Apartheid

Cartel en una playa de Durban indicando el uso reservado de la misma para los miembros de la raza blanca (1989).

El apartheid[1]​ fue el sistema de segregación racial en Sudáfrica y Namibia, entonces parte de Sudáfrica, en vigor hasta 1992. Fue llamado así porque significa "separación" en afrikáans, ( lengua germánica derivada del neerlandés hablada principalmente en Sudáfrica y Namibia).

Básicamente, este sistema de segregación racial en Sudáfrica consistía en la creación de lugares separados, tanto habitacionales como de estudio o de recreo, para los diferentes grupos raciales, en el poder exclusivo de la raza blanca para ejercer el voto y en la prohibición de matrimonios o incluso relaciones sexuales entre blancos y negros.

Su propósito era conservar el poder para la minoría blanca, 21 % de la población, que en otras condiciones habría perdido su posición de privilegio. Antes de la victoria del partido Nacional en 1948, los negros podían votar pero con muchas restricciones.

En teoría, el sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales para promover el "desarrollo". Todo este movimiento estaba dirigido por la raza blanca, que instauró todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo a la apariencia, a la aceptación social o a la ascendencia. Este nuevo sistema produjo revoluciones y resistencias por parte de los ciudadanos no blancos del país.

A finales de los años 1980, en el marco de la guerra de la frontera de Sudáfrica ( Namibia y Angola), la Unión Soviética retiró su apoyo económico y bélico a Angola y Cuba, haciendo inviable para ambos países proseguir la lucha; del mismo modo los EE. UU. cesaron su apoyo financiero a Sudáfrica, lo cual trajo graves consecuencias al gobierno de Pretoria, y el principio del fin del régimen del apartheid en el sur de África, que estuvo en vigor hasta los años 1990, siendo en 1992 la última vez en que sólo votaron plenamente las personas de raza blanca.

Funcionamiento

Antecedentes

Era efectivamente practicado en Sudáfrica durante siglos por los colonos blancos de origen neerlandés (los afrikáner) contra la población negra de este territorio, pero desde la instauración de la Colonia del Cabo en 1814 por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, esta actitud racista no había sido apoyada por las normas legales impuestas por los británicos. Asimismo, el abierto racismo de la mayoría de la población blanca de origen afrikáner no era compartido por la minoría de blancos de origen británico ni por las autoridades coloniales designadas desde el Reino Unido.

A pesar de que el racismo contra la población negra no era respaldado oficialmente por las autoridades británicas, durante varias décadas, y especialmente después de las dos Guerras de los Bóeres, la población afrikáner había luchado para evitar el "peligro inglés" y había rechazado las medidas liberales de las autoridades coloniales británicas, insistiendo en que el racismo contra los negros era parte de la lucha por la "preservación de la identidad nacional afrikáner" siendo ésta la meta esencial de su actividad política.

Después que en 1910 la Unión Sudafricana logra la autonomía interna dentro de la Commonwealth británica, los políticos afrikáner insistieron en mantener una política de segregación racial de facto, aprovechando el debilitamiento del control británico y emitiendo normas internas para frustrar el desarrollo político y económico de la población negra. Así, la presión afrikáner impidió otorgar el sufragio a los negros y vetó que éstos asumieran cargos en la administración pública. Todas estas normas segregacionistas y racistas, impuestas de modo semioficial por la presión afrikáner, fueron llamadas "Pequeño Apartheid".

Instauración

La discriminación racial de los afrikáner hacia la población negra no fue formalizada sino hasta 1948, fecha en la cual empezó a tomar forma jurídica al ser respaldada por leyes promulgadas a tal efecto. En las elecciones de 1947, el radical Partido Nacionalista ganó las elecciones en una coalición con el Partido Afrikáans, dirigido por el pastor protestante Daniel François Malan, oponiéndose a los candidatos más liberales que contaban con apoyo británico, todo por una perversión de la ley electoral[ cita requerida] que le dio mayoría a pesar de obtener menos votos que su rival, el Partido Unido; ocurrió lo mismo en 1953 cuando se repitió el triunfo del Partido Nacionalista. Malan, en su primer discurso de 1948, consideró que su triunfo electoral significaba que "Hoy día Sudáfrica vuelve a ser nuestra, Dios permita que sea nuestra siempre", entendiendo que el término "nuestra" abarcaba solamente a los blancos de origen afrikáner. Para esa fecha, la población blanca formaba el 21 % de los habitantes de Sudáfrica, siendo el 68 % de raza negra y el 11 % restante mestizos e indostanos.

