Antro

Antro en Praga.

Antro es un nombre alternativo en algunos países de Hispanoamérica con el que se conoce a los grandes clubes nocturnos, discotecas, bares, table dance y otros, comunes del mundo desarrollado. Los antros son lugares donde los concurrentes pueden bailar, socializar o consumir bebidas alcohólicas y, en general, tienen el entretenimiento como objetivo.

El término se usa tradicionalmente con carácter despectivo para referirse a ciertos lugares de ocio y entretenimiento de mala reputación, haciendo referencia a las pocas comodidades que ofrecen a la clientela, las prácticas al margen de la ley que en ellos puedan darse, el tipo de gente que lo frecuenta (usualmente asociada a la delincuencia o bien a las clases sociales bajas) o, simplemente, por su aspecto sombrío, lóbrego o semioculto.

Etimología

La palabra en español antro (derivada del latín antrum y éste a su vez del griego ἄντρον, antron caverna, cueva, gruta) tiene dos acepciones. La primera denota una cueva en el sentido geográfico. La segunda denota una expresión peyorativa, como en las expresiones "antro de perdición" o "antro de mala muerte". La Real Academia de la Lengua Española define antro también como "un local, establecimiento, vivienda, etc. de mal aspecto y reputación".[1]

Other Languages
català: Antre
Deutsch: Spelunke
English: Dive bar
français: Bar clandestin