Antonio José de Irisarri

Antonio José de Irisarri
AntonioJoseIrisarri1880.jpeg
Antonio José de Irisarri en una fotografía de Díaz y Spencer en Santiago de Chile.

Coat of arms of Chile (1812-1814).svg
Director Supremo Interino de Chile
7 de marzo de 1814- 14 de marzo de 1814
Predecesor Agustín Eyzaguirre Arechavala (Presidente de la Junta)
Sucesor Francisco de la Lastra

Información personal
Nacimiento 7 de febrero de 1786
Bandera del Imperio español Ciudad de Guatemala, Capitanía General de Guatemala, Imperio español
Fallecimiento 10 de junio de 1868 (82 años)
Bandera de Estados Unidos Nueva York, Estados Unidos de América
Lugar de sepultura Cementerio General de la Ciudad de Guatemala Ver y modificar los datos en Wikidata
Residencia
Nacionalidad Guatemalteca Ver y modificar los datos en Wikidata
Religión católico
Familia
Padres
  • Juan Bautista de Irisarri Larazaín Vicuña y Aranibar[1]
  • María de la Paz Alonzo Barragán y Sotomayor[2]
Hijos Hermógenes Irisarri
Información profesional
Ocupación Militar
[ editar datos en Wikidata]

Antonio José de Irisarri Alonzo ( Capitanía General de Guatemala, Imperio español; 7 de febrero de 1786- Nueva York, Estados Unidos; 10 de junio de 1868) fue un militar, político, diplomático y escritor guatemalteco- chileno que destacó en la independencia de Chile.

Biografía

Primeros años

Retrato en miniatura de Irisarri realizado por su nieto, el pintor y caricaturista chileno Antonio Smith Irisarri. Museo Histórico Nacional de Chile.

Su padre, Juan Bautista de Irisarri Larazaín Vicuña y Aranibar —originario de Navarra— se radicó en la Capitanía General de Guatemala y tuvo mucho éxito en los negocios que tenía con la Nueva Granada, Nueva España, Madrid, Cádiz y varias ciudades en las colonias británicas en Norteamérica.[6]

Tras la muerte de su padre en 1805, tuvo que encargarse de la cuantiosa herencia del fallecido;[11]

En 1808 se embarcó para Lima, en donde permaneció ocho meses en trámites de la herencia de su fallecido padre, y nuevamente tuvo la oportunidad de relacionarse con las principales autoridades españolas; luego pasó a Chile, en donde vivían numerosos familiares de apellido Lazaraín y Vicuña.[13]

Independencia de Chile

En 1811 fue regidor del cabildo de Santiago y participó activamente en el movimiento independentista, escribiendo artículos bajo varios pseudónimos en los periódicos El Semanario Republicano y El Monitor Americano.[15]​ Fue uno de los gestores del tratado de Lircay de 1814 entre realistas y patriotas a fines de la Patria Vieja.

Fue deportado a Mendoza ( Argentina) tras el triunfo de los realistas,[19]

Embajador de Chile en Inglaterra

En 1822, estando de embajador de Chile en Londres, invitó a su amigo personal Andrés Bello para que ocupara el cargo de secretario de la embajada con un sueldo de dos mil pesos anuales.[21]

Guerra civil de Centroamérica

Quedó en la ruina tras el fracaso de sus empresas de capital británico, así que abandonó Londres para regresar a Centroamérica, la cual se encontraba en medio de la Guerra Civil Centroamericana en 1827.[23]

El 20 de octubre de 1828, cuando la guerra civil estaba en su apogeo, el gobierno de Aycinena lo nombre Ministro de la Guerra, con el grado de coronel, para que restableciera la disciplina en las filas del ejército guatemalteco.[26]

Irisarri logró escapar de la cárcel salvadoreña el 7 de enero de 1830 y se embarcó en Acajutla hacia Guayaquil, en Ecuador, en donde se refugia.[27]

Tratado de Paucarpata

Mariscal Andrés de Santa Cruz, protector de la Confederación Perú-Boliviana, derrocado el 20 de febrero de 1839; llegó a Guayaquil junto con Irisarri.[28]​ Foto del Archivo Courret.

Pocos meses después de estar en Guayaquil, regresó a Chile a reunirse con su esposa; de allí partió para Bolivia a arreglar asuntos legales del a familia de su esposa.[31]

El 20 de agosto de 1838, la Corte de Justicia de Santiago de Chile falló «contra el gobierno chileno, declarando que el pacto había salvado al ejército de ser infructuosamente destruido», basado en el alegato de Defensa de los tratados de paz de Paucaparta que escribió Irisarri.[28]

Paso por Colombia

Tomás Cipriano de Mosquera, presidente de Colombia en 1846 y amigo personal de Irisarri.[32]

En 1845 viajó a Colombia —entonces conocida como Nueva Granada—, llegando a Bogotá a finales de enero de 1846.[16]

Cuando dijeron que el autor tendría que ser el judío errante que acababa de llegar a Colombia, Irisarri cambió el nombre por el de cristiano errante, y así Nosotros, orden y liberad dejó de publicarse el 1 de agosto de 1846 siendo sustituido por El cristiano errante a partir del 8 de mayo de ese año.[34]

En 1847 el presidente Mosquera fue obligado a dimitir, e Irisarri tuvo que salir para Venezuela al ser víctima de feroces ataques de los enemigos de Mosquera, dejando inconclusa la publicación de su autobiografía en El cristiano errante.[16]

Misiones diplomáticas en los Estados Unidos

Dr. Lorenzo Montúfar, ideólogo liberal guatemalteco. Grabado de La Ilustración Española y Americana

En 1847 fue nombrado embajador de Guatemala ante Nueva Granada, pero ya no pudo ejercer el cargo orque salió de viaje hacia Jamaica, Puerto Rico y Cuba —entonces todavía parte del Imperio Español—; finalmente en 1849 se estableció en Nueva York.[36]

Seis años más tarde fue nombrado ministro plenipotenciario de Guatemala y El Salvador ante los Estados Unidos, y como tal, defendió arduamente junto con Luis Molina, encargado de negocios de Costa Rica el derecho que asistía a las pequeñas naciones centroamericanas ante la invasión del filibustero William Walker, personaje al que incluso toleraba el gobierno estadounidense.[37]

En 1863 dejó de representar a El Salvador ante el gobierno estadounidense, pues se declaró la guerra entre el gobierno liberal de ese país, al mando de Gerardo Barrios, y el conservador de Guatemala, al mando del general Rafael Carrera; los liberales salvadoreños, ansiosos de establecer una federación liberal en toda Centroamérica querían acabar con el régimen pro-catolicismo que imperaba en Guatemala y la acusaron de haber invadido con hordas de forajidos el territorio de Santa Ana en El Salvador.[38]​ La guerra se decidió en favor de las fuerzas guatemaltecas lideradas por Carrera, mientras que el conflicto diplomático entre Irisarri, y el doctor Lorenzo Montúfar —guatemalteco liberal que estaba representando los intereses del gobierno de Gerardo Barrios en perjuicio de los del gobierno conservador de Guatemala— dejó para la posteridad sendas cartas públicas que manifiestan la postura histórica y política de sus respectivos partidos y países en ese momento: