Aparato locomotor

Aparato locomotor
John-bell-II-B-6.jpg
Ejemplo del aparato locomotor (John Bell, 9804)
Función Movimiento voluntario del cuerpo
Estructuras
básicas
Huesos, Músculos, Nervios, Articulaciones.
Sinónimos
Sistema musculo esquelético
[ editar datos en Wikidata]

El aparato locomotor o sistema músculo esquelético está formado por el sistema osteoarticular ( huesos, articulaciones y ligamentos) y el sistema muscular ( músculos y tendones que unen los huesos). Permite al ser humano o a los animales en general interactuar con el medio que le rodea mediante el movimiento o locomoción y sirve de sostén y protección al resto de órganos del cuerpo.[1]

Se fundamenta en dos elementos:

El aparato locomotor no es independiente ni autónomo, pues es un conjunto integrado con diversos sistemas, por ejemplo, con el sistema nervioso para la generación y modulación de las órdenes motoras. Este sistema está formado por las estructuras encargadas de sostener y originar los movimientos del cuerpo y lo constituyen dos sistemas.

  • Sistema óseo: Es el elemento pasivo, está formado por los huesos, los cartílagos y los ligamentos articulares.
  • Sistema muscular: Formado por los músculos los cuales se unen a los huesos y por lo tanto al contraerse provocan el movimiento del cuerpo.

Además de estos, hay que agregar el sistema nervioso, ya que este es el responsable de la coordinación y la estimulación de los músculos para producir el movimiento.

Los huesos

El hueso es un tejido firme, duro y resistente que forma parte del endoesqueleto de los vertebrados. Está compuesto por tejidos duros y blandos. El principal tejido duro es el tejido óseo, un tipo especializado de tejido conectivo constituido por células (osteocitos) y componentes extracelulares calcificados. Hay 206 huesos en el cuerpo humano. Los huesos poseen una cubierta superficial de tejido conectivo fibroso llamado periostio y en sus superficies articulares están cubiertos por tejido conectivo cartilaginoso. Los componentes blandos incluyen a los tejidos conectivos mieloide tejido hematopoyético y adiposo (grasa) la médula ósea. El hueso también cuenta con vasos y nervios que, respectivamente irrigan e inervan su estructura.

Los huesos poseen formas muy variadas y cumplen varias funciones. Con una estructura interna compleja pero muy funcional que determina su morfología, los huesos son livianos aunque muy resistentes y duros.

El conjunto total y organizado de las piezas óseas (huesos) conforma el esqueleto o sistema esquelético. Cada pieza cumple una función en particular y de conjunto en relación con las piezas próximas a las que está articulada.

Los huesos en el ser humano son órganos tan vitales como los músculos o el cerebro, con una amplia capacidad de regeneración y reconstitución. Sin embargo, vulgarmente se tiene una visión del hueso como una estructura inerte, puesto que lo que generalmente queda a la vista son las piezas óseas —secas y libres de materia orgánica— de los esqueletos tras la descomposición de los cadáveres.

Los huesos de nuestro cuerpo conforman el sistema oseo o esquelético. Los huesos actúan como soporte o armazón y por eso se le denominan los órganos pasivos del movimiento.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Апорна-рухальная сыстэма
کوردیی ناوەندی: کۆئەندامی ماسێسک
日本語: 運動器
Nederlands: Bewegingsapparaat
norsk bokmål: Bevegelsesapparatet
português: Sistema locomotor
Tiếng Việt: Hệ vận động