Antropología social

La antropología social es el constituyente dominante de la antropología en el Reino Unido y su Mancomunidad de Naciones y la mayoría de Europa (Francia en particular[2]​ En los EEUU, la antropología social está subsumida a la antropología cultural (o dentro de la antropología sociocultural, denominación relativamente nueva).

En contraste con la antropología cultural, la cultura y su continuidad (incluyendo narrativas, rituales y el comportamiento simbólico asociado con éstas) han sido tradicionalmente consideradas como la "variable" dependiente por la antropología social, incrustadas en su contexto histórico y social, incluyendo su diversidad de posiciones y perspectivas, ambigüedades, conflictos y contradicciones de la vida social; más que la variable independiente (explicativa).

En el pasado, los temas de interés de los antropólogos sociales incluían las convenciones, la organización económica y política, el derecho y la resolución de conflictos, los patrones de consumo e intercambio, el parentesco y las estructuras familiares, las relaciones de género, la maternidad y la socialización, religión; mientras que en la actualidad, los antropólogos sociales también se interesan por temas como la globalización, la violencia étnica, los estudios de género, el trans nacionalismo y las experiencias locales que de él se desprenden y las culturas emergentes del ciberespacio;[5]

Las diferencias entre las perspectivas de la antropología sociocultural británica, francesa y americana han disminuido para dar paso cada vez más a diálogos y préstamos de teorías y métodos. Los antropólogos sociales y culturales, además de algunos socioculturales, se encuentran en la mayoría de institutos de antropología. Por eso los nombres formales de las instituciones ya no necesitan reflejar el contenido de disciplinas que estudian al completo. Algunos, como el Institute of Social and Cultural Anthropology[7]​ se ha convertido simplemente en el

Enfoque y práctica

La antropología social se distingue de otras materias como la economía o las ciencias políticas por su enfoque holístico y la atención que presta a la diversidad comparativa de sociedades y culturas alrededor del mundo. Este enfoque brinda a la antropología la posibilidad de reexaminar presupuestos occidentales. Se diferencia de la sociología tanto en sus métodos principales (basados en la observación participante y la competencia lingüística)[9]​ Muchos antropólogos sociales utilizan métodos cuantitativos de análisis también, especialmente aquellos que investigan temas como las economías locales, la demografía, la ecología humana, los procesos cognitivos o la salud y las enfermedades.

Especializaciones

Las especializaciones de la antropología social varían a la vez que los objetos de estudio evolucionan se transforman, así como aparecen nuevos paradigmas intelectuales: la musicología y la antropología médica son ejemplos actuales de nuevas especialidades firmemente establecidas.

Otras áreas recientes de desarrollo cognitivo son: el análisis social y ético de las nuevas tecnologías, patrones emergentes de organizaciones familiares y de parentesco, el debate sobre el deceso del socialismo de estado, las implicaciones políticas del aumento de la religiosidad y las auditorías culturales.

La antropología ha influenciado a otras disciplinas como la filosofía (ética, fenomenología, lógica), la historia de la ciencia, el psicoanálisis y la lingüística.

Aspectos éticos

Esta materia cuenta con aspectos tanto éticos como reflexivos. Los expertos analizan como los estudiantes construyen los objetos de estudio y las maneras en que ellos, como antropólogos, pueden contribuir en los procesos de cambio de las sociedades que estudian. Un ejemplo es el Efecto Hawthorne, por el cual los sujetos de un estudio alteran su comportamiento debido a saber que están siendo observados y estudiados.

Other Languages