Antonio Trueba

Antonio Trueba
Antonio Trueba por Mariano Benlliure.jpg
Monumento a Trueba en los Jardines de Albia de Bilbao, por Mariano Benlliure.
Información personal
Nacimiento 24 de diciembre de 1819
Galdames, Señorío de Vizcaya
Fallecimiento 10 de marzo de 1889
Bilbao, Vizcaya
Nacionalidad España
Información profesional
Ocupación Cronista y escritor
Años activo Siglo XIX
Seudónimo Antón el de los Cantares
Género Literatura
Movimientos Romanticismo
[ editar datos en Wikidata]

Antonio María de Trueba y de la Quintana ( Galdames, 24 de diciembre de 1819 - Bilbao, 10 de marzo de 1889) fue un escritor español, conocido también como Antón el de los Cantares.

Biografía

Hijo de campesinos muy pobres, su vocación literaria se despertó con los romances de ciego que le traía su padre cuando venía de visitar una feria. Tuvo que abandonar pronto la escuela para trabajar la tierra y el mineral de las minas de Las Encartaciones, su lugar natal. Cuando contaba quince años (1834) marchó a Madrid para evitar la primera Guerra Carlista; allí se empleó en la ferretería de un tío suyo y robó tiempo al sueño instruyéndose de forma autodidacta y leyendo autores románticos españoles. En 1845 consigue un puesto burocrático en el Ayuntamiento de Madrid y con ello logra más tiempo libre para consagrarse a la literatura. En 1851 publicó su primer libro, El libro de los cantares, versos de tema variopinto que le dieron ya algún renombre; al mismo tiempo, colabora con poemas, artículos y cuentos en La Correspondencia de España, El Museo Universal, Correo de la Moda y La Ilustración Española y Americana. Prestó atención a la literatura infantil, colaborando en las publicaciones infantiles de la época y elaboró incluso un libro de villancicos, ¡Tin tin tin!. A continuación vinieron Cuentos populares (1853), Cuentos de color de rosa (1859) con una segunda edición a cargo de la reina Isabel II, Las hijas del Cid (1859) y Cuentos campesinos (1860), entre otras muchas obras.

En 1862 fue proclamado por las Juntas Generales de Vizcaya Cronista y Archivero del Señorío de Vizcaya y se trasladó a Bilbao para desempeñar esas funciones, pese a reconocer su precaria formación histórica. Allí se ocupó en recopilar información para escribir «una modesta historia general de Vizcaya» que los disturbios políticos posteriores le impidieron concluir. De este período son Capítulos de un libro, sentidos y pensados viajando por las Provincias Vascongadas (1864), Defensa de un muerto atacado (los Fueros) por el Exmo. Sr. D. Manuel Sánchez Silva (1865), La paloma y los halcones (novela histórica sobre las guerras de bandos, 1865), Cuentos de varios colores (1866), El libro al las montañas (1867), Resumen descriptivo e histórico del M. N. y M. L. Señorío de Vizcaya (1872) etc.

Tras el paréntesis de la segunda Guerra Carlista, durante la cual debió marchar a Madrid (1873) acusado de una supuesta simpatía hacia el carlismo, volvió a Bilbao donde fue rehabillitado y nombrado Padre de la Provincia (1876) y desarrolló una gran actividad; funda la sección literaria del diario «intransigente» El Noticiero Bilbaíno, que más tarde dirigirá, y publica buen número de obras sobre didáctica, genealogía, literatura, historia y leyendas (lo peor de su producción). Con los fondos recaudados entre los vascos de América y de Vizcaya se le costeó un monumento realizado por Mariano Benlliure e inaugurado en 1895 en los jardines de Albia de Bilbao.

Other Languages