Poco después del triunfo nacionalista, el gobierno de Malan emitió leyes para segregar oficialmente a cada individuo de acuerdo a su raza, estableciendo un registro racial obligatorio bajo control del gobierno. En 1949 otra ley prohibía los matrimonios interraciales y castigaba como un delito a las relaciones sexuales entre individuos de razas diferentes.

Una ley promulgada en 1950 reservaba ciertos distritos en las ciudades donde sólo podían habitar los blancos, forzando a los no blancos a emigrar a otros lugares, lo cual estaba previsto para mantener la mayor cantidad posible de negros en las zonas rurales y evitar su transformación en una clase media urbana. También se prohibió para todos los efectos que la población negra pudiera comprar inmuebles dentro de los centros urbanos. Para el nuevo régimen afrikáner el "peligro étnico" ya no estaba encarnado en los británicos sino en la población negra, a la cual se marginaba de todas las maneras posibles para conservar el país bajo dominio de los blancos.

Segregación cotidiana

En 1953 se establecieron zonas segregadas en las ciudades de Sudáfrica, abarcando sitios tales como playas, autobuses, hospitales, escuelas y hasta bancos en los parques públicos, siendo separados en "lugares sólo para blancos" o "sólo para negros", siendo estos últimos casi siempre de muy inferior calidad (autobuses escasos y anticuados, hospitales sobrepoblados y con escaso personal profesional, escuelas hacinadas donde la enseñanza se reducía a actividades manuales). Inclusive las ambulancias estaban segregadas, por lo cual en caso de accidente era indispensable avisar de la raza de la víctima en tanto una ambulancia "para blancos" tenía derecho de negarse a llevar un negro mientras que las ambulancias "para negros" rara vez contaban con equipo médico para emergencias. Las paradas de autobuses estaban segregadas y estaba prohibido emplear la parada de "otra raza", sea cual fuere el motivo.

Los negros debían, por otra parte, portar documentos de identidad en todo momento y les estaba prohibido quedarse en algunas ciudades o incluso entrar en ellas sin el debido permiso de las autoridades blancas. Ese mismo año de 1953 se estableció también la segregación completa en la educación para todos sus niveles. El retiro de Malan en 1954 llevó al poder a Johannes Strijdom, quien continuó con la aplicación del apartheid.

Regulación

Johannes Gerhardus Strijdom, que sucedió a Malan como primer ministro en 1954, instauró además las siguientes leyes:

  • Los negros no podían ocupar posiciones en el gobierno y no podían votar, excepto en algunas aisladas elecciones para instituciones segregadas.
  • Los negros tenían prohibido habilitar negocios o ejercer prácticas profesionales dentro de las áreas asignadas específicamente para los blancos, bajo pena de cárcel. Sólo podrían ejecutar tales actividades en sus bantustanes.
  • El transporte público era totalmente segregado, tanto en trenes, buses, aviones, o inclusive los taxis de las ciudades.
  • A los negros no les estaba permitido entrar en zonas asignadas para población blanca, a menos que tuvieran un pase emitido por la policía. Los blancos también tenían que portar un pase para entrar en las zonas asignadas a los negros.
  • Edificios públicos tales como juzgados u oficinas de correos, disponían de accesos diferentes para blancos y negros. Del mismo modo, en caso de ser "inevitable" que individuos de ambas razas se junten en una cola de espera, la atención preferencial y prioritaria era para blancos, sin distinción alguna.

Las principales consecuencias de esta situación fueron:

  • Las áreas asignadas a los negros raramente tenían electricidad o agua. Los hospitales también eran segregados: los hospitales para los blancos tenían la calidad de cualquier nación desarrollada, mientras que los asignados a los negros estaban pobremente equipados, faltos de personal y eran muy pocos en relación a la población que servían.
  • En 1948 el Partido Nacional de Sudáfrica (PN) ganó unas elecciones en las que sólo podían votar los blancos e instaló un sistema de segregación racial con represivas contra los negros.
  • En 1952 Nelson Mandela organizó una campaña de desobediencia civil sin violencia que le valió su primera condena.
  • En 1952 y consciente del liderazgo que había alcanzado, el gobierno decidió silenciarle y para ello le mandó una orden de inhabilitación lo que redujo su libertad de actuación y de movimiento.
  • En 1970 la educación de un escolar negro costaba el 10 % de la correspondiente a un escolar blanco. La educación superior era de un costo casi imposible de abonar para los negros.
  • El ingreso mínimo para el pago de impuestos era de 360 rand para los negros pero el límite de "exoneración" era mucho más alto para los blancos, unos 750 rand.

