Antropología económica

La antropología económica es un campo de estudio interdisciplinario entre las ciencias económicas y la Antropología. Este intercambio de información y conocimientos tiene características particulares ya que desde el comienzo se propone una específica direccionalidad de dicho intercambio: el ajuste de los datos etnográficos a determinadas categorías económicas. De esta manera la Economía aporta conceptos y modelos (teoría) y la Antropología estudios de campo (etnografía).

La antropología económica como campo específico

Hacia comienzos de la década de 1960 se originó un extenso y a veces intrincado debate entre los antropólogos economistas. Dicho debate giró en torno a dos problemáticas principales.

  • Una relacionada a la viabilidad o no del uso de los conceptos y categorías de las ciencias económicas para el estudio de las “sociedades primitivas”, lo que nos remonta a la problemática entre universalismo y particularismo en la teoría antropológica en general
  • y otra referente a la definición o bien la delimitación de “lo económico”, cuestionando la existencia o no de adscripciones a teorías económicas distintivas y también a formas alternativas de abordar la cuestión de la “racionalidad económica”.

Se trata de la polémica entre los autores denominados formalistas y sustantivistas.

La contradicción entre la teoría y la experiencia ( empirismo), que se suponía era el centro del problema, fue resuelta por los sustantivistas mediante una adscripción al relativismo cultural, es decir proponiendo la inaplicabilidad de la teoría económica en situaciones donde no encontrásemos mercados y precios. En cambio, los autores formalistas en muchos casos apelaron al universalismo, a la universalidad de la conducta economizante como objeto de estudio.