Antonio Hugo de Omerique

Antonio Hugo de Omerique ( Sanlúcar de Barrameda ( Cádiz, 6 de enero de 1634 - ¿?) fue un matemático del siglo XVII.

Biografía

Hijo de familia de comerciantes (Hugo Antonio y María David) y posiblemente de origen judaico, estudió en el colegio de la Compañía de Jesús en Cádiz, de forma que llegó a dominar el latín con pureza, precisión y elegancia. Publicó hacia 1689, bajo la dirección de Jakub Kresa, un matemático jesuita checo entonces profesor en el Colegio Imperial de Madrid, una traducción de Euclides (libros XVII y XVIII).

Se le deben asimismo un tratado de aritmética y otro de trigonometría, así como un tratado de análisis geométrico: Analysis geometrica, sive nova et vera methodus resolvendi tam problemanda geometrica quam arithmeticas quaestiones ("Análisis geométrico o Método de resolución de problemas nuevos y verdaderos, así como de cuestiones aritméticas", 1698), obra que mereció el elogio de Isaac Newton, nada proclive a ellos, en una carta del año siguiente:

Es obra juiciosa y de valor que responde a su título, porque expone en la forma más sencilla el método de restaurar el análisis de los antiguos, que es más sencillo y más a propósito para un geómetra que el álgebra de los modernos. Así, su método le conduce más fácil y directamente a la resolución de problemas. Generalmente llega a resoluciones más sencillas y elegantes que las obtenidas con el álgebra.

En esta obra se muestra émulo de Marino Ghetaldi. Fue igualmente apreciado por Johann Wilhelm Von Camerer (1763-1847) en su De tractionibus (1795), por Montucla en su Historia de las matemáticas (tomo II), por Lucio del Valle y José Echegaray y también luego Michel Chasles, en su revisión histórica de las matemáticas.

En Madrid tuvo ocasión de volver a encontrarse con el príncipe Roger de Vintimille y recoger algunos de sus problemas. Ciertos historiadores, por ejemplo Albert Dou, consideran a Hugo de Omerique como un sucesor de François Viète.

Other Languages