Antonio de Espejo

Antonio de Espejo ( Córdoba, ca. 1540 - La Habana, Cuba, 1585) fue un colono y explorador español que lideró una expedición a los actuales estados de Nuevo México y Arizona ( EE.UU.) en 1582-1583.[2] La expedición generó interés en el establecimiento de una colonia española entre los indios pueblo del valle del rio Grande.

Dejó constancia acerca de la flora, fauna y mineralogía de esa parte entonces casi inexplorada del virreinato de la Nueva España, y sus estudios fueron publicados en la Historia de los descubrimientos antiguos y modernos de la Nueva España, de Obregón.[3]

Biografía

Antonio de Espejo nació alrededor de 1540 en Córdoba, España, y llegó a la Nueva España (hoy México) en 1571 junto con el jefe Inquisidor, Pedro Moya de Contreras, que había sido enviado por el rey español para establecer una Inquisición. Espejo y su hermano se convirtieron en ganaderos, y se sabe que hacia 1580 tenían varios ranchos Qurétaro y Celaya. En 1581, Espejo y su hermano fueron acusados del asesinato de uno de sus sirvientes. Su hermano fue encarcelado y Espejo para no afrontar la alta imdemnización que debía de satisfacer huyó a Santa Barbara (Chihuahua), el puesto más avanzado del norte, en la entonces frontera norte de la Nueva España. Espejo estaba allí cuando la expedición de Chamuscado y Rodríguez (1581-1582) regresó del territorio entonces inexplorado de Nuevo México, con las noticias de que dos de los frailes habían quedado en las tierras de los indios pueblo.[4] :16-17

Other Languages