Los estados negros y similitudes

Ante las condenas internacionales ocurridas desde la década de 1950, los defensores del apartheid decían que la discriminación racial contra los negros estaba basada legalmente en que éstos no eran ciudadanos de Sudáfrica, sino ciudadanos de otros estados independientes (llamados bantustanes), por lo cual carecían de ciudadanía sudafricana y no tenían derechos que reclamar al gobierno de Pretoria.

En efecto, desde 1960 el gobierno de Sudáfrica procedió a crear diez estados autónomos para otorgar la ciudadanía de estos a los negros que constituían el 70 % de la población sudafricana. Así, a una gran parte de la población negra se le eliminó la ciudadanía sudafricana para otorgarles la nacionalidad de algún bantustán. Gracias a este argumento, a dicha población negra se le consideraba como "transeúntes" o "población temporal" que debía circular por el territorio de Sudáfrica solamente si estaba provista de pasaportes en lugar de pases. Durante las décadas de 1960 hasta 1980, el gobierno forzó a un gran porcentaje de la población negra a reubicarse en dichos estados que habían sido designados para ellos. Un total de 3 millones y medio de individuos se vieron obligados a desplazarse hacia estas zonas para vivir allí, o en caso que ello no fuera posible se les otorgó la nacionalidad de un "Estado" donde jamás habían vivido.

La creación de los bantustánes fue mal recibida por la ONU y en el extranjero se acusó al gobierno de Sudáfrica de "inventar" Estados solamente para privar de derechos a la población negra. Cabe destacar que todos los bantustanes fueron fundados mediante leyes del gobierno sudafricano (ninguno por decisión popular de sus habitantes) y sus fronteras habían sido diseñadas por las autoridades de raza blanca para no interferir en "zonas de interés" de los blancos. La propia realidad mostraba que hasta dos tercios de los "ciudadanos" de los bantustánes en realidad no vivían en ellos sino que residían en la "Sudáfrica blanca" como "trabajadores extranjeros" sin derechos políticos.

Hubo casos de vecindarios de población negra ubicados en las afueras de las grandes ciudades, cuyos residentes fueron expulsados de sus hogares para ejecutar proyectos urbanos en favor de la población blanca. El caso más publicitado fue el de Johannesburgo, donde en 1954 unos 60.000 habitantes negros fueron reubicados en una zona llamada Soweto. Otro caso fue el de Sophiatown, un lugar "multirracial" donde a los negros les permitían poseer tierras. Sin embargo, la expansión de la población y de la zona industrial en Johannesburgo convertía esta zona en un lugar estratégico para dicha expansión. En febrero de 1955, los cincuenta mil habitantes negros en la zona fueron evacuados a la fuerza por la policía, localizándolos en una zona denominada Meadowlands, actualmente anexa a Soweto. Sophiatown fue totalmente destruida por topadoras y se construyó una nueva urbanización llamada Triomf para la población blanca.

Blancos, negros, mulatos e indios

Dos carteles en una playa de Ciudad del Cabo en 1985: el letrero en inglés y en afrikáans dice que el acceso a la playa y sus instalaciones sólo es permitido a los blancos, el cartel inferior prohíbe el ingreso de perros a la playa.

La población de Sudáfrica estaba clasificada en cuatro grupos. Los «de color» (en afrikáans kleurling) lo componían los mulatos provenientes de la mezcla de bantúes y khoisan con personas de ascendencia europea. La determinación de quién era catalogado como mulato a veces era un tanto difícil, llegando al extremo de examinar las encías de los individuos para distinguirlos entre negros y mulatos.

