Antonio Meucci

Antonio Meucci
Antonio Meucci.jpg
Información personal
Nombre de nacimientoAntonio Santi Giuseppe Meucci Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento13 de abril de 1808 Ver y modificar los datos en Wikidata
Florencia, Italia Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento18 de octubre de 1889 Ver y modificar los datos en Wikidata (81 años)
Staten Island, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
ResidenciaStaten Island Ver y modificar los datos en Wikidata
NacionalidadEstadounidense e italiana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Cónyuge
  • valor desconocido Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
  • Academia de Bellas Artes de Florencia Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónInventor e ingeniero Ver y modificar los datos en Wikidata
ÁreaElectrodinámica Ver y modificar los datos en Wikidata
Obras notables

Antonio Santi Giuseppe Meucci (Florencia, 13 de abril de 1808-Nueva York, 18 de octubre de 1889)[2]

Biografía

Estudió ingeniería química e ingeniería industrial en la Academia de Bellas Artes de Florencia, que además de formar artistas plásticos como pintores o escultores también poseía profesorado y laboratorios de física y química.[1]

Se casó el 7 de agosto de 1834 con Ester Mochi. Luego fue acusado de participar en una conspiración del Movimiento de Unificación Italiana con la sociedad secreta de los carbonarios y fue encarcelado tres meses, en 1835.[1]

En octubre de 1835, Meucci y su esposa dejaron Florencia para nunca regresar. Emigraron al continente americano, parando primero en Cuba donde Meucci aceptó un trabajo en el Gran Teatro Tacón (en La Habana). En 1850, Meucci y su esposa emigraron a los Estados Unidos, y llegaron a Clifton (en Staten Island), que por ferry quedaba a 3 km frente al distrito de Brooklyn, y a 10 km del distrito de Manhattan, en la ciudad de Nueva York, donde Meucci vivió el resto de su vida.[1]

En su nuevo hogar, Meucci fue siempre respetado como un prohombre de la comunidad italiana de Nueva York. Había levantado una fábrica de velas y acogía a cualquier italiano que necesitara ayuda. Garibaldi pasó por casa de Meucci durante su periplo americano.[1]

Invención del teléfono

El inventor italiano Antonio Meucci (pronunciado [meúchi], 1808-1889) fue el inventor del «telettrófoni», posteriormente bautizado como «teléfono».[3]

En 1854,[4]​ Meucci construyó un teléfono para conectar su oficina (en la planta baja de su casa) con su dormitorio (ubicado en el segundo piso), debido a que su esposa estaba inmovilizada por el reumatismo. Sin embargo, Meucci carecía del dinero suficiente para patentar su invento, aunque sí patentó otros inventos que él creía más redituables, como un filtro económico para la depuración del agua y el uso de la parafina en la fabricación de velas (que hasta ese momento se fabricaban con grasa de animales, muy contaminantes y sucias).[5]

En 1860 Antonio Meucci hizo público su invento, el teletrófono. En una demostración pública, la voz de un cantante se trasmitió a una considerable distancia. La prensa italiana de Nueva York publicó una descripción del invento y un tal Sr. Bendelari se llevó a Italia una copia del prototipo, y la documentación necesaria para producirlo allí, pero no se volvió a saber de él, como tampoco se materializó ninguna de las ofertas que surgieron tras la demostración.[6]

Consciente de que alguien podía robarle la patente, pero incapaz de reunir los 250 dólares (unos 7900 dólares de 2016)[7]​ que costaba la patente definitiva, tuvo que conformarse con un cáveat (‘aviso’, trámite preliminar de presentación de documentación para el patentamiento, con vigencia de un año) que registró el 28 de diciembre de 1871 y que pudo permitirse renovar ―por 10 dólares (o 314 dólares de 2016)―[8]​ solo en 1872 y 1873.[6]

Un accidente, la explosión del vapor Westfield, del que sale con severas quemaduras, obliga a su esposa a vender los trabajos de Antonio a un prestamista, por 6 dólares. Cuando, una vez repuesto, vuelve para recuperarlos la casa de empeño dice haberlos vendido a un hombre joven al que nunca se pudo identificar.

Meucci contra Bell

En cuanto tuvo el acuse de recibo de Patentes, Antonio Meucci volvió a empeñarse en demostrar el potencial de su invento. Para ello, ofreció una demostración del «telégrafo parlante» a un empresario llamado Edward B. Grant, vicepresidente de una filial de la Western Union Telegraph Company. Cada vez que Meucci trataba de avanzar, se le decía que no había hueco para su demostración, así que a los dos años, Meucci pidió que le devolvieran su material, a lo que le contestaron que se había perdido.[9]

En 1876, Alexander Graham Bell registró una patente que realmente no describía el teléfono pero lo mencionaba como tal.[10]​ Cuando Meucci ―que vivía cerca de Nueva York― se enteró, pidió a un abogado que reclamara ante la oficina de patentes de los Estados Unidos en Washington, algo que nunca sucedió. Sin embargo, un amigo que tenía contactos en Washington, se enteró de que toda la documentación referente al telégrafo parlante registrada por Meucci se había perdido.[9]

Una investigación posterior puso en evidencia un delito de prevaricación por parte de algunos empleados de la oficina de patentes con la compañía de Bell. En un litigio posterior entre la empresa Bell Telephone Company (creada en 1877) y Western Union, afloró que existía un acuerdo por el cual Bell pagaría a la Western Union un 20 % de los beneficios derivados de la comercialización de su invento durante 17 años.[11]

Diez años después, en un proceso legal de 1886, Meucci tuvo que demandar incluso a su propio abogado, sobornado por el poderoso Bell. Sin embargo Meucci supo hacer entender al juez que no cabía duda en cuanto a la autoría del invento registrado. Pese a la declaración pública del entonces secretario de Estado: «Existen suficientes pruebas para dar prioridad a Meucci en la invención del teléfono».[11]

A pesar de que el Gobierno de Estados Unidos inició acciones legales por fraude contra la patente de Alexander Graham Bell, el proceso embarrancó en el arenal de los recursos por los abogados de Bell, hasta cerrarse en 1889 debido a la muerte de Meucci.[9]

Other Languages
azərbaycanca: Antonio Meuççi
brezhoneg: Antonio Meucci
čeština: Antonio Meucci
Esperanto: Antonio Meucci
français: Antonio Meucci
hrvatski: Antonio Meucci
Bahasa Indonesia: Antonio Meucci
italiano: Antonio Meucci
latviešu: Antonio Meuči
Malagasy: Antonio Meucci
Nederlands: Antonio Meucci
português: Antonio Meucci
română: Antonio Meucci
sicilianu: Antoniu Meucci
Simple English: Antonio Meucci
Kiswahili: Antonio Meucci
Türkçe: Antonio Meucci
українська: Антоніо Меуччі
Tiếng Việt: Antonio Meucci