Antonio Mairena

Antonio Mairena
Mausoleo de Antonio Mairena en Mairena del Alcor.
Datos generales
Nombre real Antonio Cruz García
Nacimiento 7 de septiembre de 1909
Origen Mairena del Alcor ( Sevilla, Andalucía, España) Bandera de España
Nacionalidad Española
Muerte 5 de septiembre de 1983
Ocupación cantaor
Información artística
Otros nombres Antonio Mairena
Género(s) Flamenco
Instrumento(s) voz
Artistas relacionados Melchor de Marchena, Fernanda de Utrera, Manolo Mairena
[ editar datos en Wikidata]

Antonio Cruz García conocido como Antonio Mairena ( Mairena del Alcor - Sevilla, 7 de septiembre de 1909Sevilla, 5 de septiembre de 1983) fue un cantaor de flamenco. Entre otros premios recibió la III Llave de Oro del Cante, la Medalla al Mérito al Trabajo, Medalla de Oro de las Bellas Artes e Hijo Predilecto de Andalucía a título póstumo. Es una de las figuras más relevantes en la historia del flamenco.[1]

Biografía

Nació con el nombre de Antonio Cruz García, hijo de Rafael Cruz Vargas y Aurora García Heredia, en una familia gitana, asentada en Mairena del Alcor desde los tiempos de Carlos III.[3]

Sus hermanos Francisco (1914-1993) y Manuel (1934-2013) también fueron cantaores de relevancia. Según narración del propio Mairena, de su familia gitana solo cantaba su abuelo, Antonio Cruz Reyes; su padre era un buen aficionado al flamenco y su madre solamente bailaba en las fiestas familiares.[4]

A principios de los años 1920, con motivo de la visita a Mairena del cantaor Faíco, Antonio cantó por primera vez en público en una fiesta familiar, interpretando un tango de Pastora Imperio titulado "Soy grande con ser gitano" y con el que impresionó a los asistentes. Antonio empezó entonces a cantar en reuniones familiares, bautizos, bodas, así como en cafés en la localidad de Carmona; en ese momento sus cualidades como cantaor ya empezaban a ser apreciadas. Por ello quiso participar en el Concurso de Cante Jondo de Granada organizado por Manuel de Falla y Federico García Lorca en 1922. Sin embargo, no lo hizo por dos motivos: la negativa de su padre a dejarle marchar y el no tener posibilidad económica de hacer el viaje. Dos años más tarde, Antonio Mairena sí consiguiría presentarse en el Concurso de la Feria de Alcalá de Guadaíra; contaba entonces con catorce años de edad y allí fue ganador del primer premio interpretando una seguiriya y una soleá. Joaquín el de la Paula le entregó el primer premio, con una dotación de 20 duros. Su nombre artístico era "Niño Rafael"; más tarde se le comenzaría a conocer por "Niño de Mairena", siendo Manuel Torre quien le diera este último nombre.[5]

Antonio tuvo que trabajar en una taberna de Arahal para ayudar a la familia. Su madre falleció en 1928 y su padre volvió a contraer matrimonio, del cual nacieron Ángela y Manuel, quien también se convertiría en cantaor. Antonio se trasladó a vivir a Carmona, donde inició su investigación en los cantes antiguos con la ayuda de Diego el de Brenes; fue el primer paso de una larga trayectoria de recuperación de formas perdidas o casi olvidadas en el flamenco. Su siguiente paso fue el intentar formar parte de los espectáculos de la llamada Ópera Flamenca que se ofrecían en los cafés cantantes de Sevilla, pero no tuvo éxito, debido al estilo tradicional y puramente flamenco que practicaba y que resultaba difícil para el público. Sí pudo conseguir más reconocimiento en las fiestas privadas de artistas que se celebraban en la Alameda de Hércules; así, en 1929, consiguió empezar a actuar en algunos espectáculos. En 1930 actuó en el cabaret Kursaal de Sevilla, acompañado por la guitarra de Javier Molina. También aquel año organizó un espectáculo benéfico en Mairena junto a Manuel Torre.[6]

Llave de Oro del Cante y pañuelo y sombrero pertenecientes al artista.