Los mulatos también fueron objeto de discriminación abierta desde 1948 y obligados a reubicarse en zonas asignadas a ellos, a veces abandonando casas y tierras que les habían pertenecido por muchas generaciones. Si bien los de color o kleurling recibían mejor trato que la población de raza puramente negra, jugaron un papel preponderante en la lucha contra el apartheid. El derecho al sufragio les era negado a los "de color" en la misma forma que a los negros.

En 1983 una reforma a la Constitución permitió a los de color e indios (estos últimos inmigrantes originarios de la India y Pakistán y establecidos desde los años de la dominación británica) participar en unas elecciones separadas para formar un parlamento de color que actuara como subordinado al parlamento de los blancos. La teoría del apartheid era que los individuos de color debían ser considerados como ciudadanos de Sudáfrica pero con derechos bastante reducidos, mientras que los negros solamente podían ser "ciudadanos" de algún bantustán, nombre dado a unos diez estados presuntamente "autónomos" creados específicamente para albergar población negra.

Ocasionalmente, se daban casos en los que hermanos descendientes de padres de diferentes razas eran "racialmente separados" por la variación del color de su piel, lo cual obligaba a que individuos de una misma familia debieran residir y trabajar en áreas diferentes del país, imposibilitados muchas veces de visitarse, y con derechos personales muy diferentes entre sí.

Other Languages
Afrikaans: Apartheid
Alemannisch: Apartheid
aragonés: Apartheid
العربية: أبارتايد
asturianu: Apartheid
azərbaycanca: Aparteid
башҡортса: Апартеид
žemaitėška: Apartheids
беларуская: Апартэід
беларуская (тарашкевіца)‎: Апартэід
български: Апартейд
brezhoneg: Apartheid
bosanski: Apartheid
català: Apartheid
Cebuano: Apartheid
کوردی: ئەپارتاید
corsu: Apartheid
čeština: Apartheid
Cymraeg: Apartheid
dansk: Apartheid
Deutsch: Apartheid
Ελληνικά: Απαρτχάιντ
emiliàn e rumagnòl: Apartheid
English: Apartheid
Esperanto: Apartismo
eesti: Apartheid
euskara: Apartheid
فارسی: آپارتاید
suomi: Apartheid
Võro: Apartheid
føroyskt: Apartheid
français: Apartheid
Frysk: Apartheid
Gaeilge: Apairtéid
Gàidhlig: Apartheid
galego: Apartheid
עברית: אפרטהייד
Fiji Hindi: Apartheid
hrvatski: Apartheid
magyar: Apartheid
Հայերեն: Ապարտհեյդ
Bahasa Indonesia: Apartheid
Ilokano: Apartheid
italiano: Apartheid
ქართული: აპართეიდი
Адыгэбзэ: Апартхейд
қазақша: Апартеид
къарачай-малкъар: Апартеид
कॉशुर / کٲشُر: अपार्थीड
Ripoarisch: Apartheed
Kurdî: Apartheid
kernowek: Apartheid
Кыргызча: Апартеид
Latina: Apartheid
Ladino: Apartheid
Lëtzebuergesch: Apartheid
lietuvių: Apartheidas
latviešu: Aparteīds
македонски: Апартхејд
монгол: Апартеид
Bahasa Melayu: Aparteid
Mirandés: Apartheid
مازِرونی: آپارتاید
Plattdüütsch: Apartheid
नेपाल भाषा: अपार्थेईड
Nederlands: Apartheid
norsk nynorsk: Apartheid
norsk: Apartheid
Sesotho sa Leboa: Apartheid
occitan: Apartheid
polski: Apartheid
Piemontèis: Apartheid
پنجابی: اپارتھائیڈ
português: Apartheid
română: Apartheid
русский: Апартеид
русиньскый: Апартеід
саха тыла: Апартеид
sardu: Apartheid
sicilianu: Apartheid
srpskohrvatski / српскохрватски: Apartheid
Simple English: Apartheid
slovenčina: Apartheid
slovenščina: Apartheid
shqip: Aparteidi
српски / srpski: Апартхејд
svenska: Apartheid
Kiswahili: Apartheid
Türkmençe: Aparteid
Türkçe: Apartheid
татарча/tatarça: Aparteid
українська: Апартеїд
oʻzbekcha/ўзбекча: Aparteid
vèneto: Apartheid
Tiếng Việt: Apartheid
Winaray: Apartheid
მარგალური: აპართეიდი
ייִדיש: אפארטהייד