiración profética y artística, siendo el patrono del más famoso oráculo de la Antigüedad, el oráculo de Delfos, y líder de las musas. Como jefe de las Musas inspiradoras (con el epíteto Apolo Musageta) y director de su coro actuaba como dios patrón de la música y la poesía. Su lira se convirtió en un atributo común de Apolo. Los himnos cantados en su honor recibían el nombre de peanes (Peán era su nieto, hijo de Asclepio).

Tuvo muchos amores, especialmente con sus musas, y producto de sus andanzas tuvo alrededor de una veintena de hijos, aunque en ese terreno tuvo algunas desgracias. Fue representado innumerables veces desde la Antigüedad, generalmente como un hombre joven, desnudo y sin barba, en la plenitud de su vigor, a veces con un manto, un arco y un carcaj de flechas, y generalmente una lira, creada por su hermano Hermes para él, y con algunos de sus animales simbólicos como la serpiente (que se utiliza en la medicina), el cuervo o el grifo.[1]

En la época helenística, especialmente durante el siglo III a. C., pasó del epíteto Apollo Helios a ser identificado por los griegos con Helios, dios del sol, y de forma parecida su hermana se equiparó con Selene, diosa de la luna.[Nota 1]

Apolo fue identificado sincréticamente con un gran número de divinidades en sus diferentes lugares de culto, y sobrevivió secretamente a lo largo de la expansión del cristianismo: en la Edad Media, Apolo fue identificado por los cristianos con el Demonio, asociado con el poder profano, como es sabido, el culto a otros dioses en la época cristiana estaba prohibido y era sinónimo de cumplir una condena en la hoguera, haciendo cumplir esto a través de edictos a lo largo de toda la extensión del vasto imperio romano.

Ya en la era contemporánea, tales edictos de prohibiciones quedaron sin efecto, y su culto volvió a practicarse. Actualmente, y después de un prolongado silencio de siglos, su culto es llevado a cabo por los seguidores del helenismo de Europa, América, y especialmente de Grecia.[2]

Su mito se ha empleado durante siglos por filósofos, artistas y otros intelectuales para la interpretación e ilustración de una variedad de aspectos de la vida humana, de la sociedad y de fenómenos de la naturaleza, y su imagen está presente en una gran variedad de formas en nuestros días.[6]

Etimología

Apolo, Museo Capitolini, copia marmol del siglo IV a. C.

Fue llamado por los griegos «Apollon» o «Apellon», por los romanos «Apollo» y por los etruscos «Apulu» o «Aplu». El origen del nombre de Apolo es incierto. Los autores antiguos recogieron varios ejemplos de etimología popular. Así, Platón relaciona el nombre en su Crátilo con ἀπόλυσις, ‘redimir’, con ἀπόλουσις, ‘purificación’, con ἁπλοῦν, ‘simple’,[7]​ en particular en referencia a la forma tesalia del nombre, Ἄπλουν, y finalmente con Ἀει-βάλλων, ‘el que siempre dispara’. Hesiquio relaciona el nombre «Apolo» con el dórico απελλα apella, que significa ‘asamblea’, por lo que Apolo sería el dios de la vida política, y también da la explicación σηκος, ‘rebaño’, en cuyo caso Apolo sería el dios de los rebaños y manadas.

Para Plotino, su nombre significa la negación de la pluralidad: "no muchos", y agregó que para los pitagóricos significaba el Uno. Plutarco siguiendo esta línea afirmaba que los pitagóricos asociaban nombres divinos a los números, y que la mónada era identificada con Apolo.[10]

También es posible[12]

Además, se ha sugerido[14]​ que Apolo procede de la divinidad hurrita e hitita Aplu, que era ampliamente invocada durante los años de plaga. Aplu, se sugiere, procede del acadio Aplu Enlil, que significa ‘el hijo de Enlil’, un título que se aplicaba al dios Nergal, que estaba relacionado con Shamash, el dios babilónico del sol.

Other Languages
Afrikaans: Apollo
Alemannisch: Apollon
مصرى: ابولو
asturianu: Apolu
azərbaycanca: Apollon (mifologiya)
تۆرکجه: آپولون
Boarisch: Apollon
беларуская: Апалон
беларуская (тарашкевіца)‎: Апалён
български: Аполон
বাংলা: অ্যাপোলো
བོད་ཡིག: ཨ་པོ་ལུའོ།
brezhoneg: Apollon
bosanski: Apolon
català: Apol·lo
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Ā-pŏ̤-lò̤
ᏣᎳᎩ: ᎠᏉᎳ
čeština: Apollón
Cymraeg: Apollo
dansk: Apollon
Deutsch: Apollon
Ελληνικά: Απόλλων
English: Apollo
Esperanto: Apolono
eesti: Apollon
euskara: Apolo
فارسی: آپولون
suomi: Apollon
français: Apollon
furlan: Apol
galego: Apolo
עברית: אפולו
हिन्दी: अपोलो
hrvatski: Apolon
magyar: Apollón
հայերեն: Ապոլլոն
interlingua: Apollon
Bahasa Indonesia: Apollo (mitologi)
Ido: Apollon
íslenska: Apollon
italiano: Apollo
日本語: アポローン
ქართული: აპოლონი
ಕನ್ನಡ: ಅಪೊಲೊ
한국어: 아폴론
kernowek: Appolyn
Кыргызча: Аполлон
Latina: Apollo
Lëtzebuergesch: Apollo (Mythologie)
lietuvių: Apolonas
latviešu: Apollons
македонски: Аполон
മലയാളം: അപ്പോളോ
मराठी: अपोलो
Bahasa Melayu: Apollo
مازِرونی: آپولو
Plattdüütsch: Apollon
नेपाली: एपोलो
norsk nynorsk: Apollon
norsk: Apollon
Nouormand: Apollon
occitan: Apollon
ਪੰਜਾਬੀ: ਅਪੋਲੋ
português: Apolo
русский: Аполлон
русиньскый: Аполлон
Scots: Apollo
srpskohrvatski / српскохрватски: Apolon
Simple English: Apollo
slovenčina: Apolón
slovenščina: Apolon
shqip: Apoloni
српски / srpski: Аполон
svenska: Apollon
Kiswahili: Apolo
தமிழ்: அப்பல்லோ
тоҷикӣ: Аполлон
Tagalog: Apollo
Türkçe: Apollon
татарча/tatarça: Apollon
українська: Аполлон
اردو: اپالو
oʻzbekcha/ўзбекча: Apollon
vepsän kel’: Apollon
Tiếng Việt: Apollo
Winaray: Apollo
吴语: 阿波罗
中文: 阿波罗
Bân-lâm-gú: Apollo
粵語: 阿波羅