Antonio se incorporó al servicio militar en África en enero de 1931. Luego se instaló en Sevilla. Entre 1933 y 1936, el cantaor siguió actuando en reuniones y fiestas privadas en la zona de la Alameda de Hércules, alcanzando una fama acrecentada por su interpretación de las saetas durante la Semana Santa de 1933. En aquella época aún se le conocía como "El Niño de Mairena". Carmen Amaya lo contrató para grabar en Barcelona la canción de su película María de la O. En 1936 Antonio conoce al guitarrista Melchor de Marchena, quien le acompañó durante toda su carrera y se convirtió en una apoyo fundamental en su obra.[7]

Tras el inicio de la Guerra Civil, sus hermanos en edad militar, Curro y Juan, fueron llamados a filas, y Antonio permaneció junto a sus padres para poder ayudar económicamente; por ello tuvo que rechazar el ofrecimiento de Carmen Amaya para acompañarla como cantaor en una gira por América y permaneció cantando en locales de la Alameda. Al finalizar la guerra, Antonio se instaló en Carmona y en 1941 grabó sus cuatro primeros discos para la discográfica La Voz de su Amo. La idea inicial de Antonio Mairena era grabar seguiriyas, soleares, alegrías, bulerías y tangos, pero la discográfica le obligó a grabar fandangos y cuplés por bulerías, por ser estilos que estaban más de moda.[8]

Su figura artística cobró más relevancia tras esta grabación y empezó a formar parte de diferentes compañías, como la de Juanita Reina en 1943 y la de ballet de Pilar López en 1944. Se trasladó a Madrid en 1945 para actuar en la venta La Capitana, donde compartía cartel con Juanito Mojama, Niño de la Calzada y José Cepero, entre otros. También actuó de forma permanente en el tablao Villa Rosa y el cabaret Samba en 1946. Formó parte del espectáculo de Carmen Amaya basado en romances de Lorca y representado en el Teatro Fuencarral. En 1950 Antonio Mairena realizó una gira por Europa y el norte de África con los Ballets Españoles de Teresa y Luisillo. Igualmente en 1950, Hispavox editó la primera Antología del Arte Flamenco, dirigida por el guitarrista Perico el del Lunar. Aquello hizo que diferentes artistas flamencos empezaran a sonar en la radio y por consiguiente a poder llegar a un público más amplio, ya que el flamenco era un género minoritario. Antonio Mairena grabó cuatro discos para la casa Columbia, lo que le permitió alcanzar una cierta difusión. También grabó en Tánger un disco junto a Paco Valdecillo en el que interpretaba cantes de Enrique el Mellizo y fandangos.[9]

Antonio Mairena entró a formar parte de la compañía de Antonio el Bailaor, en la que permaneció diez años y con la que recorrió Europa, América y Asia. Con esta compañía pudo darse a conocer a un público más amplio lo que significó su consolidación definitiva como cantaor. En 1954 grabó un disco en Londres que incluía seguiriyas, soleá, cantiña, liviana y la Nochebuena de Jerez; aquel disco tuvo éxito y le mostró como un maestro del cante flamenco puro. Tras este disco siguió grabando con la casa Columbia, siendo uno de los títulos más destacado Cantes de Antonio Mairena (1958).[10]

En 1958 se creó la Cátedra de Flamencología de Jerez, de la cual un año más tarde se nombró a Antonio Mairena como director honorario. Por este motivo se le tributó un homenaje en Jerez, en el que participaron los poetas Ricardo Molina, Antonio Murciano y Manuel Ríos Ruiz.[11]

Llave de Oro del Cante entregada a Antonio Mairena el 21 de mayo de 1962 en el Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba.

La Llaves de oro del Cante

En 1962, el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba decidió ofrecer de nuevo la Llave de Oro del Cante, un galardón que tenía en su poder el cantaor Manuel Vallejo, quien había fallecido en 1960. Los concursantes fueron Fosforito, Chocolate, Juan Varea, Pericón de Cádiz, Platero de Alcalá y el mismo Antonio Mairena, que ofreció una memorable actuación en la que interpretó cantes de El Planeta, El Fillo, Tomás el Nitri, Silverio y Manuel Torre. El jurado, compuesto entre otros por el poeta Ricardo Molina y el cantaor Juan Talega, le entregó la Llave de Oro del Cante de manos de Antonio el Bailaor.[13]

Other Languages
français: Antonio Mairena
Nederlands: Antonio Mairena