Antonio Ponz

Autorretrato, óleo sobre lienzo, Madrid, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Antonio Ponz Piquer ( Masía de la Cerrada, Torás[2]

En 1773 fue elegido académico de la Historia y en 1776 Secretario de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y fue, además, miembro de la Real Sociedad Bascongada y de la Económica de Madrid, entre otras distinciones.

Antonio Ponz fue una figura esencial de la política cultural borbónica y trabajó en la recopilación de obras y reliquias de la Biblioteca de El Escorial, completando su galería de retratos y copiando algunos cuadros de maestros italianos. Por otra parte, aunque no abogó por la creación de museos en España, sí llegó a concienciar sobre la necesidad de «dar a conocer y proteger el patrimonio artístico nacional».[3]

Biografía

Recibió una formación muy completa, humanística, artística y teológica, en Segorbe, la Universidad de Valencia, Gandía y la Escuela de las Tres Artes de Madrid. Estudió pintura en Valencia con Antonio Richarte. Residió en Italia entre 1751 y 1760, donde amplió sus conocimientos artísticos. Allí conoció a Pedro Francisco Jiménez de Góngora y Luján, I duque de Almodóvar, que más adelante sería director de la Real Academia de la Historia (1792-1794) y trabó amistad con Rafael Mengs. Con Johann Joachim Winckelmann profundizó en el arte clásico y Francisco Pérez Bayer le instruyó en materia histórica. Se estableció en Roma y visitó Nápoles en 1759; allí conoció, con Bayer, las recientemente descubiertas ruinas de Pompeya y Herculano.[1]

Other Languages
English: Antonio Ponz
français: Antonio Ponz
italiano: Antonio Ponz